eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Abdo Benítez arremete contra Cartes y ahonda la brecha entre el oficialismo paraguayo

- PUBLICIDAD -
Abdo Benítez arremete contra Cartes y ahonda la brecha entre el oficialismo paraguayo

Abdo Benítez arremete contra Cartes y ahonda la brecha entre el oficialismo paraguayo

Asunción, 9 nov (EFE).-El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, avivó la división interna en el oficialismo tras regresar el jueves de su viaje a Italia, cuando arremetió contra su antecesor, Horacio Cartes, con unas abruptas declaraciones que complican la reconciliación del Partido Colorado.

Esa visita a Italia, en la que Abdo Benítez fue recibido por el papa Francisco, fue el detonante de esas declaraciones del presidente, que llamó a Cartes "poco hombre", agrandando más la brecha en el conservador Partido Colorado.

El mandatario ahondó además en esa herida al apoyar la intervención por supuesta malversación de fondos en la municipalidad de Ciudad del Este, segunda urbe de Paraguay y en manos del "clan Zacarías", aliados de Cartes.

Esas polémicas declaraciones, que dio Abdo Benítez en el aeropuerto de Asunción y visiblemente enojado, fueron una respuesta a las críticas en algunos medios del país por lo abultado de la comitiva que viajó a Roma.

Varios de esos medios hicieron incidencia en la presencia en la delegación de la exmodelo Marly Figueredo, esposa del senador colorado Rodolfo Friedmann, enemigo declarado de Cartes.

En el aeropuerto, Abdo Benítez arremetió contra Cartes al identificarlo como la mano detrás de esas criticas y a través de los medios de prensa ligados a sus empresas.

Y se refirió a Cartes como "poco hombre" por "dedicarle tanto espacio (en esos medios) a manosear a una mujer paraguaya que es esposa de un senador que me acompañó", en referencia a Friedmann y Figueredo.

Abdo Benítez destacó que se trata de ataques que son parte de una estrategia del cartismo contra Friedmann, quien ocupa el escaño en el Senado por el que fue electo Cartes en los comicios de abril.

Friedmann propuso el pasado septiembre al Senado que instara a la Fiscalía a investigar a Cartes por supuesto lavado de dinero y contrabando de cigarrillos desde sus empresas tabaqueras, lo que no prosperó en la Cámara Alta.

Las relaciones entre Honor Colorado, el sector que lidera Cartes, y Colorado Añetete, el de Abdo Benítez, se enturbiaron precisamente a raíz de ese frustrado intento del expresidente de jurar como senador.

Cartes no llegó a ocupar ese asiento ya que a finales de junio fue excluido de la lista de los senadores electos por el entonces presidente de la Cámara Alta, Fernando Lugo, con el argumento de que no podía jurar como senador siendo presidente.

Pero antes de las elecciones, cuando Cartes presentó al Senado su renuncia a la Presidencia, para no caer en duplicidad de funciones, esa fue rechazada en la Cámara Alta debido a la falta de quórum propiciada varios senadores de Colorado Añetete.

Desde entonces, Cartes y su entorno se sienten traicionados por el sector de Abdo Benítez, quien contó con el apoyo del exmandatario en las elecciones que le llevaron a la Presidencia.

Si bien ha habido intentos de reconciliación, estos no han prosperado.

Además, Abdo Benítez ha puesto como condición para la unidad que esta no se base en la "impunidad", en relación a legisladores de Honor Colorado que están imputados por corrupción.

En esa batalla contra la impunidad basó Abdo Benítez su apoyo a la intervención de la municipalidad de Ciudad del Este, controlada por Sandra McLeod, investigada por presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación criminal.

La Fiscalía también investiga por los mismos delitos al marido de McLeod, el senador Javier Zacarías, anterior intendente de Ciudad del Este.

Para el 27 de noviembre está fijada la sesión en la que la Cámara Baja tratará la intervención, que de ser aprobada será remitida al Poder Ejecutivo para la designación de un interventor, cuyo dictamen será nuevamente decidido por el pleno.

En su furiosa diatriba en el aeropuerto, Abdo Benítez declaró que él estará encabezando las concentraciones a favor de la intervención previstas ese día frente al Congreso.

El senador Zacarías ya ha respondido calificando esa toma de postura de Abdo Benítez como una persecución política y una violación del estado de derecho.

Un nuevo capítulo en el enfrentamiento entre los dos sectores del oficialismo, un crispado pulso que según algunos analistas está condicionado la agenda del Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha