La justicia para los planes de Cospedal para transformar montes públicos en cotos privados de caza

Piezas de caza mayor.

Los jueces han parado in extremis los planes de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (PP), para transformar tres refugios de fauna en tres cotos privados de caza. El Tribunal Superior de Justicia ha declarado nulo el decreto que evaporó la protección para tres montes de la región cuando el Ejecutivo regional ya estaba adjudicando a diversas empresas su gestión como cazaderos.

El Gobierno de Cospedal decidió en 2012 eliminar los espacios de Quinto de San Pedro y Cardeñosa en los Navalucillos y Nava de Don Diego en Los Yébenes (Toledo) como Refugios de Fauna. Miguel Ángel Hernández, de la asociación Ecologistas en Acción que presentó el recurso, cuenta que "allí se ha gastado un dineral en los programas Life de recuperación del lince ibérico o del águila imperial". Una de las características de esos refugios es que se "considera la caza como una actividad incompatible", explica Hernández. Este decreto fue una de las primeras medidas tomadas por Cospedal para privatizar los montes castellano-manchegos.

La Consejería de Agricultura entendió que el "aprovechamiento ordenado tanto de los recursos forestales como cinegéticos, es compatible con la conservación del medio natural y sus recursos y la recuperación y conservación de la fauna amenazada". Se preparaba el camino para crear unos cotos privados. "Se hizo con clandestinidad", apuntan los ecologistas. Y los magistrados del TSJCM así lo han entendido al dejar escrito en su reproche legal que el hecho de que, al transformar los terrenos muy vinculados al dominio público, "no se realizase una sola alegación por nadie, en el sentido que fuera; abona más bien la clandestinidad real y efectiva de la publicación" de las intenciones de la administración.

El proceso estaba prácticamente culminado. En mayo pasado los Servicios Periféricos de Agricultura de Toledo licitaron el concurso para que pujaran contratistas interesados en la gestión privada de los montes públicos como campos de caza: "Aprovechamiento de caza mayor y menor", titulaba. Pedía, en tres lotes diferentes que coincidieron con las parcelas que a las que había despojado de protección, 24.258 euros por cinco años de explotación. "Según la prensa regional, porque no ha salido todavía en el Diario Oficial", se queja el portavoz de Ecologistas, al menos un coto ya tenía promotor adjudicado. "La temporada de caza está a la vuelta de la esquina en octubre", avisa Hernández.

La sentencia es recurrible aunque la sentencia de los jueces contienen un aviso importante al remarcar que la Junta de Castilla-La Mancha siguió adelante con sus planes a pesar de que el propio Gabinete Jurídico de la Administración Autonómica "recordaba la normativa aplicable [para dar publicidad al plan] y que nada de ella figuraba en el expediente".

La caza es una potencia económica en la región gobernada por Cospedal. Tanto es así que el 91% del territorio tiene carácter cinegético. Eso supone siete millones de hectáreas. Cada año se abaten unas 55.000 piezas de caza mayor y cuatro millones de menor. Más de 6.000 cotos de caza dan servicio a unas 200.000 licencias. Las estimaciones económicas apuntan a un volumen de negocio general de más de 200 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
11 de agosto de 2014 - 20:51 h

Descubre nuestras apps

stats