Los afectados por las hipotecas no se rinden y continuarán con "su lucha pacífica"

Asamblea de la PAH durante la protesta por el rechazo de su ILP / Foto: Irene Castro

La imagen se repite: el Congreso blindado por la policía. Más abajo, en la esquina de la plaza de las Cortes con la glorieta de Neptuno, se concentran alrededor de doscientas personas para pedir, por última vez, que el Partido Popular ceda e incorpore en su ley antidesahucios la dación en pago retroactiva y el alquiler social, las demandas que firmaron 1,4 millones de ciudadanos al apoyar la Iniciativa Legislativa Popular impulsada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

El Congreso aprueba la Ley Antidesahucios con el único apoyo del PP y el rechazo de toda la oposición

La concentración ha comenzado a las dos de la tarde. Se han repetido gritos como "Sí se puede", "Hay solución, los banqueros a prisión" o "Partido Popular, mentiroso y criminal".

Daisy relata emocionada su "calvario". Es madre soltera en paro desde 2011. Ha pedido la dación en pago pero no tiene respuesta de su entidad bancaria. Está a la espera de la carta del lanzamiento. "Me veré en la calle con un hijo a cuestas. Lo que han hecho hoy es una burla", afirma. "Lo que están haciendo es una vergüenza, pero estamos aquí para que sepan que tenemos un plan B", asegura Ángeles, una mujer de mediana edad que ha asistido a la convocatoria de la PAH para apoyar a las personas afectadas.

Mientras tanto, los asistentes celebran una asamblea en la que explican en qué consiste el proceso hipotecario y algunos relatan sus experiencias. Uno de ellos asegura que el banco le ha dicho que con la ayuda que recibe por la discapacidad del 84% de su hija puede pagar la deuda con la entidad.

Termina la asamblea y los manifestantes reciben la esperada noticia: el Partido Popular, con su mayoría parlamentaria, ha sacado adelante su texto. Adiós a la esperanza de la dación en pago y al alquiler social. Victoria Rivera se echa a llorar y los periodistas la rodean. "Ha luchado mucho", comenta una compañera. Cuando se recupera relata sus problemas con el banco: "No se dan cuenta de que hay vidas de por medio", dice.

La protesta llega a su fin. Un centenar de personas guarda un minuto de silencio en el centro de Madrid y da la espalda al Congreso de los Diputados. "La lucha sigue", "Nos tumban la ILP pero tenemos un plan B", insisten después. La PAH promete continuar con sus reivindicaciones. Las primeras citas, mañana: una rueda de prensa a las 11 y la convocatoria para otro escrache a un diputado a las 19 horas en Argüelles.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2013 - 18:04 h

Descubre nuestras apps

stats