El abogado de Juan Carlos I asegura no haber recibido de momento ningún requerimiento nacional o extranjero

Piñera abre con Juan Carlos I sus entrevistas en la víspera de su investidura

Europa Press / eldiario.es

0

Juan Carlos de Borbón "no ha recibido por el momento ninguna notificación, comunicación o requerimiento" de ningún juzgado o fiscalía nacional o extranjera, según ha informado este martes su nuevo abogado, Javier Sánchez-Junco.

Según un comunicado remitido a Europa Press, Sánchez-Junco hace constar que fue contratado por Don Juan Carlos tras las últimas informaciones publicadas, con el fin de "asumir su representación y ejercitar cuantas acciones sean necesarias en ejercicio de su derecho de defensa".

El letrado manifiesta que se siente "muy honrado" aceptando esta designación para ejercer la representación legal del Rey emérito, tras lo cual comunica que "una vez se cuente con elementos de conocimiento suficientes, se darán las informaciones oportunas".

El fiscal suizo Yves Bertossa lidera una investigación secreta por los fondos de Juan Carlos I en una cuenta del país a nombre de la Fundación Lucum. En el marco de esa causa tomó declaración a Corinna Larsen el pasado diciembre en calidad de investigada, al igual que a los presuntos testaferros Arturo Fassana y Dante Canónica. Bertossa cree que 65 millones de euros que fueron transferidos desde la cuenta de Lucum a otra de Larssen en 2012 proceden de los 100 millones que recibió Juan Carlos I de una comisión por la construcción del AVE a La Meca en 2008, según publicó Tribuna de Ginebra.

Por su parte, y tal y como adelantó eldiario.es, la Fiscalía Anticorrupción ha remitido una comisión rogatoria a Suiza para conocer formalmente la investigación que la justicia helvética sigue por una supuesta donación de 65 millones de euros desde una fundación panameña vinculada a Juan Carlos I a una cuenta de su antigua pareja sentimental Corinna Larsen, han informado a eldiario.es fuentes jurídicas.

A las investigaciones judiciales sobre el origen de una parte de la fortuna de Juan Carlos I en Suiza, y en España en caso de que la Fiscalía Anticorrupción llegue a señalar al monarca emérito, se une un tercer frente en Reino Unido íntimamente ligado a los dos anteriores. Su expareja Corinna Larsen ha anunciado una denuncia por la presunta operación del servicio secreto español para evitar que cualquier ilegalidad cometida por el rey salga a la luz. La empresaria alemana no ha desvelado aún con qué acudirá a los tribunales londinenses, pero el pasado abril registró un acta notarial en el que describe y aporta documentación sobre las presiones que habría recibido del que fuera director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán con conocimiento y autorización de Juan Carlos I.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2020 - 21:16 h

Descubre nuestras apps

stats