El Gobierno planteará la retirada de la propuesta del cambio de mayorías para la renovación del Poder Judicial

Los ministros de Justicia, Juan Carlos Campo; Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (c), y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (d), durante la rueda de prensa. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno da un paso más en su intento por atraer al PP a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que se le resiste desde hace más de dos años. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha explicado que el Gobierno planteará a PSOE y Unidas Podemos que retiren la proposición de ley para la reforma del cambio de mayorías necesarias para elegir a los vocales del órgano de gobierno de los jueces. "Para evitar los focos se propondrá a los grupos que lo retiren para no dar pábulo a lo que no sea la eficiencia", ha dicho Campo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha presentado la ley de eficiencia operativa de la justicia. Las reticencias de la UE a esa reforma también han pesado en este movimiento.

Pedro Sánchez ya había dejado claro que renunciaba a reactivar esa propuesta que PSOE y Unidas Podemos registraron en el mes de octubre como forma de presión al PP y que generó una importante polémica con el rechazo de las principales asociaciones judiciales. Sin embargo, el presidente la paralizó tras el cambio de Pablo Casado durante la moción de censura impulsada por Vox. Gobierno y PP negociaban entonces la renovación, que había saltado por los aires en dos ocasiones desde 2018, pero el último intento también fracasó.

El Gobierno aceleró entonces la reforma que impide al Poder Judicial hacer nombramientos, entre otras cuestiones, mientras se encuentra en funciones como es el caso desde hace ya más de dos años. Esa reforma ya está aprobada y el CGPJ se queja de que conduce a su "atrofia y paralización".

El anuncio de Campo se produce un día después de haber alcanzado ese compromiso con la vicepresidenta de la Comisión Europea, Věra Jourová, con la que se reunió este lunes. En Bruselas no veían con buenos ojos la propuesta para rebajar a mayoría absoluta la exigencia de tres quintos que establece la ley del Poder Judicial para la elección de una parte de sus miembros -otra parte requiere esa mayoría reforzada establecida en la Constitución-. La comisaria europea ha celebrado el anuncio formulado por Campo.

El ministro ha explicado que la renovación del Poder Judicial fue uno de los asuntos que abordó con Jourová y que le trasladó que la prioridad del Gobierno español es la eficiencia judicial. "Ella entendió que el foco estaba ahí y otra cosa que se quiera buscar son ganas de poner palos en la ruedas", ha expresado Campo, que ha recordado que la reforma estaba congelada, aunque ha reconocido que aún así había "revuelo".

Fuentes diplomáticas admiten que las resistencias internacionales al cambio de las mayorías ha pesado en la decisión de retirar la propuesta del registro del Congreso mientras que celebran que la UE no pone ninguna pega a la que ya se ha aprobado para la limitación de las funciones del CGPJ cuando su mandato haya caducado, informa Andrés Gil. Desde el Gobierno enfatizan que la Comisión Europea lleva meses urgiendo a España a que se renovara el órgano de gobierno de los jueces y que la presión sobre el cambio de mayorías condujo a una reactivación de las negociaciones que estuvo cerca de culminar.

Campo ha aprovechado para reclamar al PP que no busque "excusas" que impidan el acuerdo -la retirada del registro del Congreso de esa proposición de ley era una de las exigencias de Casado- y ha emplazado al principal partido de la oposición a sentarse a negociar tras las elecciones madrileñas del 4 de mayo. "Ya no hay excusas, se le han dado todas las oportunidades, ahora estamos en un proceso electoral, esperaremos al 5. no se puede ser constitucionalista a tiempo parcial", ha zanjado Campo, que ha evitado pronunciarse sobre las propuestas de Victoria Rosell y Ricardo de Prada como vocales del Poder Judicial, que fueron los escollos que planteó el PP la última vez para cerrar un acuerdo. Unidas Podemos renunció a la magistrada, pero la coalición mantuvo la candidatura de De Prada, uno de los jueces que participó en la redacción de la sentencia de la Gürtel que provocó la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Insuficiente para el PP

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha querido este martes dejar claro que la retirada por parte del Gobierno de la propuesta para modificar las mayorías necesarias para renovar el Poder Judicial no es suficiente para desbloquear dicha renovación, pendiente desde 2018 por la negativa del PP a llegar a un acuerdo con el Ejecutivo. En un tuit, Casado ha insistido que su grupo renovará "los órganos constitucionales cuando Sánchez acepte reforzar la independencia judicial y respetar la separación de poderes".

"Llevo dos años exigiendo esta condición como marca la Constitución y el Consejo de Europa. El que bloquea y degrada las instituciones es el PSOE", ha afirmado el líder de los populares.

Por su parte, Ines Arrimadas se ha felicitado este martes en una rueda de prensa en el Congreso por "la defensa que ha hecho Europa sobre la independencia del poder judicial" y ha recordado que su partido ya trasladó en enero su "preocupación" a la Comisaria europea Věra Jourová "sobre la contrarreforma que estaba impulsado el Gobierno sobre el Poder Judicial".

"Es una pena que hayamos tenido que recurrir a Europa para frenar esta infamia" pero ha reconocido que se "alegran" de que "el Gobierno no se haya salido con la suya".

Europa ha vuelto a demostrar que garantiza la democracia al hacer rectificar al Gobierno", ha señalado, para defender de inmediato la propuesta de su partido para que los partidos políticos "no se repartan los jueces": "El Gobierno de España debe dejar de manchar el nombre de nuestro país en Europa", ha señalado, porque cree que "la entrega de los fondos europeos depende del respeto al estado de Derecho".

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 12:57 h

Descubre nuestras apps

stats