Manuela Carmena: "Bankia tiene la obligación moral de beneficiar a los que lo necesitan, no a los inversores"

Carmena defiende la gestión empresarial de su marido ante las críticas de Aguirre.

La candidata de Ahora Madrid a la alcaldía de la capital, Manuela Carmena, ha definido este martes en un desayuno informativo los dos principales objetivos que se ha marcado en caso de ganar las elecciones municipales del 24 de mayo: luchar contra la desigualdad que existe entre los barrios de la ciudad e impedir los desahucios sin solución habitacional.

Carmena, que ha sido presentada por la periodista Soledad Gallego-Díaz, ha asegurado que a sus 71 años ha asumido la responsabilidad de encabezar la lista de la iniciativa municipalista por convencimiento; y ha tratado de que este se contagie a los presentes. "Quisiera ilusionarles a ustedes: tenemos una gran oportunidad de cambiar el destino de nuestra ciudad".

También ha denunciado la imposibilidad de concretar un programa ante la carencia de información que hay sobre la situación real de la ciudad. La exjueza ha revelado que hace unos días mantuvo una reunión con la actual alcaldesa, Ana Botella, y que esta se comprometió a aportarle la información que necesitara: "Me dijo que sí, pero no lo ha hecho".

La exmagistrada ha puesto como ejemplo la situación de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS): "¿Cuántas viviendas tenemos disponibles para alquileres sociales. No lo sabemos?". Precisamente la materia que ha ocupado más parte del discurso de Carmena ha sido el acceso a la vivienda. La candidata de Ahora Madrid ha asegurado que su intención es "que no haya ningún lanzamiento en el que la persona no tenga una alternativa". La exjueza ha considerado "inaceptable" que la ley no defina qué hacer con las personas cuando se acomete un desahucio: "La Ley de Enjuiciamiento sí dice qué hacer con los enseres de las personas, pero no con las personas. ¿Qué estaban pensando los parlamentarios?".

Carmena ha lanzado una batería de propuestas para luchar contra el problema de la vivienda, que debe ser, en su opinión, "un derecho subjetivo". En primer lugar, Ahora Madrid se compromete a establecer una oficina judicial que, "antes de que se produzca el desahucio, tenga preparada una solución habitacional". La candidata ha reconocido que no se ofrecerá "una solución definitiva" pero que evitará que se vea "a gente que se queda en la calle".

Manuela Carmena se ha comprometido además a crear un fondo de alquiler social que se nutriría con las viviendas que todavía no ha vendido la EMVS a los fondos buitre. Carmena, que ha vuelto a lamentar la imposibilidad de conocer cuántas viviendas tiene la empresa pública en propiedad, ha lanzado una iniciativa que precisaría de la colaboración de los madrileños: que pongan a disposición del Ayuntamiento las viviendas vacías para hacer una bolsa de alquiler municipal para cinco años. Los propietarios, que recibirían una renta por debajo del mercado, tendrían a cambio la posibilidad de rehabilitar la vivienda con financiación municipal.

Para ampliar el parque de viviendas aún más, Carmena ha propuesto que Bankia ofrezca al Ayuntamiento de Madrid un derecho de tanteo sobre las miles de viviendas que la entidad nacionalizada tiene previsto sacar a la venta próximamente. Alternativas más audaces. "Bankia va a sacar a la venta 45.000 viviendas a financieros por 3.300 millones de euros a los fondos buitre", ha asegurado. "Planteamos un derecho de tanteo: el Ayuntamiento tiene que tener la capacidad de dirigirse a un banco que es de todos y hacerlo".

"Va a ganar lo mismo", ha explicado Carmena. "No pretendemos una ganga, sino que la ganga que va a vender no lo haga a un fondo buitre sino a un fondo nido", ha asegurado. La candidata ha indicado que Bankia, rescatada con dinero público, "tiene la obligación moral de beneficiar a los que lo necesitan, no a los inversores extranjeros".

Desigualdad y deuda

El segundo eje de la candidatura de Ahora Madrid se centra en la lucha contra la desigualdad, según ha explicado Carmena. La exjueza ha asegurado que "en Orcasur", uno de los barrios más pobres de Madrid, "se viven ocho años menos que en el barrio de Salamanca". Una situación que, según defiende la candidata, es insostenible y una muestra de las desigualdades que se dan en apenas unos kilómetros de distancia. La exjueza ha puesto otro dato sobre la mesa: "Hay 30.000 personas que están pasando hambre de verdad". La candidata ha asegurado que "no se puede ser feliz cuando se ve el dolor de los demás".

En este sentido, Carmena ha defendido la utilidad de las instituciones democráticas para mejorar la vida de las personas y como "garantía de la estructura del bienestar", aunque ha asegurado que no sirven para nada si no están lideradas "por personas con valor" y que aporten contenido.

Otro de los temas que ha abordado es la enorme deuda que arrastra Madrid desde los Gobiernos municipales de Alberto Ruiz-Gallardón. "La deuda la vamos a pagar y la vamos a pagar bien", ha señalado. "Madrid tiene una deuda muy fuerte pero también el mayor presupuesto", lo que, en su opinión, permitiría abordar sin problemas los pagos. No obstante, Carmena ha advertido a los acreedores: "Si los madrileños lo necesitan, pactaremos otros plazos de amortización".

Etiquetas
Publicado el
12 de mayo de 2015 - 10:20 h

Descubre nuestras apps

stats