Bárcenas se escuda en el robo de documentos en Kitchen para no aportar nuevas pruebas de la caja B del PP

Luis Bárcenas en una imagen de archivo

La anunciada confesión de Luis Bárcenas en la nueva vía de investigación de la caja B del PP ha quedado este viernes en un conjunto de acusaciones sin soporte documental porque, según se ha vuelto a escudar el extesorero, los policías de la Operación Kitchen se la sustrajeron. Bárcenas ha vuelto a cambiar de defensa y ha comparecido acompañado de la letrada que defiende a su mujer y no de Gustavo Galán, el abogado con el que redactó el anuncio frustrado de confesión. 

“En esa documentación estaba quién, cuanto y en qué fecha” se financiaron las campañas electorales del PP, ha dicho Bárcenas sobre la documentacion supuestamente sustraída al tesorero. El extesorero del PP ha vuelto a señalar al comisario Andrés Gómez Gordo, asesor en el pasado de María Dolores de Cospedal e imputado en la pieza Kitchen del caso Villarejo, como la persona que habría sustraído y guarda esa documentación. 

Así las cosas, y durante algo menos de una hora, Bárcenas ha dejado alguna frase que, según fuentes jurídicas, no se podrá transformar en ninguna imputación nueva ni siquiera en profundizar en las vías de investigación abiertas. A lo sumo, la abogada del Estado puso especial interés en la descripción de “lobby” o tarea de “relaciones públicas” que Bárcenas hizo de su labor y la del fallecido Álvaro Lapuerta con ministros y secretarios de Estado, informan fuentes presentes en la declaración. 

En los casos de los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente, Bárcenas aseguró que siempre se puso a sus dirigentes a disposición de resopnsables de los mismos para que conocieran las licitaciones antes de que fueran publicadas. Bárcenas tampoco precisó mucho más.

Luis Bárcenas ha contado que el ex ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos se enfadó con Lapuerta porque éste acudió a un director general del Ministerio para ponerle en contacto con un donante del PP y no recurrió directamente a él, por lo que fue la útima vez que no se trató directamente con el titular de la cartera. 

El extesorero del PP ha señalado a los constructores que la investigación ya ha acreditado que pagaron por adjudicaciones concretas, Alfonso García Pozuelo y Rafael Palencia, y ha destacado las aportaciones de dinero negro al partido de Juan Miguel Villar Mir, fundador de OHL. De otro lado ha dicho que la ACS de Florentino Pérez jamás participó en aportaciones a la caja B del PP: 

En el escrito a la Fiscalía Anticorrupción que motivó la citación de hoy, Bárcenas hablaba por primera vez de donaciones finalistas. Hasta ese momento solo lo había hecho de una con destino a una campaña electoral de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha. “El motivo por el cual Álvaro (Lapuerta) percibía directamente estos donativos era porque se trataba de persona de la máxima confianza del Partido y la persona designada de poner en conocimiento –si fuera el caso– al ministro que fuera competente en razón de la obra o servicio al que pudiese afectar la concreta adjudicación pública”, adelantaba en aquel escrito Bárcenas antes de ofrecerse a colaborar en el esclarecimiento de dicha afirmación.

El trabajo del inspector jefe Manuel Morocho ha permitido abrir una nueva vía de investigación de la caja B acerca del cohecho de los empresarios, un canal cerrado en 2015 ante la falta de pruebas. El juez ha reclamado documentación a 7 ministerios de la época de José María Aznar sobre los que existen sospechas de haber adjudicado a empresarios donantes del PP a cambio de esas aportaciones irregulares al partido. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps