La portada de mañana
Acceder
El plan del Gobierno para los sanitarios no solventará la falta de personal
Los supervivientes de Melilla: la Guardia Civil devolvió a personas heridas
OPINIÓN | 'Feijóo se hace un niksen', por Esther Palomera

El PP redobla la campaña en Bruselas contra el reparto de fondos europeos, ahora con los alcaldes

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, conversa con Pablo Casado, en una imagen de archivo.EFE/Javier Lizón

“No es hablar mal de España. Es hablar mal de lo que está haciendo el Gobierno, que para eso estoy”. Así justificó Pablo Casado el pasado lunes una nueva arremetida del PP contra la gestión de los fondos europeos diseñada por el Ejecutivo de coalición. El líder de la oposición se fue a Bruselas, donde volvió a acusar al Gobierno de beneficiar a las administraciones dirigidas por el PSOE o por nacionalistas, para reconocer casi en la misma frase que tanto la Comisión como el Parlamento Europeo ya hacen lo que él reclama: fiscalizar las ayudas y las reformas aparejadas a ellas. Entre ellas, la reforma laboral de la que dependen 10.000 millones. Pese a ello, este miércoles una delegación de alcaldes del PP viajará a la capital comunitaria a quejarse de la distribución del dinero aunque el Ejecutivo comunitario la ha avalado hasta en tres ocasiones, la última este mismo lunes mientras Casado estaba en Bruselas.

La distribución de los fondos europeos que critica el PP otorga a sus comunidades el 44% del total repartido

La distribución de los fondos europeos que critica el PP otorga a sus comunidades el 44% del total repartido

Casado se reunió con la nueva presidenta del Parlamento Europeo, la antiabortista Roberta Metsola. También con el presidente de los populares europeos en la Eurocámara, el alemán Manfred Weber. En una intervención posterior ante los medios, Casado puso precisamente de ejemplo al partido de Metsola, el Partido Nacionalista de Malta (aliado europeo del PP), por su oposición al Gobierno del Partido Laborista en lo que se refiere a la gestión de los fondos europeos. También anticipó que será una de las armas que utilice Valérie Pécresse, la candidata républicain de la derecha heredera de la UMP de Nicolas Sarkozy, contra Emmanuel Macron, en la inminente campaña de las presidenciales francesas.

“Dentro de las reuniones del PPE [el Partido Popular Europeo] todos los partidos que estamos en la oposición compartimos las críticas”, apuntó Casado para justificar sus continuas arremetidas contra el reparto de fondos. “Para eso está la oposición, para mejorar lo que se está haciendo mal”, añadió.

Tras sus declaraciones, Casado mantuvo algunos encuentros bilaterales con miembros del PPE, como Sigfried Muresan, ponente del Reglamento sobre el mecanismo de recuperación y resiliencia, y Markus Ferber, portavoz del Grupo en la Comisión de Asuntos económicos. El lunes también se reunió la Asamblea Política del PPE, a la que Casado no asistió. Según la nota de prensa distribuida posteriormente, en la cita se abordó la situación de Ucrania y Bielorrusia. También la posición del PPE sobre el desarrollo de la legislación en el ámbito digital o la fusión en un único partido de las dos organizaciones que la familia política tiene en Eslovaquia. Ni una mención a los fondos europeos, que supondrá un desembolso total de 806.900 millones de euros mutualizados entre todos los Estados miembro. Mucho menos una catarata de críticas de la oposición maltesa, francesa, italiana o búlgara que mencionó Casado.

Si con todo el buró del PPE no abordó Casado la gestión del Gobierno de los fondos, tampoco trascendió que lo hiciera con Metsola –quien ni siquiera tuiteó la reunión con Casado–, primero, o con Weber, después. Con todo, para el presidente del PP “es evidente que el Gobierno de Pedro Sánchez reparte los fondos de forma discrecional”.

Este martes, el Ministerio de Hacienda ha publicado un extenso documento en el que expone, programa a programa, los criterios técnicos aprobados en las diferentes conferencias sectoriales, en las que participan todas las comunidades autónomas, para asignar la primera tanda de ayudas. La población es uno de los criterios clave, por lo que Andalucía, gobernada por el PP y Ciudadanos, es la primera de la lista, seguida de Catalunya y Madrid. De hecho, las administraciones regionales lideradas por el PP (cinco comunidades de 17, más Ceuta) se han llevado el 44% del total.

El pasado 25 de enero la Comisión ya explicó al PP en una respuesta parlamentaria a la eurodiputada Isabel Benjumea que España recibe fondos de recuperación porque “los objetivos se cumplen”. Tal y como se aprobó en el propio Parlamento Europeo, el dinero llega a cambio de cumplir inversiones y reformas pactadas con Bruselas. Las ayudas se distribuyen a posteriori.

No era la primera vez que las instituciones europeas salían al paso de unas acusaciones que, en último término, ponen en duda su propia labor fiscalizadora. De hecho, Polonia ya ha visto cómo Bruselas le retiene una partida de los fondos, en este caso, por incumplir una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

Pero lejos de amedrentarse, el PP ahonda en la estrategia. Este miércoles viajará a Bruselas una delegación de alcaldes populares a denunciar lo que consideran una injusta distribución de los fondos de alcance municipal. El PP hace hincapié en la distribución de programas concretos para denunciar que sus Alcaldías reciben menos fondos que otras. Un ejercicio de cherry picking, es decir, elegir una serie de datos que te convienen para un relato y obviar el resto.

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez Almeida, será uno de los integrantes de dicha delegación. Este martes reiteró que su viaje “no es un ataque a España, como pretende hacer creer el Gobierno”, y sostuvo que “cuando se está hablando de cifras per cápita (del reparto de fondos europeos) se ve que las comunidades gobernadas por el PSOE están siendo tremendamente beneficiadas”, informa Carmen Moraga.

“Defender a España es defender un reparto equitativo y adecuado de los fondos europeos. La igualdad nos tiene que alcanzar a todos, con independencia de dónde residimos o el partido que nos gobierne”, concluyó.

Pero las críticas del PP al Gobierno no se detienen en los fondos. La eurodiputada Isabel Benjumea preguntó este lunes en la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara por el déficit de España e insinuó que se pusieran en marcha las medidas de control que contemplan los tratados europeos. “¿Qué medidas del programa de vigilancia fiscal piensa usar para evitar que se haga mal uso de los fondos y que las inversiones no financien gasto corriente?”, cuestionó Benjumea.

El letón Valdis Dombrovskis, vicepresidente económico de la Comisión, enmendó de nuevo al PP y respondió que “varios países, como Italia, Lituania y Letonia, han recibido un apercibimiento, pero España no estaba entre esos países con esa notificación y llamada a la cautela”. Es decir, que no solo el reparto de los fondos, sino que las cuentas del Gobierno de coalición no preocupan al Ejecutivo comunitario.

Fe de errores:

En una versión anterior de este artículo se indicaba que Casado había asistido a la Asamblea Política del Partido Popular Europeo. Así figuraba en las previsiones que mandó el gabinete de prensa del PP a los periodistas. Desde el partido aseguran que la referencia a la reunión es “un error” y que Casado no asistió a la cita.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats