eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez planea una gira europea para hacer "pedagogía" sobre el conflicto en Catalunya

El PSOE eleva la crítica contra el Gobierno, al que acusa de esconderse detrás de las "togas" y de haber abandonado el relato internacional

La única para que el líder socialista tiene cerrada es su participación en el congreso del SPD alemán, donde defenderá el estado de derecho en España

62 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez durante una rueda de prensa en Ferraz este viernes.

Pedro Sánchez durante una rueda de prensa en Ferraz este viernes. Borja Puig (PSOE)

Pedro Sánchez está planificando una gira europea para hacer "pedagogía" sobre el conflicto catalán, según han informado fuentes socialistas. La idea del líder del PSOE es mantener encuentros en distintos países europeos en los que mantener una "postura activa didáctica" sobre lo que ocurre en Catalunya. El PSOE considera, no obstante, que esa labor es la que debería estar haciendo el Gobierno para contrarrestar el relato de los independentistas en el extranjero y esa es una de las críticas a Mariano Rajoy, contra quien el PSOE ha elevado el tono de oposición respecto a la gestión de la crisis catalana.

La agenda que está preparando Ferraz aún no está cerrada y su equipo apenas quiere dar detalles para sortear posibles alteraciones que puedan producirse después. La idea de Sánchez era empezar esa labor pedagógica en Francia, donde iba a participar en el congreso de los socialistas franceses. Sin embargo, lo anuló por el acto junto a Ángel Gabilondo por la moción de censura contra Cristina Cifuentes. 

El estreno se produce este domingo en Alemania. Sánchez interviene en el congreso en el que el SPD elegirá a su nueva líder, tal y como adelantó El Mundo, y aprovechará la invitación de los socialdemócratas alemanes para hacer "pedagogía no tanto de la marca España como de las instituciones españolas".

Las citas se esparcirán en el tiempo y una de las previsiones es que acuda a Bruselas –donde departirá con los socialdemócratas– y Reino Unido también está, a priori, en los planes, aunque en Ferraz subrayan que no hay nada cerrado.

No lecciones, pero sí intercambiar impresiones

Fuentes próximas al secretario general ven en algunos países europeos una cierta mirada crítica hacia la joven democracia española. "Tenemos que reivindicar los 40 años de democracia, que tenemos un estado de derecho y que es la primera vez que pasa algo así en Catalunya y que la responsabilidad es por haber abandonado la política y que ahora esté en manos de los jueces", señalan en Ferraz. 

Sánchez aseguró en una rueda de prensa que mantendría encuentros bilaterales con sus colegas del SPD. Especial relevancia le dio al ministro de Finanzas de la "gran coalición" con Angela Merkel, pese a las críticas que vertió en las primarias hacia ese modelo de pacto con los conservadores. 

El líder socialista no tiene prefijados esos encuentros y no descarta que uno de ellos se produzca con la ministra de Justicia alemana, Katarina Barley, que provocó malestar tanto en el PSOE como en el Gobierno por sus palabras sobre la decisión del tribunal alemán de descartar la extradición de Carles Puigdemont por rebelión y de pedir más datos para analizarlo en el caso de la malversación. 

"No será fácil", dijo Barley sobre las posibilidades de España de acreditar la presunta malversación del expresidente catalán y dijo que, en ese caso, se levantaría la orden de detención: "Entonces Puigdemont será un hombre libre en un país libre, es decir, en la República Federal alemana", apostilló. 

Esas declaraciones produjeron críticas hacia la dirección del PSOE de quienes entendían que debería haber explicado a sus socios la situación. "Si puedo charlar con la ministra de Justicia, que rectificó, hablaré", dijo Sánchez, que añadió que si en el "transcurso" del congreso del SPD tenía la posibilidad de "tomar un café" lo haría para "intercambiar impresiones". No obstante, en Ferraz sostienen que Sánchez no va a Alemania "a dar lecciones" ni a inmiscuirse en los asuntos judiciales. 

Para el PSOE, la "pedagogía" que pretende hacer Sánchez en la UE es una labor que debería haber asumido el Gobierno. Fuentes de la dirección sostienen que el Ejecutivo de Rajoy ha abandonado la tarea de explicar –vía embajadas, legaciones o incluso intelectuales en el extranjero, por ejemplo– lo que sucede en Catalunya. Ese relato, argumentan los socialistas, lo ha ganado el independentismo. 

El PSOE critica al Gobierno

En las últimas semanas el PSOE ha elevado el tono contra el Gobierno en la gestión de la crisis en Catalunya. Sánchez admitió que le resultaba "difícil confiar en las estrategia del Gobierno para manejar la crisis catalana" justo después de que el tribunal alemán rechazara la extradición de Puigdemont por rebelión y recriminó que el PP se escondiera detrás de las "togas". 

Ahora considera que el Gobierno se ha metido "él mismo en problemas" con la negación de Cristóbal Montoro de que la Generalitat usara "dinero público" para el 1-O con lo que facilita la defensa de los independentistas en la negación del delito de malversación. "Primero dice que no se van a utilizar recursos públicos, luego denuncia ante el Tribunal de Cuentas la supuesta utilización de fondos para el referéndum y luego lo niega", afeó el líder del PSOE, que pidió al Gobierno que "aclare" si hubo malversación o no.

El PSOE ha mantenido un perfil bajo en la exigencia de rendición de cuentas al Gobierno por la gestión de la crisis catalana. Inicialmente planteó la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pero se echó atrás. Sánchez se ha mostrado partidario de apoyar la petición de comparecencia de Montoro. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha