eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ana Pastor expulsa a Gabriel Rufián del Hemiciclo y Borrell acusa a otro diputado de ERC de escupirle

El diputado republicano llama "fascistas" a Ciudadanos y a los socialistas y reclama la dimisión del ministro por ser un "hooligan" de Sociedad Civil Catalana 

ERC niega que Jordi Salvador haya escupido a Borrell y reclama el amparo de Ana Pastor, que llevará los incidentes de este miércoles a la Mesa del Congreso

Pedro Sánchez pide "disculpas" a la sociedad por el "espectáculo" que se ha presenciado y considera "inaceptable" la actitud de Rufián con Borrell

107 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Máxima tensión en el Congreso durante el enfrentamiento de Josep Borrell y Gabriel Rufián en la sesión de control al Gobierno. El diputado de ERC ha acabado expulsado por Ana Pastor, después de que la presidenta de la Cámara le llamara el orden en tres ocasiones por quedarse de pie tras su intervención, en actitud desafiante, comparando a los socialistas con PP y Ciudadanos, a quienes había llamado "fascistas" mientras toda la bancada del PSOE y el Gobierno aplaudían, también en pie, al ministro de Exteriores. 

Junto a Rufián han abandonado el Hemiciclo el resto de diputados de ERC en actitud de protesta por la decisión de Pastor. 

Rufián ha acusado a Borrell de ser el "ministro más indigno de la historia de la democracia española". "No es un ministro, sino un hooligan de Sociedad Civil Catalana, una vergüenza para su grupo porque es una organización de extrema derecha". El diputado de ERC le ha reclamado la dimisión tras decir que es una "vergüenza que se mofe de Junqueras mientras se pudría en una cárcel de Madrid".

"Ha vertido serrín y estiércol, que es lo único que es capaz de producir", le ha espetado Borrell en su respuesta. En ese momento, la bancada socialista y los miembros del Gobierno se han puesto en pie para ovacionar al ministro. También los diputados del PP. Rufián se ha levantado para señalar la coincidencia entre ambas bancadas y con Ciudadanos. Les acusaba, a gritos, de ser el "tripartito del 155". 

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha llamado tres veces al orden a Rufián, por lo que le ha expulsado del Pleno. Todos los diputados de ERC lo han abandonado en solidaridad. Cuando pasaban por delante de la bancada del Gobierno, Jordi Salvador se ha girado hacia el escaño de Borrell. "¡Eh, eh!", le ha gritado Borrell. "Creo que el Congreso es el lugar donde se usa la palabra no donde se escupe como acaba de ocurrir", ha expresado el ministro, visiblemente contrariado. 

En las imágenes de la emisión del Congreso no se aprecia si Salvador escupe o no a Borrell.

En declaraciones a los medios en el pasillo del Congreso, el ministro ha asegurado que le ha escupido  directamente, aunque ha evitado dar más detalles –"No voy a hacer la anatomía del escupitajo", ha dicho–, mientras que en la bancada socialista aseguran que Salvador "ha hecho el gesto como de escupir al suelo". "He visto como uno hacía como un ademán de escupir", ha dicho la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, que ha intentado rebajar el tono y ha reconocido que "hace mucho tiempo que se pasaron todos los límites" con expresiones como "golpistas", "filoetarras" o "fascistas". La dirigente socialista ha acusado también al PP de "alimentar la tensión". 

Pastor ha lamentado, en un pequeño discurso, la actitud de los diputados no solo en la jornada de hoy, sino durante toda la legislatura. La presidenta del Congreso ha anunciado que retirará del Diario de Sesiones las referencias cruzadas entre representantes de Ciudadanos y de ERC ("golpistas" y "fascistas"), algo que ya ha hecho en el pasado.

La presidenta, además, ha criticado por "machista" el uso de la palabra "institutriz" para referirse a ella que recogía hace poco una columna de Sergi Pàmies en La Vanguardia. Pastor, compungida, ha reclamado que los diputados no utilicen sus turnos en el Hemiciclo para insultarse, sino para confrontar ideas.

La presidenta llevará a una próxima reunión de la Mesa del Congreso lo ocurrido en el Pleno del miércoles, según ha informado su portavoz. El Reglamento recoge como opciones que el máximo órgano de Gobierno de la Cámara Baja retire a sus miembros  temporalmente la condición de diputado o prohibirle asistir a futuras sesiones..

ERC niega el escupitajo y pide amparo

El grupo parlamentario de ERC ha comparecido a media mañana ante los medios para negar que Salvador haya escupido a Borrell y para pedir al ministro de Exteriores que rectifique sus declaraciones.

En un comunicado leído por el portavoz del grupo, Joan Tardá, los republicanos se han "reafirmado" en su decisión del martes de responder con la palabra "fascismo" a cualquiera que les llame "golpistas" durante un Pleno.

"No se puede acusar de golpismo a un partido democrática sin pruebas", ha apuntado Tardá, secundado por los demás diputados de ERC. El portavoz catalán ha acusado a Borrell de aprovechar la ocasión"para insultar" y decir que Rufián "solo produce serrín y estiércol".

"Hacemos nuestras las palabras de la presidenta Pastor", ha proseguido. "No puede continuar esta escalada. ERC volverá al Pleno, pero reclamará el amparo de la presidenta para que no se producen nuevos insultos".

Sobre la existencia del escupitajo, Tardá ha pedido que "los servicios de la Cámara ponga a disposición de los medios la grabación [del momento]".

Pedro Sánchez pide disculpas y se solidariza con Borrell

Varias horas después del suceso, Pedro Sánchez ha escrito un post en Facebook en el que pide disculpas a la sociedad y emplaza a los diputados a hacerlo por el "espectáculo" que se ha vivido en el Congreso. "Es el momento de que todos y todas hagamos una reflexión. En especial, los diputados y diputadas que utilizan la palabra para insultar y no para dialogar. Con sus actuaciones no solo se descalifican a sí mismos, también socavan la dignidad de una institución tan importante como el Congreso de los Diputados. Socavan la dignidad misma de la Democracia", señala el presidente. 

Sánchez advierte de que "no es la primera vez" que se vive una sesión crispada en el Parlamento: "Yo mismo he sido objeto de palabras gruesas y graves insultos hace pocas semanas", asegura en referencia al Pleno en el que Pablo Casado le acusó de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado en Cataluña", que provocó la ruptura de las relaciones entre ambos dirigentes. 

"Hago un llamamiento a todos los representantes políticos para que desde la defensa de los ideales y principios de cada uno, trabajemos para que los debates siempre sean sosegados y constructivos", pide el presidente, que avisa de que el enfrentamiento entre Rufián y Borrell, y la consiguiente reacción de Salvador, "camina en la dirección" de la "desafección ciudadana" hacia la política. 

El presidente considera que Borrell "ha tenido que soportar palabras y gestos inaceptables" y muestra su solidaridad con su ministro de Exteriores. Además, agradece las palabras de la presidenta del Congreso en favor de la "moderación". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha