Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

Pamela y los otros

0

Una mujer es maltratada, es actriz y feminista y decide hacer un monólogo autobiográfico sobre violencia de género, con humor e ironía. El relato teatral tiene éxito y se hace taller en los institutos. Ofende en su momento a algunos padres y madres, y a algunos estudiantes. Ahora ofende también a una asociación de hombres nada menos que maltratados, que convierten su ofensa rabiosa en querella. Una jueza al parecer se siente ofendida ella también (me acuerdo de Las mujeres perfectas), la admite a trámite y si nada ni nadie lo remediamos, esta mujer, actriz y activista feminista tendrá que ir a declarar el próximo 15 de septiembre en el juzgado de instrucción número 15 de Madrid. Acusada de un delito de ¡odio contra los hombres!, en la España de 2021. No es una historia que haya escrito Margaret Atwood, aunque tenga una banda sonora heavy, machacona, ensordecedora, brutal, a ritmo de tuit y de mazo, tanto monta, monta tanto.

La acusada, a la que su ex novio intentó matarla más de una vez, se llama Pamela Palenciano Jódar. Los nombres de los hombres que se escudan en la asociación de hombres maltratados no los conocemos todos, como tampoco conozco de momento el nombre todos los jueces que los amparan. A ciertos hombres como estos se les da muy bien ampararse en el genérico que lo quiere abarcar todo, mientras exponen, profanan y pisotean el nombre de una mujer a la que señalan públicamente para que no se nos olvide, a las demás, lo que puede pasarnos si osamos comportarnos como ella, o la apoyamos. Si osamos hacer nuestro lo de que no solo duelen los golpes. Lo de siempre, vaya.

En cambio, cómo se aferran al generalismo para sentirse aludidos, con el tan siempre a punto no todos los hombres somos maltratadores. Por lo visto forman parte de un bufete de abogados y conocen cómo va esto de la judicatura. Llevarlo al juzgado es el penúltimo paso previo acoso insistente en redes, escudado en un trato degradante a los hombres que saben perfectamente que va a calar en cierto sector judicial que manda. Y, de paso, siguen con la escenografía victimista de cara a una galería de hombres que ni se cuestionan, ni están dispuestos a ceder un ápice de sus privilegios.

Pero esto no va de Pamela, o no sólo de ella. Va de todas. Y de todo aquel que no sea misógino. O es que lo que le pase a una mujer, a las mujeres, no importa, es lo normal, no sólo hay mujeres maltratadas, hay denuncias falsas, ella se lo ha buscado, bla bla bla. No solo le duelen los golpes a Pamela. Y si no lo demostramos de forma contundente, dejaremos que nos ganen un poquito más de terreno y borrado, afianzarán la aplicación de unas leyes que valen más para unos que para otras y contribuiremos aún más a esta delirante confusión donde la violencia machista no tiene otro nombre más que ese.

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
13 de septiembre de 2021 - 16:21 h

Descubre nuestras apps