La portada de mañana
Acceder
La negociación sobre la vivienda y la luz avivan la tensión en el Gobierno
Los datos no avalan el alarmismo por la variante Delta
Opinión - Las lágrimas de Garamendi, por Esther Palomera

La segunda dosis de Pfizer para los que han recibido ya AstraZeneca enfrenta a un grupo de comunidades con Sanidad

La ministra de Sanidad, Carolina Darías. EFE/Kiko Huesca

La decisión, en teoría acordada este martes en la Comisión de Salud Pública, de administrar una dosis de la vacuna de Pfizer para completar la pauta de las personas menores de 60 años que hubieran recibido una primera dosis del fármaco de AstraZeneca, ha creado tensión en el Consejo Interterritorial de este miércoles. Un grupo de comunidades como Catalunya, Castilla y León, Madrid o Euskadi han considerado que debía haberse debatido esa alternativa este miércoles. Y no ha sido así. La propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido tras la reunión en que la combinación se decidió ya hace 24 horas. "Quedó pendiente la posibilidad de que las personas pudieran decidir no usar Pfizer y ponerse una segunda dosis de AstraZeneca con consentiemiento informado". Se ha trasladado esa opción al Comité de Bioética para que se pronuncie.

El conflicto ha surgido a cuenta de la estrategia sobre cómo terminar la vacunación de los grupos de población a los que se les inyectó la vacuna de AstraZeneca antes de los episodios de extrañas trombosis detectadas en algunas personas inmunizadas con el suero británico y el informe de la Agencia Europea del Medicamento que calificó los casos como rarísimos "efectos secundarios". La EMA recomendó seguir usando este fármaco.

Con todo, el Consejo Interterritorial no tenía previsto debatir más sobre esta opción. SIn embargo, algunos ejecutivos autonómicos se han quejado este miércoles de que se ha dado por hecho ese acuerdo sin contar con sus valoraciones: "No somos una comparsa", ha sido el reproche, según fuentes presentes en la reunión. Otras comunidades críticas con la combinación de vacunas han expresado que "hay más evidencia" sobre la seguridad de aplicar una segunda dosis de AstraZeneca que de mezclar diferentes tipos de fármacos. Y que sería incluso más lógico pedir consentimiento ante un cambio sobrevenido del tratamiento –mezclar tipos de vacunas– que para continuar con lo previsto.

Fuentes del consejo explican que la Comunidad de Madrid llegó a barajar plantear alguna nueva alternativa a la presentada por el Ministerio de Sanidad, pero los representantes del Ministerio no dieron opción a abrir ese debate y reclamó a las comunidades que se posicionaran sobre la fórmula de combinación de vacunas que se presentó este martes.

En este sentido, la ministra Carolina Darias ha repetido que la fórmula de mezclar fármacos es "la mejor decisión posible" y que se basa en la "evidencia científica acumulada". No ha querido entrar en polémica o debate público con las comunidades disconformes. También ha insistido Darias en "la EMA señaló que serían las autoridades de los países los que tomarían las mejores decisiones. La combinación ha sido la opción de Alemania, Francia o Finlandia. Y será la que se utilice en el futuro porque los refuerzos serán con vacunas diferentes a las que se han aplicado ahora".

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2021 - 21:32 h

Descubre nuestras apps

stats