El Gobierno admite que no hay avances en la renovación de la Corona y lo achaca a la prioridad de la recuperación

Pedro Sánchez y Felipe VI en una imagen de archivo.

El Gobierno ha vuelto a dar una nueva patada hacia adelante en los supuestos planes de Felipe VI para modernizar la Corona tras los escándalos de Juan Carlos I. A pesar de que Pedro Sánchez aseguró hace un año que se iría conociendo la "hoja de ruta" del jefe del Estado para profundizar en la "transparencia y la ejemplaridad", el Ejecutivo reconoce que no ha habido movimientos. "No se ha producido ningún avance en la cuestión normativa, porque la hoja de ruta del Gobierno hoy es la recuperación económica y cumplir con nuestros compromisos en la UE", ha afirmado la portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez, sobre el rey emérito: "Siento rechazo ante las actitudes incívicas publicadas en los medios"

Pedro Sánchez, sobre el rey emérito: "Siento rechazo ante las actitudes incívicas publicadas en los medios"

En Moncloa no ocultan la incomodidad que les generan las informaciones que periódicamente se publican sobre los planes o deseos de Juan Carlos de Borbón de volver a España más de un año después de su salida a Abu Dabi. "Desconozco la información", se ha limitado a decir Rodríguez sobre la noticia publicada en El Confidencial respecto a la intención del emérito de regresar, recuperar la asignación que le retiró el actual monarca forzado por las revelaciones sobre su fortuna opaca y vivir en el Palacio.

Rodríguez no ha querido decir siquiera qué opina el Ejecutivo sobre el hipotético regreso del emérito más allá de trasladar a los periodistas que "conocen la opinión" del Gobierno. Sánchez ha dejado claro el rechazo hacia las "actitudes incívicas" de Juan Carlos I. A partir de ahí, silencio por parte del Gobierno, que deja en manos de Casa Real cualquier movimiento que afecte al exjefe del Estado.

La portavoz, que ha recordado que la "relación" del Gobierno es con Felipe de Borbón para sacudirse la presión sobre el emérito, no ha perdido la oportunidad, eso sí, de "valorar el esfuerzo que desde la actual Casa Real están haciendo por dotar a la monarquía parlamentaria de mayor transparencia". Lo que no ha contestado Rodríguez es qué cambios exactamente ha puesto en marcha Felipe VI. "Soy la portavoz del equipo de Gobierno, no lo soy de la Casa Real", ha expresado.

Más allá de modificaciones ligeras como la publicación de los regalos que perciben no ha habido grandes novedades. Ni Zarzuela ni el Ejecutivo de turno dan información, por ejemplo, sobre cuánto supone para las arcas públicas la monarquía más allá de los ocho millones de euros de asignación directa a través de los Presupuestos Generales del Estado. Esa cifra no contempla costes millonarios como la seguridad, la guardia real, o el personal que corren a cargo del Ministerio de Presidencia o de Patrimonio Nacional.

Rodríguez ha asegurado que "no ha habido avances" respecto a la "cuestión normativa" que afecta a la Casa Real, pese a las palabras de Sánchez el pasado 29 de diciembre, bajo la premisa de que el Ejecutivo está centrado en asuntos como la salida de la pandemia y la crisis económica. "Hace un año no solo no disponíamos de vacunas sino que, aunque nos parece que estaban hace tiempo, tampoco disponíamos de autorizacion al plan de recuperacion que se produjo en el mes de julio y que implica una serie de reformas legislativas que implican una agenda intensa para el Gobierno y el Parlamento. Consideramos que la prioridad hoy de España ha de estar en la recuperación económica y es ahí donde el Gobierno ha puesto toda su priordad en el ámbito normativo", ha afirmado la portavoz. No obstante, Moncloa descartó que se tratara de una ley de la Corona y dejó en manos de Zarzuela cualquier cambio en aras de la modernización. Un año después, nada ha cambiado en palacio.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats