Pablo Iglesias dejará el Gobierno antes del 31 de marzo para que no peligre su candidatura por la ley electoral madrileña

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se despide tras su última intervención en el Senado antes de cesar para ser candidato de Unidas Podemos en Madrid.

Pablo Iglesias deberá abandonar el Gobierno antes de lo previsto para emprender el camino hacia las elecciones de Madrid. Aunque los planes iniciales eran que el candidato de Unidas Podemos apurara su presencia en el Ejecutivo como vicepresidente segundo hasta el inicio de la campaña, la ley electoral madrileña trastoca esos planes y ha obligado a acelerar la crisis de Gobierno que Pedro Sánchez y el propio Iglesias habían pactado tras anunciar este su decisión.

Pablo Iglesias ficha a la abogada de la PAH Alejandra Jacinto para las listas de Unidas Podemos por Madrid

Pablo Iglesias ficha a la abogada de la PAH Alejandra Jacinto para las listas de Unidas Podemos por Madrid

El aviso no lo ha dado nadie del equipo jurídico de Podemos o de la Vicepresidencia, sino un investigador de Metroscopia, colaborador de medios y profesor. Paco Camas advertía este martes en un tuit de que la ley electoral de Madrid impide en su artículo 3 que se presenten a los comicios autonómicos "el Presidente y los miembros del Gobierno de la Nación y sus Secretarios de Es­tado". El siguiente punto matiza que esta causa de inelegibilidad tiene que estar solventada "el mismo día de la presentación de su candidatura". Esto es, como tarde el 31 de marzo, cuando concluye el plazo.

En Podemos han sido conscientes de la circunstancia por este tuit. Tras algunas consultas legales, la conclusión ha sido la obvia: Pablo Iglesias debe abandonar el Gobierno antes de tiempo para preservar su candidatura. La opción de buscar alternativas jurídicas ha durado muy poco, máxime cuando la decisión de dejar la Vicepresidencia Social estaba tomada de antemano.

Iglesias también dejará su acta de diputado, aunque en este caso no hay ninguna norma que obligue a hacerlo hasta que no recogiera el acta de diputado autonómico, que sí es incompatible.

Fuentes de Podemos consultadas por elDiario.es que "aún no se ha decidido" cuándo y cómo se producirá el cese como vicepresidente ni como diputado. "Estamos valorando", apuntan las mismas fuentes.

La salida de Iglesias conlleva cambios en el Ejecutivo de coalición que Sánchez e Iglesias acordaron pero que su marcha anticipada precipitan. Aunque los tiempos dan para que Sánchez acometa los cambios antes de Semana Santa, nada obliga al presidente a hacerlo de manera inmediata y en Moncloa no hay una respuesta oficial a cuándo pretende hacer la reestructuración, que pasa al menos por elevar a Yolanda Díaz a una vicepresidencia tercera y a Nadia Calviño a la segunda y en nombrar a Ione Belarra ministra para Asuntos Sociales y Agenda 2030.

De acuerdo a los plazos, Iglesias podría acudir el martes 30 a su última reunión del Consejo de Ministros y presentar su renuncia inmediatamente después. Sánchez podría comunicarle al rey los cambios ese mismo día, como ocurrió con la salida de Salvador Illa, y que las promesas e intercambios de cartera se produjeran el miércoles, víspera de jueves santo. Fuentes gubernamentales también aseguran que daría tiempo a publicar en el BOE la nueva estructura de Gobierno.

También Hana Jallou, actual secretaria de Estado de Migraciones en el departamento que dirige José Luis Escrivá, tendrá que abandonar el cargo para concurrir como número dos de Ángel Gabilondo, porque la ley electoral establece que son inelegibles en la Comunidad de Madrid el presidente de la nación, sus ministros y los secretarios de Estado.

Adiós al Senado

Sea cuando fuere el cese de Iglesias, el secretario general de Podemos ha comenzado a despedirse de las instituciones de ámbito estatal en las que ha comparecido durante su mandato. Este martes se ha celebrado la habitual sesión de control al Gobierno en el Senado, donde el vicepresidente ha intervenido en la última interpelación como miembro de este Ejecutivo.

"Esta es mi última intervención en el Senado, quería darle las gracias a todos ustedes", ha arrancado su discurso. Las palabras de Iglesias han motivado los aplausos de las bancadas del bloque del Gobierno y sus aliados, pero también los abucheos desde la derecha del Hemiciclo. "También a las bancadas que me abuchean, ha sido un honor y un privilegio debatir con ustedes".

Iglesias ha aprovechado la réplica para arremeter contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a la que ha acusado de ser la única "desleal" con el Gobierno durante la pandemia. "No se puede consentir que algunos piensen que se pueden pisotear las leyes para destruir los servicios públicos y machacar a las personas dependientes", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2021 - 19:41 h

Descubre nuestras apps

stats