La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

Rivera culpa a Pedro Sánchez de que no haya Gobierno

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ya tiene un culpable a la situación de bloqueo político tras las últimas elecciones. Se llama Pedro Sánchez, no Mariano Rajoy. A los pocos segundos del inicio de su intervención en rueda de prensa, Rivera ha apuntado al PSOE como responsable de que no haya Gobierno y de que sobrevuele la posibilidad de unas terceras elecciones: "Si Sánchez sigue con el 'no' (a Rajoy), España está condenada a una crisis sin precedentes", ha afirmado.

Ciudadanos dice que nada de lo que ofrezca Rajoy les hará votar sí

Ciudadanos dice que nada de lo que ofrezca Rajoy les hará votar sí

Rivera ha comparecido en el Congreso tras la reunión que durante cerca de una hora y media ha mantenido con Rajoy, justo un día después de que el presidente del Gobierno en funciones se viese con el líder del PSOE, Pedro Sánchez. Ese encuentro no dejó ningún avance en las negociaciones tras reafirmarse Sánchez en el 'no' a Rajoy, reiterando que el PP debe pactar con sus aliados naturales, "las derechas".

En el encuentro, el líder de Ciudadanos ha propuesto a Rajoy su colaboración para comenzar ya a trabajar en acuerdos concretos sobre dos temas que considera prioritarios: garantizar un Pacto de Estado sobre la unidad de España, y para cerrar el techo de gasto y los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que deben estar aprobados para mandar sus directrices a Bruselas como muy tarde a primeros de octubre.

"Le he propuesto [a Rajoy] solemnizar un pacto de todas las fuerzas constitucionalistas, por España y por todos los españoles", ha afirmado. A su juicio, ese pacto debe garantizar la unión territorial de nuestro país, gobierne quien gobierne, y que no va a haber ningún "referémdum secesionista". En opinión de Rivera las amenazas que ha lanzado el Govern de Cataluña, presidido por Convergència, contra la unidad de España "ponen en peligro cuarenta años de paz".

Rivera ha asegurado que le ha transmitido al dirigente conservador su "preocupación" por la situación política y por la cerrazón del PSOE a avanzar en la posibilidad de que haya cuanto antes un Gobierno que trabaje en estos temas, así como en otras reformas.

Por ello, ha apelado a la responsabilidad de los dos grandes partidos para desbloquear la situación política, pero siempre achacando más responsabilidad a Sánchez que al propio Rajoy, al que hasta ahora siempre había vetado, no solo como aspirante a la presidencia del Gobierno, sino también como interlocutor. Aunque Rivera mantiene su opinión sobre el líder del PP, hoy ha reconocido que "es el candidato propuesto por el rey y eso hay que asumirlo", por lo que ha dicho que no va a "especular más" sobre la posibilidad de que dé un paso atrás.

Es más, Rivera ha desvelado que las negociaciones para intentar cerrar un acuerdo sobre los PGE y el techo de gasto las retomarán Rajoy y él personalmente, cuando les pase información concreta sobre los datos económicos, que serán estudiados por su equipo en la materia.

Rivera, en otro momento, ha reconocido que no le ha pedido a Rajoy que vaya a la investidura porque eso "lo doy por hecho". Pero sí le ha transmitido su deseo de que consensúe ya "fecha y hora" para ese debate con la presidenta del Congreso, Ana Pastor. Por sus palabras se deduce que el líder de Ciudadanos da por seguro que Rajoy será el presidente del Gobierno ya que, en su opinión, "hoy por hoy no hay alternativa posible", cerrando así la posibilidad a que Sánchez lo intente. "Solo pedimos responsabilidad y certidumbre", ha añadido.

En su rueda de prensa, Albert Rivera ha insistido en que ofrece la abstención de su grupo en segunda votación, pero no el voto afirmativo, porque es "una decisión que tomó la Ejecutiva de mi partido". Y, según ha dicho, el líder del PP "la respeta" por lo que no le ha presionado para que cambie de opinión. Pero el líder naranja ha recordado seguidamente que esa abstención no serviría de nada si el PSOE vota 'no' . "Quien tiene la llave es Pedro Sánchez", ha reiterado varias veces.

Además de la colaboración concreta en los pactos, Rivera ha vuelto a escenificar su deseo de erigirse en su papel de mediador entre ambos partidos y se ha ofrecido para desencallar las negociaciones entre socialistas y populares. "Si podemos ser útiles para desatascar la negociación con el PSOE, si es por el bien de España, aquí estamos", ha añadido.

El líder de Ciudadanos ha anunciado que va a llamar a Pedro Sánchez para ver si es posible que se sume al menos a las negociaciones sobre los temas que ha fijado como prioritarios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats