eldiario.es

9

El PSOE cree que la consulta de Iglesias a las bases de Podemos complica aún más el acuerdo

Los de Sánchez acusan a Iglesias de rechazar su última propuesta por cuestiones personales y le instan a abandonar los "egos"

La líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, critica el referéndum de su partido por ser "un verdadero insulto a la inteligencia"

Malestar en las filas socialistas por el giro de Sánchez a abrirse a incorporar dirigentes de Podemos al Gobierno tres días después de negarlo en la Ejecutiva

217 Comentarios

PSOE y Podemos se instan a retomar el diálogo sin moverse de sus posiciones

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, antes de una de sus reuniones. EFE

A diez días para que se celebre la primera votación de la investidura de Pedro Sánchez, las posiciones del PSOE y Unidas Podemos parecen más lejanas que nunca. Desde el Gobierno en funciones dan casi por imposible un acuerdo después de que el partido de Pablo Iglesias haya activado este viernes la consulta entre el más de medio millón de inscritos en Podemos. Los socialistas consideran que Iglesias da por zanjada la negociación en un momento clave. En Podemos argumentan que el referéndum es una obligación estatutaria y defienden que en él se plantean las dos opciones que se han puesto sobre la mesa en las conversaciones. Pero desde Andalucía, Teresa Rodríguez ya la ha tachado de "insulto a la inteligencia".

En el Gobierno no ha sentado bien la convocatoria de la consulta por parte de Iglesias justo después de que se conociera la última propuesta de Sánchez a través de los medios. En Moncloa ha sorprendido la rapidez con que ha respondido su "socio preferente" a la ruptura de esta semana. Las conversaciones naufragaron este jueves en la última llamada entre Sánchez e Iglesias, aunque el presidente en funciones aseguró que lo seguiría intentando. En el equipo del presidente consideran que la maniobra le resta puntos a Iglesias en un momento en el que el líder del PSOE se había abierto a una coalición de perfil bajo, aunque fuera a través de los medios. 

La portavoz del Gobierno en funciones marcaba el viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la línea oficial del partido. "Tiene toda la libertad para formular las consultas que considere oportunas", señalaba Isabel Celaá, para añadir: "Todos podemos prever por dónde va a ir la respuesta tras la lectura de las preguntas". Fuera de micrófono, otro destacado dirigente socialista apuntilla sobre Pablo Iglesias: "En su línea. Él solo consulta a las bases cuando sabe que va a salir lo que quiere".

La consulta se lanzó el viernes y durará hasta el próximo jueves. La dirección de Podemos plantea a los 517.000 inscritos dos opciones ante las "sesiones de investidura" que se puedan celebrar, lo que anticipa que Iglesias está ya pensando en una segunda posibilidad en septiembre, tal y como él mismo señaló en público hace ya dos semanas.

La primera opción pasa por "un acuerdo integral de Gobierno de coalición (acuerdo programático y equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos". La segunda se abre a votar a favor o abstenerse "con la propuesta del PSOE: un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE, colaboración en niveles administrativos subordinados al Gobierno y acuerdo programático".

En Podemos sostienen que la consulta plantea las dos propuestas que se han situado sobre la mesa: la suya y la del PSOE. Pero en el partido han surgido voces críticas desde el sector de Anticapitalistas, históricamente contrario a compartir gobiernos con los socialistas.

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha señalado que "las opciones son abiertamente tendenciosas" y "un verdadero insulto a la inteligencia que denota falta de confianza en los argumentos que se tienen para defender un pacto a toda costa".

Rodríguez, como Anticapitalistas, se ha posicionado siempre a favor de negociar un programa con el PSOE, apoyar la investidura y pasar a la oposición. Es lo que intentó en 2015 tras las elecciones que ganó Susana Díaz. La falta de acuerdo acabó con la dirigente socialista pactando con Ciudadanos. En 2018, ambas perdieron un buen número de votos y escaños y la Junta cayó del lado de las tres derechas.

Tras el revuelo causado por los tuits de Rodríguez, la dirigente de Podemos escribiría que su intención no era "dar carnaza" a la prensa. "Cuando las consultas son electrónicas y no asambleas presenciales no tengo otra forma de expresar mi opinión que por mis redes", señalaba la dirigente. Rodríguez no está en la ejecutiva de Podemos ya que en Vistalegre 2 no se presentó a las primarias, pero sí lo está su compañero de militancia en Anticapitalistas Miguel Urbán.

"Estupor" en el PSOE por los movimientos de Sánchez

Las posiciones negociadoras, de momento, siguen igual que estaban. Pero en las filas socialistas se ha recibido "con estupor" la decisión de Sánchez de abrir las puertas del Consejo de Ministros a dirigentes de Unidas Podemos con perfiles técnicos.

Miembros de la dirección del PSOE reconocen a eldiario.es su "perplejidad" ante el cambio gestado en Moncloa apenas tres días después de que el presidente en funciones expusiera ante la Comisión Permanente su negativa a incorporar al grupo confederal a su gabinete. "Dio razones claras y contundentes", explica uno de los miembros de la Ejecutiva sobre las explicaciones de Sánchez en favor de su propuesta de un Gobierno de Cooperación: "El cambio no es entendible salvo que sea una táctica".

En esa reunión, celebrada el lunes, los miembros de la dirección dieron un apoyo "unánime" a Sánchez en su intención de gobernar en solitario –con miembros Unidas Podemos en escalones secundarios de la Administración como máximo– a excepción de Odón Elorza, que planteó la posibilidad de aceptar a sus socios en todas las estructuras gubernamentales. El resto de intervenciones le quitaron la razón, incluido el secretario de Organización, José Luis Ábalos, que explicó que para los socialistas sería mejor incluso ir a unas elecciones en noviembre de 2019 que un año después con un Gobierno que hubiera explotado por los aires, según fuentes presentes en el encuentro.

"¿Juntas a la Permanente para decir que esto es lo que se va a hacer y 48 horas más tarde nos enteramos por la prensa de esto?", se pregunta un miembro de la Ejecutiva en referencia a la noticia adelantada por eldiario.es sobre la decisión de Sánchez de abrir las puertas de su gabinete a dirigentes de Unidas Podemos con carné del partido. Los miembros de la dirección que desconocían el cambio, salvo el círculo más próximo a Sánchez (Ábalos, Adriana Lastra o Carmen Calvo), recibieron las mismas explicaciones que los medios de comunicación: "La propuesta del presidente del Gobierno en funciones y Secretario General, Pedro Sánchez, es volver al punto de partida: hablar de contenidos. El presidente está valorando todos los escenarios posibles".

Dirigentes socialistas admiten que las explicaciones generan "dudas" sobre qué abarca la expresión "todos los escenarios posibles". "Había un plan trazado y ahora no sabemos cuál es el plan", comenta una de las fuentes consultadas que muestra su preocupación por si la jugada termina beneficiando a Iglesias: "Es un pulso y si vas a jugar un pulso como presidente, tienes que ganarlo". En Moncloa miden cada paso en función de la respuesta de Iglesias, pero también de cómo lo valora la opinión pública. Hasta ahora estaban preocupados porque estaba calando peor su posición. Este "movimiento de peón" consideran que les beneficia por el 'no' de Iglesias ante su estrategia de situarle en una posición personalista ante la investidura.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha