eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

kicker Icon

Noticia servida automáticamente por la Agencia Efe

kicker IntMark

Esta información es un teletipo de la Agencia Efe y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es. kicker Close

Registran 300 conflictos socio-ambientales relacionados con aeropuertos

Registran 300 conflictos socio-ambientales relacionados con aeropuertos

Registran 300 conflictos socio-ambientales relacionados con aeropuertos

Una investigación del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) y la Red de Stay Grounded ha registrado más de 300 conflictos socio-ambientales relacionados con la expansión o creación de nuevos aeropuertos en todo el mundo.

El estudio, que han coordinado Rose Bridger (Stay Grounded) y la ambientóloga Sara Mingorría (ICTA-UAB), se ha presentado en la conferencia "Decrecimiento de la aviación", que se celebra este fin de semana en Barcelona y cuyos asistentes, procedentes de varios países europeos, han viajado en tren y autobús para evitar el avión.

Mingorría ha explicado a Efe que es necesario que haya "un decrecimiento de la aviación mundial, no solo porque es el medio de transporte más contaminante, sino porque está generando muchos conflictos sociales".

Sobre las innovaciones para fabricar aviones eléctricos o solares, la ambientóloga considera que "no son una alternativa, son lo que se llama un 'espejismo de volar verde', porque, aunque se presentan como ecológicos, tienen un efecto rebote ya que crece la industria aeronáutica y el resultado global es de más impacto".

"Cambiar toda la flota de aviones supone consumir más materiales, y usar biocombustibles, como palma de aceite, no significa menos impacto porque es un monocultivo con un impacto brutal", ha señalado Mingorría, que defiende que no hay más solución que "moratorias y límites al crecimiento de la aviación".

Sobre los 300 conflictos relacionados con la aviación que ha cuantificado el proyecto EnvJustice (http://www.envjustice.org), Mongorría ha analizado 60, algunos de ellos iniciados en los años 70, como el del aeropuerto de Guadalajara (México), "pero la mayoría se dan a partir de 2010, cuando se agudiza la expansión y la creación de nuevos aeropuertos en todo el mundo".

El estudio constata que más del 50 % de los casos están ubicados en Asia y casi un 20 % en Europa.

La mayoría de las causas de estos conflictos son por extensión de infraestructuras para la aviación, "justificadas" a través de discursos de desarrollo, como construir aeropuertos después de un desastre natural, por ejemplo en las Islas Barbuda; por crecimiento turístico, como en Costa Rica; o por seguridad, como los nuevos aeropuertos militares en Pakyong (India).

El estudio destaca la creación de 'aerotrópolis', que son aeropuertos rodeados de centros comerciales e industriales que dependen de la aviación.

Mingorría destaca conflictos relacionados con desalojos y despojo de tierras (Yogkyakarta, Indonesia), destrucción de ecosistemas como manglares, humedales o bosques (Atenco, México), o de zonas sagradas y alto valor cultural (Kerala, India), y daños por la contaminación acústica (Viena, Austria).

Según la ambientóloga, "uno de los casos más graves de deforestación en Sri Lanka ocurrió en el área donde posteriormente se construyó el aeropuerto de Mattala", mientras que otro de los proyectos que amenazan deforestar para construir un aeropuerto es el de Mopa (India).

"No solo hay conflictos por la construcción del aeropuerto, sino también por extracción y transporte de los materiales necesarios, grandes cantidades de tierra, canales y tanques para almacenar el queroseno, como en Vanouver (Canadá)", según la ambientóloga.

El trabajo muestra los casos en Papúa Nueva Guinea y el aeropuerto de Pakyong (Nepal), que son conflictos por la extracción de arena y grava de los ríos locales para construir aeropuertos.

"Los manglares en la bahía de Manila ya han desaparecido para construir la aerotrópolis de Bulacan (Filipinas) y los arrecifes de coral y el fondo marino podrían estar en riesgo por un segundo aeropuerto propuesto en la isla de Tioman (Malasia)", añade.

La ambientóloga del ICTA señala, además, que "una vez los aeropuertos están operativos, los vecinos sufren enfermedades relacionadas por la alta exposición de ruidos constantes".

También en Barcelona hay un conflicto, que todavía no se ha incluido en esta base de datos, que es el que afecta a los vecinos de Castelldefels, El Prat y Gavà, que llevan más de 13 años protestando por el ruido que generan los aviones y que ahora se oponen a la ampliación del aeropuerto Josep Tarradellas-El Prat para que pueda acoger a 90 millones de pasajeros al año como propugnan los empresarios catalanes.

"Sabemos que la capacidad de El Prat no puede soportar esta afluencia de pasajeros y por eso proponen ampliarlo o usar el de Girona para desviar pasajeros, pero eso solo es trasladar el problema. El turismo no es un derecho, la salud y una vida digna sí", ha concluido Mingorría.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha