La portada de mañana
Acceder
El choque del PSOE con sus socios por los desalojos amenaza la ley de vivienda
Por qué el BCE es prisionero de su objetivo del 2% de inflación
OPINIÓN | 'Sadoeconomía', por Antón Losada

Un “presunto” San Chin Choon dice al juez que no puede venir a España y se ofrece a declarar desde la Embajada

El empresario malayo, dueño de Leno, San Chin Choon

Pedro Águeda


10

El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, que instruye el caso mascarillas, ha recibido un correo electrónico enviado “presuntamente” –según la expresión del juez– por el empresario malayo San Chin Choon en el que el fabricante de los productos que los comisionistas Luis Medina y Alberto Luceño hicieron llegar al Ayuntamiento de Madrid asegura que no puede desplazarse a declarar a España “por motivos laborales”. En el mismo correo, el presunto San Chin Choon se ofrece a declarar desde la Embajada española en Kuala Lumpur.

Asimismo, el firmante insiste en que respondió a todas las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción española cuando las autoridades de su país le reclamaron para ello. “No entiendo porque (sic) el Gobierno de Malasia no envió mis respuestas a España”, recoge el mensaje por correo electrónico.

“Lamento comunicarle que, por motivos laborales, me es imposible desplazarme a España. Pero me ofrezco a acudir a la embajada de España en Kuala Lumpur para mantener una video conferencia con ustedes en las fechas 21 o 28 de octubre a las 10 de la mañana hora española, ya que, si fuera más tarde, por diferencia horaria, sería demasiado tarde en Malasia para acudir a la embajada”, continúa el autor del correo.

El supuesto San Chin Choon muestra, además, su incomprensión ante el hecho de que en la traducción que ha recibido de la providencia del juez Adolfo Carretero se dice que “no hay medios técnicos” para realizar la videoconferencia. “Entiendo que la embajada española en Kuala Lumpur tiene que tener algún sistema de vídeo conferencia que se pueda conectar con un juzgado española, que seguro que también tiene un sistema de vídeo conferencia”. San Chin Choon añade que su intención es declarar en chino.

En la comunicación previa, el juez Carretero se hacía eco de los mensajes que el empresario envió, supuestamente, a través de correo electrónico, para exculpar a Luis Medina y Alberto Luceño. El magistrado explicaba que el mensaje no tiene ningún valor como prueba en este proceso si no lo ratifica ante el juez.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats