La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs

Consenso en el Tribunal Constitucional para elegir presidente a Pedro González-Trevijano de forma inminente

El magistrado Pedro González Trevijano jura su cargo como magistrado del TC en 2013

Las próximas 48 horas serán claves para el futuro del Tribunal Constitucional. En cuanto este jueves tomen posesión sus cuatro nuevos miembros se activará el mecanismo para la elección inmediata del próximo presidente, que sustituirá en el puesto a Juan José González Rivas, uno de los magistrados que concluye mandato. El elegido por el sector conservador, el mayoritario, es el catedrático Pedro González-Trevijano, han avanzado a elDiario.es fuentes del tribunal. Los progresistas votarán a favor y uno de ellos ocupará el puesto de vicepresidente, José Antonio Xiol. 

La votación tendrá lugar este mismo viernes. A González Rivas le sustituirá el jueves, de forma interina y durante apenas 24 horas, Santiago Martínez-Vares, en el que recae esta responsabilidad por ser el magistrado más antiguo. El reglamento del Constitucional no obliga a que la elección del presidente sea inmediata, pero Martínez-Vares quiere celebrar la votación de forma inmediata porque en los próximos días causará baja por motivos médicos. Así las cosas, el presidente interino tiene previsto convocar pleno para el viernes y lo más probable es que la votación se produzca ese mismo día por la tarde. 

Unas fuentes del tribunal atribuyen a un acuerdo con vocación integradora el hecho de que un progresista ocupe la vicepresidencia mientras que otras consideran que se debe a la tradición de que un miembro de la sensibilidad mayoritaria ocupe la presidencia y que la vicepresidencia se reserve para los que están en minoría.

González-Trevijano, ponente de la sentencia que tumbó el primer estado de alarma, estará al frente del Tribunal Constitucional solo seis meses, los que restan para que concluya su mandato como magistrado del órgano que interpreta la norma fundamental. Unos y otros coinciden en que su labor se deberá centrar en alejar al Constitucional de las polémicas en las que se ha visto envuelto en los últimos meses, relacionadas con las discrepancias a la hora de fallar sobre cuestiones tan relevantes como el estado de alarma con el que el Gobierno hizo frente a la crisis sanitaria del Covid y que fue objeto de un recurso de Vox, la fuerza parlamentaria de la extrema derecha.

La situación empeoró con el primer acuerdo entre Gobierno y PP para la renovación de los órganos constitucionales, centrándose la disputa en la figura del conservador Enrique Arnaldo Alcubilla, uno de los cuatro nuevos miembros del Constitucional que tomará posesión este jueves. Se incorporarán junto a Arnaldo la hasta ahora presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Concepción Espejel, a propuesta también del PP, y los progresistas Ramón Sáez e Inmaculada Montalbán.

Las fuentes consultadas cuentan con que los nuevos magistrados participen del consenso alcanzado para la presidencia y la vicepresidencia y que no haya algún otro miembro que se descuelgue a última hora. De la votación se ausentará el magistrado Alfredo Montoya, del sector conservador, de baja por enfermedad, lo que tampoco pondría en riesgo la mayoría conservadora. Los cuatro nuevos magistrados llegan a un pleno que avaló su idoneidad con un voto en contra.

Presidencia clave y periodo puente

El catedrático Pedro González-Trevijano, antiguo rector de la Universidad Rey Juan Carlos, fue nombrado a propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy el 12 de junio de 2013 y su mandato de nueve años expira por tanto en junio del año que viene. Ese verano, si prosperan las negociaciones entre PSOE y PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial, González-Trevijano y otros tres magistrados tendrían que abandonar el Constitucional para ser sustituidos por aquellos que designe el CGPJ y el Gobierno. Será en ese momento cuando la balanza entre los sectores conservador y progresista podría invertirse.

Son siete meses y medio en los que, sin embargo, pueden pasar muchas cosas y en los que González-Trevijano tendrá que manejar asuntos de gran importancia. Uno de ellos será el recurso del PP contra la Ley del Aborto de 2010, atascado durante más de una década y cuyo ponente, Andrés Ollero, abandona este viernes su puesto tras la renovación. Ahora habrá que asignar un nuevo ponente y será decisión de González-Trevijano si el caso se estudia antes o después de la siguiente renovación de un tercio del pleno.

El caso del recurso de Vox contra la 'Ley Celaá' de educación también verá su futuro en manos del nuevo presidente. La ponencia, tal y como reveló elDiario.es, ya está elaborada por un magistrado, Ricardo Enríquez, cuyo mandato no expira hasta dentro de varios años, y el debate estaba previsto para el pleno de hace unas semanas hasta que se produjo la renovación. González-Trevijano tendrá que decidir cuándo se lleva a pleno de nuevo el asunto. Lo mismo sucede con la Ley de protección de la infancia bautizada como 'Ley Rhodes'.

Una vez llegue el próximo mes de junio hay varios escenarios abiertos. La renovación del CGPJ hacia una composición de mayoría progresista facilitaría la presencia de una mayoría progresista también en el Tribunal Constitucional. Los cuatro próximos miembros que renovarán el Gobierno y el Consejo sustituirán a los conservadores Antonio Narváez, Santiago Martínez-Vares y Pedro José García-Trevijano además de al progresista Juan Antonio Xiol. En ese momento habrá que elegir a un nuevo presidente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats