Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

Feijóo acusa a Sánchez de ir “en dirección contraria a España” y el presidente le señala por “estorbar”

Aitor Riveiro

19

El día llegó. Y sin muchas novedades. Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo han protagonizado este martes su primer cara a cara desde que el gallego se hiciera con las riendas del PP para liderar la oposición al Gobierno. La expectación en el Senado era máxima, no vista desde los días de aplicación del artículo 155 en Catalunya. Pero el desarrollo de la sesión de control no se ha desviado de lo que unos y otros vienen protagonizando en las últimas semanas y meses. Ambos han procurado mostrarse como favorables al consenso y a los acuerdos; y también los dos han mostrado sus diferencias y la falta de entendimiento entre Gobierno y oposición. Dos frases resumen lo ocurrido en la Cámara Alta este martes. “Usted va en dirección opuesta a España y tiene dos copilotos que no creen en España”, ha dicho Feijóo. “Ustedes lo único que han hecho ha sido estorbar, estorbar y estorbar”, ha respondido el presidente.

Minutos antes, uno y otro habían arrancado sus respectivas intervenciones con sendas apelaciones al diálogo, al respeto institucional y a buscar las mejores respuestas para la mayoría social. “Quiero que mis primeras palabras en las Cortes Generales sean para reivindicar la política útil”, ha iniciado Feijóo su primera intervención institucional como presidente del PP. El gallego ha aprovechado para arremeter contra su predecesor en el cargo, Pablo Casado, e incluso contra quienes ha mantenido como portavoces parlamentarios, Cuca Gamarra y Javier Maroto, al señalar que antes de asumir su nueva responsabilidad, y “desde la distancia” de Galicia, se “sentía muy lejos” por las continuas “descalificaciones”, las “pocas propuestas” y las “pocas reflexiones”, que se hacían en Senado y Congreso.

“No me reconozco en esa política”, ha dicho. “No he venido a insultarle, he venido a hacer oposición”. Una oposición que, ha señalado, le ponen fácil “sus ministros y ministras”. “Vengo a sumar, a construir y a que España se merezca un gobierno mejor”, ha continuado, en un discurso inicial que llevaba escrito y al que, según ha publicado El Mundo, le ha puesto en la portada una foto de los Pactos de la Moncloa que se firmaron durante la Transición.

Feijóo ha insistido en el plan económico que su equipo envió a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y ha reiterado unos de los mantras que recita sin descanso desde que asumió el liderazgo de la oposición: el Gobierno está recaudando mucho más de lo previsto. El problema es que los impuestos no son “para el Gobierno”, sino para las diferentes administraciones del Estado. Y algunos, como el IVA o el de Hidrocarburos, los recaudan total o parcialmente las comunidades autónomas, por ejemplo.

“Debí haberle mandado un burofax, aunque viendo como está Correos ni el burofax habría llegado”, ha ironizado Feijóo, quien fue presidente de la empresa pública en 2001. “La mayoría de los hogares son más pobres”, ha dicho el dirigente gallego, que lo ha contrapuesto con la supuesta bonanza del Ejecutivo. “Usted recauda más que nunca. Usted y su Gobierno tienen más fondos europeos que nunca. Ha aprobado 24 subidas de impuestos. ¿Por qué nos endeuda 210 millones más cada día, 1.400 millones cada semana? Esta mañana se han subastado 8.000 millones, con la prima de riesgo a 250, la más cara desde 2014”, ha esgrimido Feijóo, aunque el dato ofrecido por el presidente del PP no cuadra con los que se pueden comprobar en las diferentes páginas que hacen el seguimiento del precio de la deuda.

El gallego ha concluido su primer turno con una referencia a los socios parlamentarios del Gobierno: “Pactar es no hacer caso a las minorías cuando no tienen razón y hacer caso a las mayorías cuando las tenemos. Puede usar al PP aunque no le lleguen los votos de Bildu y ERC. Gobernar no es resistir. ¿Podría dejar de estar a la altura de las minorías independentistas y ponerse a la altura de las mayorías?”.

Sánchez: “Apuestan por el retroceso social”

El presidente le ha respondido con un primer mensaje para rebajar la importancia de su oponente. “Bienvenido al Senado”, le ha dicho donde Feijóo habló de “Cortes Generales”. Matices que indican que ambos tenían preparadas sus respectivas intervenciones.

Sánchez ha esgrimido en su respuesta que el Gobierno ha hecho del pacto una herramienta de Gobierno. Primero, con las comunidades autónomas para paliar los efectos de la pandemia. “Hemos reunido 20 veces la Conferencia de Presidentes”, le ha recordado. “Usted y yo hemos trabajado ahí”, le ha dicho, para considerar que esto provocó un “resultado positivo” y pedir que se extienda “ahora que se va a dedicar a ello, a la política nacional”.

El jefe del Ejecutivo también ha apelado al diálogo. “Construir consenso y unidad”, ha reclamado. Pero en seguida ha pasado al ataque. “Hemos alcanzado14 acuerdos con los agentes sociales; hemos pactado una reforma laboral que aumenta contratación indefinida; hemos aprobado la revalorización de las pensiones y hemos resuelto la infrafinanciación en el Sistema de Dependencia”. Dos aspectos estos últimos, como ha recordado Sánchez, que ocurrieron durante los Gobiernos del PP.

Sánchez ha presumido de “acuerdos con todas las fuerzas” menos con el PP y “la ultraderecha”. El presidente le ha recordado a Feijóo que gobierna en Castilla y León con Vox, y le ha reprochado que no fuera más contundente con el vicepresidente de la Junta por sus palabras sobre las personas discapacitadas.

“Mi primera petición es que hagan una oposición de Estado y útil”, ha dicho Sánchez, que le ha preguntado, en referencia al CGPJ y al Tribunal Constitucional: “¿Está dispuesto o no a cumplir con la Constitución y renovar los órganos constitucionales?”.

Feijóo no le ha respondido a la pregunta. El PP no tiene previsto hacerlo durante la actual campaña de las elecciones andaluzas. “No se preocupe, esta oposición es de Estado, pero usted no tiene socios de Estado”, le ha contestado, sin precisar a qué se refiere. “Este partido ha nacido para cumplir, defender y ejecutar la Constitución”, ha insistido con mucho énfasis, arrancando el aplauso de su bancada. Una frase que ha repetido muchas veces, pero el Poder Judicial sigue con su mandato caducado desde hace más de tres años.

El dirigente del PP, además, no quiere entrar en ese debate. Lo suyo es exprimir la situación económica y que esta derribe al Gobierno para llegar él a la Moncloa sin mucho desgaste. Y a esa linde ha vuelto rápidamente. “Es envidiable su optimismo”, le ha espetado. “Si saliese a la calle vería que las familias están molestas con su triunfalismo”, ha añadido. “Creen que todos los demás van en dirección incorrecta, pero es usted quien va en la dirección opuesta a España. Y tiene dos copilotos que no creen en España”, le ha apuntado.

“Yo no diré que estorba, a insultos me gana siempre. He venido a ofrecerle una alternativa”, ha reiterado, para insistir en su propuesta económica: reducir impuestos y transferir fondos europeos directamente a las empresas, algo que no está nada claro que permita el reglamento que ha diseñado la Comisión Europea.

Feijóo ha guardado para el final una referencia a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien fuera la jefa de la oposición de Alternativa Galega de Esquerdas en el Parlamento de Galicia entre 2012 y 2015, antes de dar el salto a la política nacional. “Hablan del efecto Feijóo en Andalucía”, ha dicho, en referencia a las notas que, por despiste, mostró Díaz en la rueda de prensa del Consejo de Ministros de la semana pasada. “Olvídense del efecto Feijóo y céntrense en el efecto de la inflación”, ha concluido.

Sánchez ha esgrimido en su réplica el documento con 11 acuerdos que le dio a Feijóo durante su primera visita a la Moncloa, nada más ser confirmado como presidente del PP y que, de momento, el líder de la oposición no se ha molestado en responder. “El Gobierno ha hecho lo mismo que los otros gobiernos de Europa”, ha dicho.

El presidente ha concluido su primer cara a cara con un reproche a las propuestas sociales del PP. “Debe responder a preguntas sencillas. Precarizamos las condiciones laborales como hizo el PP o dignificamos con la estabilidad laboral con el acuerdo con los agentes sociales. Devaluamos los sueldos o tenemos salarios mínimos de 1.000 euros al mes. Revalorizamos las pensiones conforme al IPC o condenamos a los pensionistas al 0,25%. Es así de sencillo. La respuesta que tienen que dar es a las siguiente pregunta: derechos sociales o retrocesos sociales. Este Gobierno apuesta por los derechos sociales y ustedes, con las palabras y los hechos, por el retroceso social”.

Etiquetas
stats