Fachada de una farmacia.

El Gobierno ha decretado el estado de alarma en toda España a partir de la medianoche de este sábado y hasta al menos los próximos quince días. La medida supone, en la práctica, la restricción de los movimientos de los ciudadanos y el cierre de buena parte de los comercios y establecimientos del sector servicios. El decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado en la madrugada del domingo recoge los establecimientos que podrán permanecer abiertos las próximas dos semanas para "la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad":

El Gobierno asume el mando único en todo el territorio y ordena restricciones de movimientos y el cierre de comercios

El Gobierno asume el mando único en todo el territorio y ordena restricciones de movimientos y el cierre de comercios

Supermercados. Establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas,

productos y bienes de primera necesidad.

Farmacias y ópticas. Establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas

y productos ortopédicos e higiénicos.

Peluquerías. Moncloa explica que permite su apertura por "razones de higiene por la gente mayor y con dificultades de movilidad para cortarse el pelo y lavarse la cabeza".

Kioskos. Establecimientos donde se pueda adquirir prensa y papelería.

Gasolineras. Establecimientos para la adquisición de combustible para la automoción.

Estancos.

Equipos tecnológicos y de telecomunicaciones.

Alimentos para animales de compañía.

Comercio por internet, telefónico o correspondencia.

Tintorerías y lavanderías. El Gobierno explica que es "fundamental en el trabajo y mantenimiento de hospitales y otros centros de atención".

Etiquetas
Publicado el
15 de marzo de 2020 - 11:40 h

Descubre nuestras apps

stats