La portada de mañana
Acceder
La ponencia del TC pide sufragar colegios que segregan por sexo
El mapa de la desigualdad de renta por código postal
OPINIÓN | Semana fantástica en el bipartidismo, por Antón Losada

La Audiencia Nacional rechaza investigar al régimen sirio por secuestro y terrorismo

El presidente de Siria, Bashar Al Assad.

La Audiencia Nacional ha rechazado este viernes investigar los crímenes de los altos mandos del régimen sirio. La Sala de lo Penal ha revocado la decisión del juez Eloy Velasco, que había admitido a trámite la denuncia de una ciudadana española por la detención, tortura y asesinato de su hermano a manos de las tropas de Bashar Al Asad.

La Audiencia Nacional investiga a ocho mandos de Al Asad por terrorismo

La Audiencia Nacional investiga a ocho mandos de Al Asad por terrorismo

La Fiscalía de la Audiencia Nacional presentó un recurso contra la admisión a trámite de la denuncia, en el que argumentó que "la interpretación del concepto de 'víctima' que propone la querella (…) carece de la más mínima justificación" y reprochó al juez que hubiese "forzado" la calificación de los hechos para considerarlos terrorismo y desaparición.

La Sala de lo Penal se ha pronunciado este viernes sobre el recurso y comparte el criterio de la Fiscalía En un breve escrito, la Sala comunica que estima el recurso y revoca la admisión a trámite por "falta de jurisdicción para la persecución de los hechos de la querella".

La denuncia la presentó A. H., ciudadana española, por la desaparición de su hermano Abdul el 17 de febrero de 2013 entre las ciudades sirias Mashta el Helou y Homs. El juez Velasco le tomó declaración el pasado 10 de abril y allí expuso que su hermano, un transportista de frutos secos sin vínculos con la disidencia, fue detenido en un puesto de control por las tropas leales al régimen.

El sobrino de A. H. identificó el cadáver en unas fotos subidas al un foro que un grupo de sirios en el extranjero utilizaba para comunicarse. Un policía sirio que desertó las colgó en internet junto a miles de fotografías de asesinados. Los cuerpos de los fallecidos aparecen en esas imágenes junto a un cartel con un número que les identifica por el centro de detención en el que estuvieron. Era una forma de registrar los asesinatos sistematizados, según los abogados de la denunciante.

Velasco entendió que la Justicia española debía investigar el caso y tomar declaración a ocho altos mandos de Al Asad por delitos de terrorismo y secuestro. El magistrado apuntó que los hechos descritos en la querella serían constitutivos de los delitos de lesa humanidad, crímenes de guerra, tortura, terrorismo y desaparición forzada, pero recordó que la reforma de la justicia universal que impulsó el Partido Popular le obligaba a limitar su investigación a los dos últimos delitos de esa lista.

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2017 - 14:16 h

Descubre nuestras apps

stats