La Mesa del Congreso acuerda la reforma del hemiciclo para adaptarlo a diputados con movilidad reducida como Echenique

El diputado de Unidas Podemos Pablo Echenique al inicio de un pleno en el Congreso.

La Mesa del Congreso ha acordado este martes el proyecto para reformar el hemiciclo y adaptarlo a personas con movilidad reducida, como el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

El Congreso no tiene aún solución para Echenique: persisten las barreras para los diputados en sillas de ruedas

El Congreso no tiene aún solución para Echenique: persisten las barreras para los diputados en sillas de ruedas

La propuesta de obras de reestructuración de los escaños del hemiciclo para mejorar su accesibilidad prevé que diputados con movilidad reducida puedan acceder a un escaño en las dos primeras filas de asientos y no tengan que asistir a los plenos únicamente desde los escaños del llamado gallinero, en las bancadas del fondo.

"Es una buena noticia que la sede de la soberanía popular vaya a ser accesible por fin", explican fuentes del grupo parlamentario de Unidas Podemos: "Llega tarde, pero llega gracias a la disposición de los servicios de la Cámara, que han logrado que el hemiciclo vaya a ser accesible para todas las personas con movilidad reducida tal y como indica el sentido común y también las leyes vigentes".

La reforma del hemiciclo aprobada este martes, contará con un sistema de plataformas ideado inicialmente en las escenografías de los teatros: se usa en las funciones para elevar partes del suelo sin hacer ruido y de manera rápida.

El proyecto, cifrado "en un máximo de 258.230 euros", se basa en una tecnología que consta de un sistema mecánico oculto que permitirá que en el momento que se precise, los peldaños se desplacen de forma vertical formando un solo plano para que la persona con movilidad reducida pueda así elevarse hasta el nivel que desee.

No tiene apariencia visible, según el proyecto, y está pensado que quede integrado en el hemiciclo.

El sistema aprobado por la Mesa este martes fue originalmente diseñado para mejorar la flexibilidad de los teatros, ya que no requiere de foso y minimiza e incluso elimina la necesidad de excavación o grandes reformas estructurales.

No obstante, Echenique sigue conversando con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y con los servicios de la Cámara para buscar una solución temporal para su ubicación en el hemiciclo hasta que se adapte a personas con movilidad reducida.

Mientras el Congreso estudia las opciones para reformar el Salón de Plenos, las barreras del pleno quedan expuestas. Cuatro escaleras largas y angostas para acceder a los escaños; cinco escalones para subir hasta la tribuna de oradores y otros más para llegar a la Mesa.

Estos obstáculos dificultan que Echenique o cualquier otro diputado en silla de ruedas o con movilidad reducida se muevan con comodidad por la sala, pese a que la normativa aprobada en 2013 obliga a que los edificios tengan unas "condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación" a partir de diciembre de 2017.

Según han informado a Efe fuentes parlamentarias, las obras para la adaptación del hemiciclo no se harían hasta este verano, cuando acabe el periodo de sesiones. En cuanto al tiempo de ejecución, se han establecido 90 días para la fabricación del sistema y otros 30 días para su instalación, informa el Congreso.

Echenique, que padece una atrofia muscular espinal que lo mantiene en una silla de ruedas, se ubicó durante el pleno de investidura en la parte baja del hemiciclo, junto a las taquígrafas.

Una de las opciones es que el portavoz de Unidas Podemos siga en ese lugar de forma temporal, aunque para votar tendría que desplazarse a la última fila del Congreso, la única hasta la que puede llegar en silla de ruedas y en la que se adaptó el sistema de votación.

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2020 - 08:59 h

Descubre nuestras apps

stats