Iglesias, sobre la subida de la luz: "No hay mayor lealtad que exigir que se cumpla el acuerdo de Gobierno"

Pablo Iglesias junto a Pedro Sánchez en una imagen de archivo.

La comparecencia de la vicepresidenta tercera del Gobierno y responsable de la política energética del Ejecutivo no gustó en el socio menor de la coalición. Tras la reunión del Consejo de Ministros y vistas las intenciones de sus socios de Gobierno, el secretario general de Unidas Podemos, Txema Guijarro animó a realizar manifestaciones para hacer cambiar de opinión al ala socialista de la coalición. Y esta tarde ha sido el exlider de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha justificado como un acto de "lealtad" que se ejerza presión para que los socialistas cumplan con lo acordado en el pacto de investidura.

El precio de la luz encadena su tercer récord consecutivo y se dispara hasta los 132,47 euros/MWh

El precio de la luz encadena su tercer récord consecutivo y se dispara hasta los 132,47 euros/MWh

En su segunda aparición pública después de dejar la política ha recordado que el acuerdo que él firmó con Pedro Sánchez ya contemplaba "cambios normativos" para bajar la factura de la luz. "No hay mayor lealtad que exigir que se cumpla el acuerdo de Gobierno", ha escrito el exministro en su perfil de Twitter, en un mensaje en el que ha recordado, citando un editorial de la revista Ctxt, que "el acuerdo de Gobierno firmado entre el PSOE y UP fue claro: bajar la factura de la luz haciendo los cambios normativos necesarios para acabar con la sobrerretribución".

Lo ha tuiteado junto a un editorial de Ctxt, la publicación con la que colabora.

Estas palabras de Iglesias se unen a los posicionamientos de Unidas Podemos en las últimas horas contra la falta de medidas planteadas por Teresa Ribera en el Congreso. La ministra socialista apeló a la "empatía" de las empresas energética porque, dijo, "cotiza" en bolsa. El secretario general del grupo confederal, Txema Guijarro, ha negado este planteamiento y ha asegurado que el Ejecutivo "está cada vez más impelido a tomar medidas".

Pero para que eso ocurra, ha dicho, el sector socialista debe sentir la "presión" de la ciudadanía en forma de movilizaciones sociales. El diputado ha aclarado más tarde que el apoyo de su formación a esas protestas no es contra la parte socialista del Ejecutivo, sino que todo "gobierno de transformación necesita sentir el calor popular para avanzar".

"Todos los gobiernos están sometidos a presiones, más en este caso" para no modificar el sistema de fijación de precios, ha señalado Guijarro en una entrevista en RNE, en la que ha dicho que al Gobierno le está faltando "ambición" para enfrentar la escalada del precio de la luz, que este miércoles volverá a marcar un récord en el mercado mayorista, el tercero consecutivo.

"Por eso desde Unidas Podemos advertimos a la sociedad civil y a la ciudadanía de que esa presión existe y que la ciudadanía tiene que presionar en sentido contrario. Si no, el sistema de presiones caerá para el otro lado", ha expuesto Guijarro, quien ha concluido: "Si queremos un Gobierno audaz, valiente, que tome decisiones que le sitúen frente al oligopolio, la ciudadanía se tiene que movilizar para que se mueva en esa dirección".

Guijarro ha destacado que la "urgencia" de la situación en lo referente al precio de la luz, que se "agrava", lleva a que el Ejecutivo esté "cada vez más impelido a tomar medidas". El dirigente de Podemos ha señalado que "el mercado eléctrico ya venía arrastrando problemas de antes" y que "este gobierno no es culpable de se haya llegado a esta situación". "Pero sí tiene la responsabilidad de cambiar la situación y ofrecer una alternativa", ha añadido

Guijarro ha apuntado a la necesidad de "tomar decisiones valientes que no se han tomado" y ha pedido fijarse en "lo que hacen otros países europeos en el mismo marco jurídico para que su factura no esté tan por las nubes". Este martes y en redes sociales, el portavoz parlamentario de su grupo, Pablo Echenique, ha vuelto a insistir en que establecer un precio fijo al MWh nuclear y uno máximo al hidroeléctrico es factible, dado que lo primero ya ocurre en Francia.

Guijarro ha dicho que puede entender que la ministra "ponga sus peros" a las medidas planteadas por Unidas Podemos, si bien la obligación de los grupos parlamentarios es poner propuestas encima de la mesa y discutirlas, máxime cuando la situación "complicada" del precio de la luz no se soluciona con un "chasquido de dedos".

"La empatía no cotiza"

Lo que sí ha rechazado Guijarro es la apelación de Teresa Ribera a la "empatía" de las empresas. "La empatía no cotiza. No es cierto. Si estamos en esta situación es porque la empatía y la responsabilidad social no cotizan", ha dicho el dirigente de Unidas Podemos. "Las empresas tienen como objetivo la maximización del beneficio. Punto pelota. Así funciona el capitalismo", ha zanjado.

Guijarro ha dicho que ese es el motivo por el que desde Unidas Podemos se plantea la creación de una empresa pública grande que pueda operar en un mercado dominado por media docena de compañías. "No es la panacea", ha reconocido. "Pero es una manera de empezar a establecer comportamientos en un mercado en el que la empatía social brilla por su ausencia", ha añadido.

En cuanto a si se deben aplicar iniciativas en función de la renta de los ciudadanos, como extender el bono social eléctrico a otras capas de la población, el diputado de la formación morada cree que ahora mismo no hay que descartar ninguna alternativa ante una factura de la luz "disparada", que además siempre tiene un "sesgo desigual".

Por último, ha destacado que ya no hay razones para negarse a subir el SMI y que se dan todas las condiciones para anunciar ese incremento, con el objetivo de llegar al 60% del salario medio en el país a final de legislatura, informa Europa Press.

Diferencias por la reforma de la sedición

Entre el PSOE y Unidas Podemos también hay diferencias sobre los plazos en los que el Gobierno debería afrontar la reforma del Código Penal para eliminar o modificar el delito de sedición y acompasarlo al resto de normativas europeas, tras el fiasco de los intentos de extradición del expresident de Catalunya, Carles Puigdemont.

El Plan Normativo de 2021 que el Consejo de Ministros ha aprobado este martes deja fuera el compromiso de modificar dicho delito en los meses que quedan para terminar el año. "La prioridad que tenemos en el Gobierno es la recuperación económica y social, que recuperemos nuestra vida normal, que el crecimiento económico se traduzca en bienestar para todos los españoles. Esa es la prioridad absoluta", ha resumido el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en la rueda de prensa tras la habitual reunión del Gabinete.

Desde Unidas Podemos ha llegado la respuesta en boca del presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens. Sin desmentir al ministro ni apuntar a que la reforma del Código Penal sí pudiera hacerse este 2021, el también cabeza de cartel de En Comú Podem en las pasadas elecciones generales ha dicho que "la reforma de sedición es un compromiso con Europa y las organizaciones de Derechos Humanos" y que es prioritario: "Por eso, tal como anunciamos, esta será una de las primeras cuestiones que llevaremos a la Mesa de Diálogo para su acuerdo y aprobación".

De momento no se ha establecido un calendario para que se celebren las reuniones de dicha mesa bilateral, ni su composición o duración.

Etiquetas
Publicado el
31 de agosto de 2021 - 10:39 h

Descubre nuestras apps