El Gobierno aprueba una inyección de 730 millones para fomentar la atención de personas dependientes en sus hogares

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, este miércoles en el Congreso de los Diputados. EFE/ Chema Moya

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes a una inversión de 730,8 millones de euros procedentes de los fondos europeos para, entre otras cosas, fomentar un modelo de cuidados a personas dependientes basado en la atención domiciliaria frente al residencial. Ione Belarra, la nueva ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, se ha estrenado en el cargo con el diseño e impulso de este plan, que su departamento define como una "inyección histórica y fundamental para acometer la transición social que necesita nuestro país" y que la ministra ha calificado como una "primera piedra" para "transformar el sistema de cuidados" de larga duración. Esta previsto que el reparto de los fondos entre las comunidades, que deberán poner en marcha las medidas, se decida en un próximo Consejo Interterritorial.

El plan, ha explicado Belarra en la rueda de prensa posterior a la reunión de los ministros, está formado por tres ejes: 432 millones de euros estarán destinados al llamado Plan de Apoyo y Cuidado de larga duración, que prevé atender a las personas mayores y dependientes en sus casas el máximo tiempo posible mediante, entre otras cosas, medidas de teleasistencia avanzada en todos los hogares. Y cuando no, se intentará que los entornos residenciales "se parezcan más a un domicilio", con la construcción de residencias o la reforma de las ya existentes para que sean "más pequeñas o tengan personal más estable", ha ejemplificado la ministra.

Según Derechos Sociales, caminar hacia este modelo "nos asemejará a Europa" en lo que respecta a los cuidados de larga duración, y la intención del ministerio es que "cree empleo de calidad en un sector altamente precarizado y feminizado". Porque "cuando las políticas públicas no atienden a los cuidados adecuadamente", ha dicho Belarra, "son las mujeres las que vuelven a hacerse cargo de los cuidados, ya sea en su entorno familiar o las trabajadoras en sectores precarios", tal y como ha demostrado la crisis sanitaria.

Otros 216 millones de euros serán transferidos a las comunidades para "reformar el modelo de atención a la infancia", invirtiendo en centros residenciales y en la modernización tecnológica de los Servicios Sociales y su digitalización, ha informado el ministerio. El objetivo es "hacerlos más accesibles y eficientes" y crear un sistema de información estatal de Servicios Sociales que permita unir todas las bases de datos disponibles. Por último, 31 millones de euros irán destinados al Plan España Accesible, para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad: desde adecuación de espacios físicos y transporte público hasta la adaptación de los canales de comunicación con la Administración Pública.

Según ha explicado Belarra en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministerio que dirige tras la decisión de Pablo Iglesias de ser candidato a las elecciones madrileñas del próximo 4M, "ha pisado el acelerador" para que las comunidades tengan estos fondos disponibles, pero aún se reparto está pendiente de decidir. En su opinión, el plan da respuesta a "algunas lecciones que nos ha dejado la pandemia" de COVID-19, que ha golpeado a las personas mayores, y muy especialmente en las residencias: "Una de estas lecciones es que nuestro país necesita una transformación. El modelo residencial ha mostrado sus costuras y dificultades y ha evidenciado que no está atendiendo adecuadamente a las necesidad de los mayores y dependientes ni a sus deseos". Porque "cuando les preguntamos", ha dicho, "les gustaría ser atendidos en sus domicilios hasta que sea posible".

La inyección aprobada este martes forma parte del Plan de Choque en Dependencia 2021-2023 diseñado por el ministerio y que el Consejo Interterritorial aprobó el pasado mes de enero. En total, prevé una inversión acumulada de 6.000 millones de euros en tres años, entre los que están los 2.500 con cargo a lFondo de Recuperación, Transformación y Resiliencia de Europa. Una buena parte irá dirigida a la reducción de las listas de espera de personas dependientes a mejorar las condiciones de los trabajadores o al citado fomento de la teleasistencia en los hogares.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats