Villarejo advirtió en 2017 de que el exnúmero dos de Interior "tiraría hacia arriba" hasta llegar a Mariano Rajoy

Jorge Fernández Díaz y Mariano Rajoy en una fotografía de archivo

Las actuaciones parapoliciales en la primera legislatura de Mariano Rajoy y la implicación en las mismas de la cúpula del Partido Popular y del propio presidente del Gobierno suponían una amenaza desde el día siguiente a que concluyeran. En enero de 2017, seis meses después de jubilarse, el comisario José Manuel Villarejo confesó en una grabación que consta en el sumario de la Operación Kitchen que la cadena se podía romper por el eslabón más débil, el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, de cuyo testimonio depende hoy la imputación de María Dolores de Cospedal y puede que la del propio Rajoy.

La citada conversación se produce en un restaurante entre el comisario, la presentadora Ana Rosa Quintana y su marido, Juan Leocadio Muñoz. Villarejo comenta que el cambio de ministro y de equipo en Interior no solucionará los problemas latentes. Rajoy, por indicación de María Dolores de Cospedal, según afirma el comisario, ha situado en el Ministerio a dos fieles de la secretaria general: Juan Ignacio Zoido y José Antonio Nieto, éste último en sustitución de Martínez.

"Os va a estallar porque estos se creen que cambiando el tema se ha acabado todo, pero hay un secretario, Paco Martínez, que está cabreado como una mona porque tal, y lo saben todos, y todos le han mandado, que lo ha encargado el Barbas. ¡Que lo ha encargado así! Que algunas me las encargaba a mí... Con lo cual, yo no tengo nada más que... me tocan las narices... Mira, el secretario de Estado. Preguntadle: y el otro se va a jiñar y va a tirar para arriba".

Martínez está investigado en la pieza 7 del caso Villarejo, al igual que Jorge Fernández Díaz. El primero declarará el próximo 29 de octubre. El exministro lo hará al día siguiente. En el auto de imputación de éste último, el juez Manuel García-Castellón ya advertía de que la solicitud de Anticorrupción para que cite como investigados a De Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, dependerá del contenido de la declaración del antiguo número dos de Interior.

Francisco Martínez, que en los mensajes del móvil que se le incautó en marzo confiesa sentirse abandonado por el PP, depositó ante notario en julio de 2019 cuatro mensajes que apuntan a Fernández Díaz como gestor del espionaje a Bárcenas. En otro, que envió al sacerdote Silverio Nieto y que también está incorporado a la causa, Martínez dice que si él llega a estar investigado, tendrán que declarar Jorge Fernández y, "probablemente", Mariano Rajoy.

Villarejo le dice a la comunicadora y a su marido que ha hablado con Martínez y que el PP había cometido "un error minusvalorando a la Policía". "Os vais a encontrar con un marrón de la hostia, el Zampa (Zoido) no se va a enterar de nada. Le van a caer hostias... ¿Por qué? Porque como empiecen los marrones, todo el mundo va a decir: ¡El secretario de Estado! el secretario de Estado va a tirar para arriba, va a tirar para el Asturiano, que le llamamos nosotros el Barbas y va a tirar para arriba... y a ver qué hace Rajoy... las maldades que me han encargado a mí para salvarle el culo al Barbas".

En otro momento de la conversación, Villarejo asegura: "Yo les he dado la gloria, tal y cual, en los últimos años a estos mierdas. Les he dado gloria bendita. No te puedes imaginar las cosas que yo he hecho por el Barbas. ¡No te puedes ni imaginar! ¡Que podía estar preso! ¡El presidente del Gobierno! por muchas cosas... Se han perdido papeles y se han perdido cajas y se han perdido muchas cosas, eh, y el hijo puta, claro, dice aquí no ha pasado nada... por lo menos ten la deferencia de muchas gracias, tronco, tal...".

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2020 - 23:58 h

Descubre nuestras apps

stats