La portada de mañana
Acceder
España puede vacunar a todos los mayores de 60 en mayo si llegan las dosis
Entrevista - Illa: "Lo normal sería que Aragonès diese un paso al lado"
Opinión - El enemigo entra por la pantalla, por Rosa María Artal

El informe de la Eurocámara sobre la inmunidad de Ponsatí le atribuye un delito que no estaba en la euroorden del Supremo

Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y Toni Comín.

El informe aprobado este martes en la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo para levantar la inmunidad de la eurodiputada Clara Ponsatí afirma que "el presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo español solicitó la suspensión de la inmunidad por un presunto delito de sedición y por un delito de malversación de fondos públicos". Sin embargo, en su carta del 10 de febrero de 2020, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, remite al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, una solicitud de suplicatorio en la que incluye autos de procesamiento del caso de mayo de 2018 y marzo 2019, así como la sentencia del procés de octubre de 2019 y el auto de la euroorden de octubre de 2019.

Y en esa euroorden de 4 de noviembre de 2019 que incluye Lesmes en su carta a Sassoli, el juez instructor del Supremo, Pablo Llarena, en la página 54 del auto, atribuye a Ponsatí y Toni Comín cargos de sedición, pero los de malversación los deja para Comín y el ex conseller Lluís Puig.

"La corrección de errores está prevista en las normas, incluso para textos ya aprobados en pleno y publicados, hasta directivas y reglamentos", explican fuentes de la comisión de Asuntos Jurídicos, dando por hecho el error incluido en el informe aprobado por populares, socialistas, liberales y ultraconservadores: "Es más, las normas permiten corregir errores incluso en textos ya aprobados y publicados, incluso en directivas y reglamentos. A veces hay errores administrativos".

Los portavoces de la Eurocámara han informado posteriormente de que la corrección ya se había publicado en la web: "Los servicios del Parlamento Europeo detectaron el error en el informe. Se ha presentado de inmediato una corrección de errata y se ha notificado al ponente, los coordinadores y los vicepresidentes de la comisión parlamentaria. El texto que se votará en la sesión plenaria de marzo incluirá la citada corrección (erratum)".

Así, el informe corregido en lo relativo a los cargos de Ponsatí pasaría a votarse directamente en el plenario sin pasar por la comisión JURI. Precisamente uno de los argumentos de la defensa para protestar por que los tres expedientes fueran llevados por el mismo ponente tenía que ver, entre otros argumentos, con que hay cargos distintos para el caso de la ex consellera.

Así, el informe elaborado por el ultraconservador búlgaro Angel Dzhambazki (ECR, el grupo de Vox y los nacionalistas flamencos de la N-VA) y aprobado por 15 votos a favor, 8 en contra y 2 abstenciones, atribuye a Ponsatí delitos que no están en la euroorden para la que el propio informe pide el levantamiento de la inmunidad.

En efecto, de acuerdo con el informe votado, el levantamiento está acotado a dar respuesta a la propia petición del Tribunal Supremo. Así, no prevé ningún enjuiciamiento y se limita al caso de la euroorden, abierto y congelado en la Justicia belga tras tomar posesión del escaño. Al tiempo, el informe del suplicatorio descarta que "el procedimiento judicial responda a la intención de dañar la actividad política de un diputado y el Parlamento Europeo"; niega que la causa del 1-O, por ser de 2017, "se iniciara con la intención de obstaculizar la futura actividad política de Puigdemont como eurodiputado, puesto que en aquella fecha la adquisición de dicha condición no era sino una hipótesis de futuro", y también rechaza cuestionar la competencia del Supremo para pedir el suplicatorio, si bien la Justicia belga ha descartado la euroorden del ex conseller Lluís Puig precisamente al cuestionar la competencia del Supremo.

En todo caso, el próximo pleno de marzo del Parlamento Europeo, entre el 8 y 11 de marzo, tendrá la última palabra, si bien las mayorías de la comisión JURI suele trasladarse a las votaciones en la plenaria. "No damos ninguna batalla por perdida", ha dicho el expresident de la Generalitat en una rueda de prensa este miércoles en el Parlamento Europeo: "No la dimos cuando decían que me extraditarían en Alemania; no la dimos cuando decían que aceptarían la euroorden en Bélgica; y tampoco cuando nos decían que no seríamos eurodiputados. Ahora tampoco la damos por perdida, pero sabemos contar".

Si el Parlamento Europeo levanta la inmunidad, ninguno de los tres pierde su condición de eurodiputado: lo que ocurre es que se reactiva la euroorden y estarán a expensas de lo que decidan los tribunales del país en el que se encuentren. En el caso de Bélgica, la Justicia ya ha rechazado la del ex conseller Lluís Puig por considerar al Supremo tribunal no competente.

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2021 - 13:01 h

Descubre nuestras apps

stats