eldiario.es

9

El juez Llarena deja en libertad sin fianza a Artur Mas

El expresident constata en el Supremo que hubo un referéndum en Catalunya y que lo que siguió no fue una declaración de independencia

Alude durante su declaración a las reuniones secretas antes del 9-N de 2014 con el Gobierno de Rajoy y el PSOE y a ese clima de negociación roto después 

Niega la existencia de un "comité estratégico" y reconoce reuniones "políticas" en las que participó como expresident

El expresident de la Generalitat, Artur Mas, llegando al Tribunal Supremo.

El expresident de la Generalitat Artur Mas llegando al Tribunal Supremo. EFE

El expresident de la Generalitat Artur Mas ha quedado en libertad sin fianza después de declarar en el Tribunal Supremo. El juez Pablo Llarena no le ha impuesto ninguna medida cautelar. Vox había reclamado que se le dejase en libertad con obligación de abonar una fianza de 60.000 euros, que se le retirase el pasaporte y se le impusiesen comparecencias quincenales en el juzgado. La Fiscalía se ha sumado a esta petición de libertad bajo fianza, pero sin especificar una cantidad.

Aunque no le ha obligado a comparecer de forma periódica, el juez le ha pedido a Mas que comprometa a comparecer en el Juzgado cada vez que sea citado. El expresident ha respondido afirmativamente.

Durante su declaración, Mas ha admitido que acudió a las reuniones del llamado Comité Estratégico -aunque ha rechazado esta denominación- para controlar los planes de independencia, pero ha dado a esos encuentros un carácter político. Según fuentes presentes en la declaración, Mas ha explicado que asistía a esas reuniones por la trayectoria y la posición que ha tenido en el procés, aunque ha aclarado que se limitaba a aportar su opinión política.

A la salida, Mas ha resumido ante los medios su declaración dentro de la Sala. "No había un Comité Estratégico, se nos convocaba a reuniones de carácter informal con composición de personas variable, en las que se hablaba de política. Si los políticos no podemos hablar de política, de qué vamos a hablar", ha afirmado.

Ha añadido que durante su comparecencia ha definido la Declaración Unilateral de Independencia del 27 de octubre como un acto de "carácter parlamentario". "El referéndum fue real pero la DUI tuvo un carácter puramente simbólico", ha asegurado. También ha rechazado que durante el 1-O se viviesen episodios de violencia y ha dejado claro que él era partidario de que Carles Puigdemont convocase elecciones.

"No me he tenido que retractar de nada, yo defiendo la soberanía de Catalunya y el derecho a decidir del pueblo catalán", ha afirmado. Según ha dicho, se ha quedado satisfecho con haber quedado en libertad, pero ha añadido que siente tristeza por "la situación de prisión de algunas personas y también porque hay personas que están fuera del país y no pueden volver".

Clima de diálogo

Durante su declaración, Mas ha aludido al clima de diálogo que existía con el Gobierno de Mariano Rajoy y el PSOE durante su etapa como president. Según ha explicado, se mantenían de forma periódica reuniones con representantes de PP y PSOE, una especie de comité a tres que mantenía encuentros "de carácter discreto". 

Mas, según ha aclarado a la salida su abogado, Xavier Melero, se refería a las reuniones que mantuvieron hasta el 9-N Joan Rigoll, José Enrique Serrano y Luis Arriola, por parte de CiU, PSOE y PP, respectivamente, y que desveló 'El Periódico de Catalunya' horas antes de la consulta de noviembre de 2014.

Su declaración ha alargado durante tres horas y en ella ha decidido contestar a las preguntas de Fiscalía, la acusación que ejerce Vox y defensas. Mas ha llegado al Supremo poco antes de las 9.00 horas, donde le esperaba un grupo de simpatizantes menor que el que ayer arropaba a Marta Rovira.

Mas, que está imputado en la causa por rebelión, ya fue condenado por la consulta del 9 de noviembre de 2014. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya le condenó a dos años de inhabilitación para cargo público por desobedecer las resoluciones del Tribunal Constitucional.

Además, el expresident tiene que hacer frente a una fianza de 5,2 millones de euros que le impuso el Tribunal de Cuentas por el mal uso de fondos públicos para la celebración de dicha consulta. El órgano fiscalizador ya le ha embargado su casa porque Mas no ha conseguido reunir todo el dinero.

El juez Llarena citó a Mas como parte del Comité Estratégico que, según la Guardia Civil, se dedicó a implementar los planes recogidos en Enfocats, considerada la hoja de ruta de la independencia. Sus integrantes que "diseñaron, orientaron, dirigieron y controlaron"  los planes para la independencia, según un informe policial.

A ese Comité también pertenecía Neus Lloveras, presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). Tras su declaración, ni las acusaciones ni la Fiscalía han pedido que se le impongan medidas cautelares, por lo que ha quedado en libertad.

Según ha explicado ella misma a la salida, la Fiscalía se ha interesado por el papel de la AMI en el proceso. Fuentes presentes en el interrogatorio aseguran que Lloveras ha relatado que animó a la participación en el 1-O porque, aunque estaba suspendido por las autoridades españolas, el derecho a decidir está recogido en diversos tratados internaciones.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha