Argumentarios internos de Casado piden a sus cargos utilizar a Bildu para desgastar al PSOE en todas las instituciones

Pablo Casado, este lunes, durante un acto de las Nuevas Generaciones del PP.

La dirección del Partido Popular quiere rentabilizar la polémica generada la semana pasada por la predisposición de EH Bildu a apoyar los Presupuestos del Gobierno progresista. El equipo de Pablo Casado intenta así recuperar un viejo mantra de la formación conservadora: vincular a las fuerzas de la izquierda con la ya desaparecida banda terrorista ETA. Todo ello a pesar de que desde el PSOE niegan que exista ningún acuerdo con el partido independentista.

Los argumentarios del PP: un mes pidiendo a sus cargos que reprochen al Gobierno los fallecidos y las "mentiras"

Los argumentarios del PP pidiendo culpar al Gobierno de los muertos en pandemia

El equipo de Pablo Casado envió este lunes un nuevo argumentario interno –consignas que Génova 13 hace llegar cada día a sus dirigentes para que las repitan en sus respectivas comparecencias– instando a todos sus cargos a utilizar ese posible apoyo presupuestario de la formación abertzale, anunciado el pasado martes por el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, para desgastar al PSOE en todas las instituciones.

El texto, al que ha tenido acceso elDiario.es, exige a los distintos representantes del partido en toda España que presenten "mociones en diputaciones y Parlamentos regionales" con el objetivo de generar fisuras en las filas socialistas, aprovechando el descontento manifestado por algunos barones del PSOE, así como por exdirigentes del partido, ante el posible entendimiento con la formación independentista vasca.

Se trata, según apunta el argumentario interno, de "dar la oportunidad al verdadero PSOE a plantar cara" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Tiene que escuchar a sus barones y a destacados socialistas como Nicolás Redondo Terreros, referente del socialismo constitucional", otro de los exdirigentes del PSOE que se ha mostrado públicamente en contra de cualquier entendimiento con EH Bildu. "Con Sánchez no valen las quejas porque no oye a nadie. Solo escucha a los que con su voto, a cambio de lo que sea, le garantizan seguir al frente de un barco cada vez más a la deriva. Basta Ya", zanja la dirección del PP.

Nuevo argumento para bloquear el Poder Judicial

Otra de las consignas que el equipo de Casado pide repetir a todos los cargos populares es que "Sánchez ha roto todas las líneas imaginables" por ese posible acuerdo con EH Bildu que el propio PSOE niega por el momento que se haya rubricado oficialmente. "Traspasó la línea roja, lo que parecía imposible, para llegar a La Moncloa aceptando los votos de los que les importa un comino la gobernabilidad de España. Ahora ha traspasado la línea negra, impensable en democracia, al apoyarse por primera vez en Bildu para unos Presupuestos. Una indignidad moral cuando todavía siguen sin condenar el terrorismo", señala el argumentario enviado este lunes.

Precisamente la mera predisposición de EH Bildu a apoyar las cuentas está siendo utilizada por el PP como un nuevo argumento para mantener el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pendiente desde 2018 por la negativa de la dirección de Pablo Casado a acordar con el Ejecutivo progresista.

A pesar de que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, aseguró este lunes en unas declaraciones a La Razón que ve "allanado" el pacto con el PP para dicha renovación que el Gobierno espera poder cerrar antes del próximo 6 de diciembre, los populares han citado ese posible acuerdo con la formación independentista como un nuevo "obstáculo" en la negociación, que oficialmente Génova 13 dice que se encuentra paralizada.

El PP ha pasado todo el fin de semana haciendo de la crítica a ese supuesto acuerdo con EH Bildu su principal argumento contra el Gobierno. Este lunes, aprovechando un acto de las Nuevas Generaciones del partido, Casado trataba de atribuirse en exclusiva una vez más la defensa de las víctimas del terrorismo, algunas de las cuales –como María Jáuregui, hija del exgobernador civil de Gipuzkoa, el socialista Juan Mari Jáuregui, asesinado por ETA en 2000; o el periodista Gorka Landaburu, que un año después recibió una carta bomba de la organización terrorista que le mutiló parcialmente– ya han afeado públicamente a los populares que hable en su nombre.

Ante los jóvenes de su partido, Casado aseguró este lunes que el PP "llevará el testigo de la memoria, dignidad y justicia de los 850 mártires de la libertad", en alusión a los asesinados por ETA. "Vamos a decir al PSOE que no dejaremos que pasen por ahí, ni por unos presupuestos, una investidura o una reforma laboral", destacó Casado. "Una sociedad que no reivindica a sus héroes es una sociedad enferma, que no tiene sentido", insistió.

El PP, en defensa de la Transición

Además de lo referido a la polémica sobre EH Bildu, la dirección de Casado también aprovechó el argumentario enviado este lunes a todos los cargos del partido para pedirles que repitan que "el PP es la casa común del constitucionalismo, de los moderados, los europeístas y los que creen que la Transición fue el modelo de integración que supo unir a un país roto y herido".

"Nuestra responsabilidad consiste en ensanchar el espacio de la moderación que reclama la mayoría de los ciudadanos para volver a gobernar y sacar a España de esta espiral diabólica. Nos gusta España y para preservarla hay que cambiar de gobierno, del que pacta con extremistas, radicales y populistas que quieren dividirnos. No queremos que nos cambien España para que algunos sigan en el Gobierno", zanja la dirección popular.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2020 - 21:50 h

Descubre nuestras apps

stats