eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Mischaël Modrikamen

El 'hombre' de Steve Bannon en Europa: "Cuando vayamos a España a vernos con Vox, también queremos reunirnos con Pablo Casado"

El abogado y presidente del Partie Populaire belga, Mischaël Modrikamen, está al frente de The Movement en Bruselas, el "club" del exasesor de Donald Trump 

The Movement aspira a tejer una alianza europea de extrema derecha, para lo que se está reuniendo con los diferentes líderes

Modrikamen afirma: “Pablo Casado no está lejos de nuestras posiciones”

DOCUMENTO | Los estatutos de The Movement

76 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Mischaël Modrikamen

El abogado y presidente del PP belga, Mischaël Modrikamen, socio de Steve Bannon en The Movement. @modrikamen

Mischaël Modrikamen (Charleroi, 1962) ganó popularidad durante la crisis económica defendiendo a 2.000 accionistas de Fortis que pugnaban por evitar el desmantelamiento del grupo y su venta a la banca francesa BNP. En 2010 fundó el medio digital Le Peuple –cuya cabecera había pertenecido históricamente al partido socialista– y creó el Partie Populaire, inspirado en el PP español, pero con un discurso mucho más duro contra la inmigración.

Hace un año, Modrikamen registró The Movement en Bruselas, con el objetivo de "promover el respeto al Estado de derecho, la libre empresa, la soberanía de naciones, la efectividad de las fronteras nacionales, la consulta popular, la lucha contra el Islam radical, un enfoque científico y no dogmático de los fenómenos climáticos y la defensa de Israel como un estado soberano en su territorio histórico".

Según se explica en sus estatutos, The Movement es "el vínculo entre el movimiento iniciado por el presidente D.J. Trump en EEUU y ciudadanos y movimientos políticos en otros países, incluidos los actores de la campaña para el Brexit, y quienes se reconocen en los principios fundacionales definidos anteriormente. La entidad tiene como objetivo reunir el apoyo por todos los medios adecuados, incluidos los financieros, coordinar y reforzar mutuamente la acción de estos ciudadanos y movimientos".

Modrikamen atiende por teléfono a eldiario.es desde sus oficinas en Bruselas: "Estamos ahora muy ocupados, con el Gobierno a punto de caer por su apoyo al pacto por las Migraciones", explica. El acuerdo al que se refiere Modrikamen, auspiciado por la ONU y que se ratificará este lunes y martes en Marrakech, tiene en jaque al primer ministro belga, Charles Michel, por la negativa de sus socios, los ultranacionalistas flamencos de N-VA a apoyarlo.

El N-VA es uno de los partidos con los que Modrikamen busca acuerdos. Como los están buscando con los líderes de la extrema derecha europea. Hace unas semanas, el propio Bannon anunció su fichaje por el primer ministro húngaro, Viktor Orban, miembro del Partido Popular Europeo

Previamente, en septiembre, Bannon y Modrikamen se reunieron en Roma con el líder de la Lega, Matteo Salvini, quien sí se ha apuntado directamente en el club del exasesor de Donald Trump.

Hace unos meses, en abril, uno de los dirigentes de Vox, Rafael Bardají, es asesor de José María Aznar en FAES, se reunió con Steve Bannon. Modrikamen explica que el partido de Santiago Abascal aún no forma parte de The Movement, y reconoce que se sienten "muy satisfechos con el resultado. Aún no son parte del club, pero hablaremos con ellos en las próximas semanas".

"Es obvio que estamos viviendo un momento populista en Europa y en el mundo, estamos definiendo el mapa político para el próximo año: entre los globalizadores, los que no quieren fronteras y quienes somos soberanistas y queremos frenar la migración y controlar el islam", afirma Modrikamen. 

El hombre de Bannon en Europa reconoce que "hay diferencias" entre los diferentes movimientos de extrema derecha, "pero lo que nos une es poner en el centro a la gente corriente. Ya estés en Francia, Hungría o América, los tuyos han de ser los primeros".

"Los principios compartidos son claros: fronteras, control de la migración y del islamismo radical. A partir de ahí, puedes ser más estatalistas, como Le Pen, o más liberales, como mi propio partido o AfD en Alemania. Pero tenemos que hablar de lo que nos une, el soberanismo".

¿Se van a reunir con Vox? "Nos gustaría vernos en un futuro próximo, pero ahora tenemos muchos frentes abiertos. Queremos vernos con la gente en persona. Bannon regresa ahora a Bruselas y estamos deseando vernos con Vox, pero también tener otras entrevistas con Casado, por ejemplo, que no está tan lejos de nuestras posiciones".

Modrikamen explica que en Italia son aliados de la Lega, pero "también tenemos relaciones con otros partidos [Fratelli d'Italia]. En Austria estamos próximos a la FPO [Partido de la Libertad], pero el canciller, Sebastian Kurz [del PP gobierna gracias a la extrema derecha de FPO], no está lejos de nosotros. No cerramos las puertas, The Movement es un club informal, y quienes quieran entrar son bienvenidos. Y en España Vox es el partido más próximo".

"Italia", prosigue, "es un ejemplo: una alianza de un partido populista de derecha, como la Lega, y otro populista que no lo es, como el M5S, que más que de izquierda es antiestablishment. En Austria Gobierna el PP con el FPO, una alianza parecida a la danesa".

Pero la clave de todo es la migración: "Se trata de compartir valores [ una argumentación similar a la expresada por Casado recientemente], de la educación, los valores occidentales. Muchos de ellos no los comparten, tiene que haber unos requisitos mínimos. En Europa hay 40 millones de parados, como la población española, y nuestra gente ha de ir primero, deben ser nuestra prioridad. Además, la migración consigue bajar los salarios, y eso es algo que no queremos. Hay que cerrar las fronteras y protegernos de las zonas de conflicto para evitar que entren los terroristas".

Junto al discurso contra quienes huyen de las guerras o del hambre para buscar un futuro, como hicieron los europeos en el pasado, Modrikamen también reivindica un modelo de "costumbres occidentales".

"No estamos en contra del feminismo", dice, para luego añadir, "estamos a favor de los valores tradicionales de la familia y cristianos. La mayoría de los partidos son cristianos y defienden valores tradicionales de la sociedad, la estabilidad. Partidos como el mío creen que el marxismo cultural y de género deconstruye la sociedad y no lo compartimos. Creemos que es mayor amenaza para la mujer los valores arcaicos de África u Oriente Próximo que los de aquí. El peligro viene de allí, mira la sharía. Ese tipo de migración es peor que el hombre tradicional europeo".

¿Y cómo ve la perspectiva de acuerdo entre el PP, Ciudadanos y Vox para Andalucía? "Estamos muy a favor de este tipo de acuerdos. Cuando vayamos a España lo primero que queremos hacer es ver al líder de Vox, pero luego queremos hablar con el del PP. Y, quizá, podríamos reunirnos con Ciudadanos también". 

Estatutos The Movement 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha