Iglesias anuncia que la tarea del próximo Gobierno será "reparar las traiciones a España" del PP

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (i), saluda a Pedro Sánchez, tras su intervención ante el pleno del Congreso de los Diputados.

El hilo del 15M, la PAH, Gamonal, el 8 de marzo y los pensionistas. El hilo de la marea blanca, la verde y la naranja. El hilo que ha tejido una "década de la esperanza" sintetizada en el "sí, se puede", lema entonado para frenar desahucios y para alumbrar Podemos en 2014. Ese "sí, se puede", ese hilo, ha asegurado Pablo Iglesias este sábado en la tribuna del Congreso, es el que va a traducirse en políticas públicas tras el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para el primer Gobierno de coalición en 80 años en España.

MINUTO POLÍTICO | El primer día del debate de investidura, en directo

Pablo Iglesias ha arrancado este sábado su discurso en la sesión de investidura de Pedro Sánchez con varios agradecimientos. En primer lugar, al discurso del candidato socialista, y ha señalado los dos principales objetivos del primer Gobierno de coalición de la historia democrática reciente: "Los avances sociales y democráticos". En segundo lugar, Iglesias ha saludado al grupo confederal de Unidas Podemos, por su "perseverancia y apoyo". "Las cosas no salen a la primera", ha dicho en referencia a las negociaciones fallidas de julio.

Iglesias también ha tenido en su discurso un recuerdo para los muñidores del acuerdo: María Jesús Montero, Pablo Echenique, Félix Bolaños, Ione Belarra, "que han ilusionado a millones de compatriotas".

Por último, Iglesias ha dado las gracias a la sociedad civil y los movimientos sociales: "El acuerdo es más mérito de ellas y de ellos que de cualquier partido político, son los verdaderos arquitectos de este acuerdo". Y, frente a las presiones para que el Gobierno no salga adelante "de grupos financieros, poderes económicos y sus brazos mediáticos", Iglesias ha considerado "necesaria" la crítica de los movimientos sociales "para hacer las cosas bien".

El líder de Unidas Podemos ha contrapuesto "una década perdida" por la "corrupción, los recortes sociales, de derechos y libertades" unido al "conflicto territorial agrandado por la gestión de la derecha", con la "década de la esperanza", jalonada por el 15M, las mareas por los servicios públicos, los movimientos feministas y de los pensionistas que llevan "el sí se puede' a políticas de Gobierno".

El candidato en la investidura, el socialista Pedro Sánchez, ha reconocido: "Es verdad que hemos tenido enfrentamientos en el pasado, pero bien está lo que bien acaba, y esto va a acabar con el entendimiento de las izquierdas. Estoy francamente ilusionado y dentro de cuatro años demostraremos a muchos que somos una izquierda que pudo gobernar y que lo hizo bien".

Ante esas dos caras de la década, Iglesias ha defendido el programa acordado con el PSOE: "Combina la experiencia del PSOE con la valentía de Unidas Podemos, junto con la reconstrucción de derechos y libertades arrebatadas a los ciudadanos y la conquista de nuevos derechos". Y ha señalado que, de esta manera, España se convierte en un "referente" en "Europa y el mundo por la justicia social y como vacuna ante la extrema derecha. La justicia social es la mejor vacuna frente a la extrema derecha".

En su intervención, el líder de Unidas Podemos se ha dirigido directamente a la bancada de la "derecha, la extrema derecha y la ultra-ultra derecha".

"Sólo aceptan la democracia y las instituciones cuando mandan ustedes", ha afirmado, a la vez que le ha recomendado "más Pérez Galdós y menos Pérez Reverte" a Pablo Casado. Y a Abascal le ha afeado "chupar del frasco de Esperanza Aguirre" tras hablar del "Leviatán" del acuerdo de coalición.

"Cuando hay una mayoría parlamentaria diferente", ha dicho Iglesias, "quieren usar todos los medios para oposición, y esperamos que sean medios legales".

Y les ha recordado su oposición histórica a la "Constitución del 78 –con votos en contra de AP y polimilis– , los derechos de las mujeres, de los trabajadores, que las lesbianas y gays se puedan casar... ¿Se imagina señor Maroto que no se hubiera podido usted casar con quien hubiera querido? Y ahora con la lucha contra el cambio climático".

Pablo Iglesias ha insistido: "Ustedes repiten la España porque no la entienden. Este Congreso recoge la pluralidad de nuestra patria, no entienden la diversidad de nuestra patria, desprecian la mayoría parlamentaria. Al despreciar el Parlamento, desprecian a España". Y ha recordado que ese discurso de la "antiEspaña" retrotrae a la dictadura, cuando "se asesinó a millares de españoles; se mandó a la División Azul a combatir junto a Hitler y que destruyó nuestra democracia".

"Su partido fue fundado por seis ministros de la dictadura", le ha dicho Iglesias a Casado, "pero hay que dar las gracias a esa gente que cambió de chaqueta". Así, Iglesias pidió a las bancadas de la derecha: "No vuelvan a su ideología totalitaria original, la democracia española les pondrá en su sitio". Y les señaló sus pecados: "Traicionar a España es atacar los derechos de los trabajadores, regalar dinero público a los bancos, privatizar los servicios públicos, vender viviendas públicas a fondos buitre, robar a manos llenas y financiarse ilegalmente campañas electorales".

Así, el líder de Unidas Podemos anunció que las tareas del próximo Gobierno serán "reparar las traiciones a España". Y recordó cuando en un acto de partido, Angela Merkel, rechazó una bandera alemana porque no "ningún partido puede arrogársela". A continuación, Iglesias pidió la misma "responsabilidad de Estado. Antes que españoles, son reaccionarios".

Después de las palabras dedicadas a los representantes de las derechas, Iglesias se ha dirigido a los independentistas: "Querría convencerles de que dejen de serlo dialogando, para hacer juntos un país diverso en el que quepan diferentes naciones y empujar el republicanismo. No soy ingenuo, seguirán siendo independentistas y es legítimo en democracia. Pero creo que hay valores democráticos y sociales compartidos que nos sirven para afrontar democráticamente los conflictos políticos y para mejorar la vida de la gente, independientemente de su bandera. Y quienes nos han votado quieren que en estas cosas nos podamos entender".

Pero Iglesias también se ha dirigido a los independentistas "en prisión y en el exilio". El líder de Unidas Podemos ha reconocido que conoce a "muchos de ellos", con los que tiene "grandes diferencias" pero mantienen "profundas convicciones democráticas", y a los que ha querido "dar las gracias desde la tribuna" por "no haber dejado de defender el diálogo como vía para el acuerdo desde la cárcel. Hagamos política".

"El próximo Gobierno tendrá muchos enemigos", ha afirmado Iglesias, "tendrá poderes económicos, financieros y sus brazos mediáticos atacarán al próximo Gobierno, y habrá algunos togados que pondrán su ideología reaccionaria por delante del derecho. El próximo Gobierno deberá defender la democracia con la ley, con la ley, con la ley y con la ley".

Para terminar, Iglesias ha recordado unos versos de La Patria Grande, de Antonio Machado. En ellos, Juan de Marine les dice a sus discípulos, Machado:

"La patria es, en España, un sentimiento esencialmente popular, del cual suelen jactarse los señoritos. En los trances más duros, los señoritos la invocan y la venden, el pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera".

Y se ha dirigido a Pedro Sánchez, quien estará "al frente de una coalición progresista histórica": "Es un honor caminar con vosotros. Sí, se puede. Adelante, presidente".

"Hay mucha esperanza e ilusión por que las izquierdas se entiendan en el gobierno, hay ilusión y optimismo", ha reconocido Sánchez en la réplica, quien ha reconocido a Unidas Podemos "la asunción de responsabilidad de vivir contradicciones". En este sentido, Sánchez ha agradecido a Pablo Iglesias y Alberto Garzón el compromiso programático "por la responsabilidad fiscal", con un ojo puesto en el Pacto de Estabilidad económico de la UE.

"Somos conscientes de que hay un problema de cohesión territorial en Catalunya", ha dicho Sánchez: "Queremos resolverlo, vamos a poner toda la generosidad, empatía y vocación de volver a la política".

Asens: "Hay que ir más lejos que nunca"

"Hay que ir más lejos de lo que nunca se ha llegado, lo que nunca ha sucedido no envejece. Será fundamental tener cintura, estar atentos a los matices, aprender que gobernar es gestionar las contradicciones", ha dicho el portavoz de los comunes, Jaume Asens: "La situación es excepcional y hay que arriesgarse con responsabilidad por el momento histórico que vivimos. Nosotros saltamos con una activista de la PAH y con un profesor de universidad que será vicepresidente del Gobierno. Muchas gracias, Pablo".

"Habrá muchos enemigos, pero no hay que atemorizarse", ha insistido Asens: "Ya lo vivimos en Barcelona, decían que saldría azufre de las alcantarillas. Y demostramos que era posible gobernar de otro modo, ser líderes en inversión social sin deuda, que era posible. Y también podremos demostrarlo en el Gobierno de España. Es verdad que traemos frescura, pero también venimos de lejos".

Asens ha reconocido sus herencias políticas: "Se lo debemos a todos ellos, a los movimientos sociales, está en juego los derechos conquistados. A la extrema derecha se la gana gobernando para la gente y por el bien común, se la gana trabajando por la fraternidad y la solidaridad entre los pueblos".

"Por eso, muchas gracias a todas las formaciones que han entendido que no se puede gobernar a espaldas de la plurinacionalidad de España", ha afirmado Asens, quien ha citado a Comus: "La democracia si es consecuente no puede ser fruto de la venganza".

"Por eso Europa les duele, porque les molesta que los adversarios tengan derechos", ha señalado Asens en alusión a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre Oriol Junqueras. "Nosotros no queremos un país con más trincheras que puentes, un país sin vencedores ni vencidos".

Y ha concluido pidiendo ayuda a la sociedad civil: "No nos dejéis solos, marcadnos el camino, sabemos de la importancia de ser valientes para ir lo más lejos posible y decir la verdad a la gente".

Garzón: "Revertir las políticas de los últimos 10 años"

El líder de IU, Alberto Garzón, ha glosado "las regresiones que llevaron a la explotación y la desigualdad: la que más ha sufrido ha sido la clase trabajadora. Y ahora se trae la oportunidad para revertir todas estas políticas de los últimos 10 años".

"Las propuestas son medidas ecologistas, feministas, luchas contra la ludopatía, la subida de salarios y pensiones, pero la derecha no habla de estas políticas", ha dicho Garzón.

"La radicalización de las derechas es para ver quién rentabiliza mejor el conflicto político: la derecha política española se alimenta del conflicto y por eso quiere obstaculizar una senda que resuelva el conflicto", ha dicho Garzón en referencia a Catalunya.

"Las derechas tienen una noción de España frente a la anti-España, y, según su criterio, el 60% están en la anti-España", ha proseguido el líder de IU: "Yo estoy muy contento de pertenecer el PCE, sin el que no se entendería ni la democracia española ni la Constitución del 78".

"Es la última oportunidad de que las cosas no se estropeen más ni en lo político ni en lo económico", ha zanjado Garzón: "Muchas gracias PSOE, muchas gracias, compañeros de Podemos".

Gómez-Reino llama "a la movilización para defender el Gobierno"

El portavoz de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino, ha llamado "a los votantes de izquierda y los demócratas ante la ofensiva de la derecha a la calma y la firme movilización cívica para la defensa del Gobierno que va a salir de la investidura".

"Galicia va a estar en el próximo Gobierno", ha dicho Gómez-Reino, "y también en el programa para luchar contra los incendios, el plan de desarrollo industrial, en la defensa de los que trabajan en el mar y el compromiso de memoria democrática para devolver el Pazo de Meirás a Galicia".

Etiquetas
Publicado el
4 de enero de 2020 - 16:07 h

Descubre nuestras apps

stats