Podemos pide incluir en los Presupuestos límites al precio de la gasolina, ayudas por crianza y cuidados e impuestos a los ricos

Belarra, este lunes, ante la plana mayor de su partido.

Iñigo Aduriz


14

Podemos se ha introducido este lunes de lleno en la negociación con el PSOE de cara a la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, los de 2023, que serán los últimos del Gobierno progresista antes de las generales previstas para finales del año que viene. La ministra de Derechos Sociales y líder del partido, Ione Belarra, considera que esas cuentas “tienen que ser el hito que permita al Gobierno reorientar el rumbo y recuperar el ritmo” de la agenda de izquierdas. “Deben ser unos presupuestos que devuelvan un horizonte político nítido al Gobierno; tienen que ser la prueba del algodón”, ha asegurado este lunes en su discurso ante el Consejo de Coordinación de Podemos.

Sánchez usará el debate de la Nación como ensayo de una nueva estrategia más reconocible para la izquierda

Sánchez usará el debate de la Nación como ensayo de una nueva estrategia más reconocible para la izquierda

A su juicio, “hay transformaciones estructurales que la gente lleva mucho tiempo esperando y que no pueden esperar más”, como avanzar en un “sistema de cuidados y avances feministas”, “blindar el poder adquisitivo y frenar la inflación”, apostar por “lo público” y poner en marcha una “reforma fiscal” ambiciosa que garantice la progresividad de los impuestos.

Belarra ha planteado las medidas concretas que Podemos exigirá al resto del Gobierno durante la negociación. Entre ellas, ha mencionado “aprobar con carácter inmediato una ley de familias que amplíe los permisos de maternidad y paternidad a seis meses, que incluya una renta crianza de 100 euros al mes para cada niño de cada familia, así como permiso retribuido para el trabajador o la trabajadora de siete días al año para cuidados”.

“También debemos cumplir con nuestro compromiso de aumentar en 600 millones de euros la atención a la dependencia y ampliar el Plan Corresponsables con 200 millones de euros más para el año que viene. De esta forma podremos llegar a 1,2 millones de familias en España, doblando el número a las que se llega en la actualidad”, ha añadido, ante la plana mayor de Podemos. En aras de la protección de las mujeres, Belarra también ha reclamado “un aumento de la inversión en políticas de lucha contra las violencias machistas para el próximo año de más de 70 millones de euros”. 

Bajar el precio de los abonos a 10 euros

Con la idea de “frenar la inflación y proteger el poder adquisitivo de las familias” Podemos propone “establecer un precio máximo a los combustibles que ponga límite a la escalada de los precios”. “Este precio máximo se sufragaría gracias al impuesto extraordinario a los beneficios de las energéticas”, ha señalado Belarra. Tras conseguir pactar con el PSOE la rebaja de los abonos de transporte estatales al 50%, la ministra de Derechos Sociales considera “necesario seguir bajando el precio del abono transporte hasta que cueste 10 euros en todas las comunidades autónomas”.

Belarra también insta a la parte socialista del Gobierno a “cumplir de una vez por todas” el acuerdo de coalición “prohibiendo definitivamente los cortes de suministros a personas vulnerables y haciendo que las deudas acumuladas por las personas y las familias en situación de vulnerabilidad sean asumidas por las empresas del mercado eléctrico”. 

Para “blindar el poder adquisitivo” ante el escenario inflacionista, Podemos ve “urgente seguir subiendo el salario mínimo interprofesional según las recomendaciones de la Comisión Técnica que ha asesorado al Ministerio de Trabajo, aumentar en un 15% el IPREM, que es el índice que marca la cuantía de muchas prestaciones sociales en España así como actualizar las pensiones y los salarios de los empleados públicos de acuerdo a la inflación”. 

Llos próximos Presupuestos deben incluir, además, “un fondo de 10.000 millones de euros para invertir en sanidad pública y en educación pública”. Como las competencias están transferidas, la líder de Podemos propone que las comunidades autónomas pidan financiación voluntariamente y aporten un euro de sus presupuestos por cada dos euros que reciban de este fondo. “En el ámbito sanitario se debería destinar un cierto porcentaje como mínimo a la atención primaria y al sistema público de salud mental y, en el ámbito educativo, se debería destinar un cierto porcentaje como mínimo a la creación de nuevas plazas de educación infantil de 0 a 3 años”, ha añadido Belarra.

Impuesto sobre los beneficios de las empresas

Lo que plantea Podemos es que todas estas medidas “sean sufragadas con una reforma fiscal ambiciosa que no puede esperar más”. “No nos parece decente que tras dos gravísimas crisis económicas las grandes empresas y fortunas de nuestro país no hayan aportado ni un solo euro extra a hacer frente a la difícil situación”, ha denunciado. Por ello plantea “equilibrar la balanza fiscal haciendo que los que más tienen paguen lo que les corresponde”. Para ello, Belarra considera que “el impuesto extraordinario a las empresas energéticas debe ser de aplicación inmediata y las grandes empresas deben pagar al menos el mismo porcentaje de impuestos que las pequeñas” por lo que propone “que el impuesto mínimo del 15% se establezca sobre todos sus beneficios”.

Al mismo tiempo, Podemos ve “urgente” implementar “un impuesto a las grandes fortunas estatal que evite la aparición de paraísos fiscales interiores como Madrid, que hacen competencia desleal a otros territorios”.

A juicio del socio minoritario del Gobierno “los presupuestos de 2020 fueron los del Escudo Social frente a la pandemia; y los presupuestos de 2021 fueron los de la recuperación”. En ambos, ha dicho Belarra, su espacio político “fue capaz de empujar unas cuentas públicas que supusieron un punto de inflexión en España, en la medida en que dejaron atrás la etapa nociva de la austeridad y representaron una apuesta decidida por las políticas expansivas y de fuerte inversión pública como vía para hacer frente a la crisis”. 

“Ese espíritu que logramos imprimir a los presupuestos de 2020 y 2021 funcionó; demostramos que teníamos razón: frente a los casi 12 años que nuestro país tardó en recuperar los niveles de afiliación a la seguridad social que tenía antes de la crisis financiera de 2008, con Unidas Podemos en el Gobierno en menos de año y medio ya estábamos en niveles previos a la pandemia y la economía española crece al mayor ritmo en décadas, por dar solo dos datos”, ha celebrado.

Advertencias al PSOE

Pero la líder de Podemos considera que el actual es “un contexto muy diferente, marcado fundamentalmente por las consecuencias políticas, económicas y sociales de la invasión rusa de Ucrania y de la respuesta que se ha dado desde Europa en clave de escalada militar”. Al partido le “preocupa enormemente” la inflación “porque supone un golpe durísimo a la mayoría social” y porque, a juicio de Belarra, “puede dar al traste con la acción de gobierno de la coalición”. Por eso Podemos trabajará para que los Presupuestos “incluyan medidas verdaderamente contundentes, eficaces y valientes para proteger el poder adquisitivo y las condiciones de vida de la gente”. 

También ha lanzado varios dardos al PSOE al considerar que “los últimos acontecimientos y declaraciones”, en clara alusión al incremento del gasto militar o a la masacre de Melilla, “han derivado en un momento de la legislatura en el que no se perciben unos objetivos políticos claros en la acción del Gobierno de coalición”. “España no está en guerra, está sufriendo las consecuencias económicas y sociales de una guerra en Europa. Y como no estamos en guerra lo que necesita la gente no es comprar bombas. España necesita unos presupuestos que oriente la protección social”, ha añadido. En su opinión, “es preocupante que cada vez más gente tenga la sensación de que es Podemos en solitario quien levanta las banderas que deberían ser la seña de identidad de un Gobierno progresista”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats