Una diputada de Vox defiende a gritos en el Congreso que "la violencia no tiene género" y que la ley de 2004 "es puro hembrismo"

La diputada de Vox en el Congreso Macarena Olona.

La diputada de Vox, Macarena Olona, ha sorprendido este martes en el Congreso con una intervención a gritos desde la tribuna para defender la posición de su grupo frente a la violencia de género. "Como mujer, española, madre, hermana y política afirmo que la violencia no tiene género y no vamos a asumir que se criminalice al varón porque no aceptamos que la violencia esté en el ADN masculino, no aceptamos sus leyes ideológicas y totalitarias", ha clamado en el pleno, que debatía una proposición no de ley precisamente para reconocer la existencia de una violencia específica hacia las mujeres e instar al Gobierno a combatir "discursos machistas y negacionistas". 

La diputada de la formación de extrema derecha ha proseguido su alegato poniendo el foco en la Ley Integral contra la Violencia de Género, una norma "que ha roto la igualdad entre los españoles, ha destruido la presunción de inocencia del varón y es ineficaz". Para Olona, "lo que han impuesto en España desde que el Gobierno de Zapatero aprobara esa ley ideológica en 2004 no es feminismo, es puro hembrismo, odio patológico hacia el varón". "Y si se pensaban que nos iban a tener silentes y arrodillados, aquí estamos 52 valientes para decirles que la violencia no tiene género", ha reiterado en línea con la postura del partido de extrema derecha desde su entrada en las instituciones.

La intervención se ha producido después de que Laura Berja, portavoz de Igualdad del PSOE en el Congreso, haya defendido la iniciativa, que será votada el jueves. Berja ha recordado a las 1.053 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2003, 21 en lo que va de año, y a los 37 niños y niñas contabilizados desde 2013. "Ante esta realidad no caben discursos a medias, titubeos ni margen para la duda, solo es admisible el rechazo", ha defendido la diputada, que ha explicado que "existen otras formas de violencia entre personas, pero ¿alguien duda de las graves dimensiones de la violencia de género hacia las mujeres y que el origen es el machismo? La desigualdad y la violencia contra las mujeres es estructural.".

Berja se ha dirigido directamente a Vox, al que ha acusado de "llamar mentirosas a las mujeres" y al Partido Popular, al que ha reclamado que "tienen en su mano distanciarse" del negacionismo de la extrema derecha. La portavoz popular Margarita Prohens Rigo se ha querido alejar de esta posición y ha asegurado que los datos "indican" que la violencia "no tiene ideología, pero sí tiene género", ha dicho antes de deslizar que su posición será la abstención: "Desde el PP no vamos a entrar en provocaciones ni de unos ni de otros" porque la violencia de género "es una cuestión de Estado". 

Tanto el PP como Ciudadanos han exigido al Gobierno que ponga en marcha el Pacto de Estado contra la Violencia de Género porque la violencia machista, ha proseguido Prohens, "no se soluciona con lemas, tuits y propaganda", sino que "el ministerio tiene que pasar de las pancartas al BOE". Por su parte, Sara Giménez, del partido naranja, ha coincidido en que los datos "son evidentes" y "sería un retroceso social negar esta realidad", sin embargo, también ha reclamado al Ejecutivo hacer "algo más que declaraciones" y desarrollar el acuerdo parlamentario fraguado en el Congreso antes de la entrada de Vox.

Varias diputadas han reprochado a la formación de extrema derecha su discurso y las formas de su intervención porque "quien niega la verdad de la violencia pasada, es cómplice de la violencia futura", ha defendido la portavoz de Podemos- En Comú Podem- En Marea, Mar García Puig. La diputada, además, ha echado en cara a los populares y Ciudadanos que "no hayan tenido complejos" para "aliarse con los negacionistas de la violencia machista" en referencia a los pactos de ambas formaciones con Vox para lograr gobiernos autonómicos del bloque de derechas.

"Una vulneración de derechos humanos"

El PSOE ha decidido no aceptar ninguna de las enmiendas propuestas por los grupos, entre ellos PP y Ciudadanos, a la iniciativa, que expresa que la violencia contra las mujeres "es la manifestación más cruel de la desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres" y supone "una vulneración de los derechos humanos". Precisamente este lunes, el Ministerio de Igualdad hacía un balance definitivo del 016, el teléfono de atención a las víctimas, durante todo el estado de alarma, un periodo en el que las peticiones de ayuda han escalado un 45%.

La iniciativa reconoce que España "ha sido un país pionero" en este ámbito al establecer un marco jurídico que "necesita medios suficientes", pero también "un consenso político que mande un mensaje claro a la sociedad". Sin embargo, ahora el país se encuentra en "un momento crucial" porque "por primera vez existe un discurso en las instituciones que niega la propia existencia de la violencia de género"; una retórica que "tiene un impacto directo en las víctimas ya que incrementa el miedo, la culpa y la vergüenza que las mujeres víctimas sufren". 

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2020 - 21:35 h

Descubre nuestras apps

stats