La portada de mañana
Acceder
El Gobierno afronta el 'segundo asalto' en la batalla por subir el salario mínimo
Mapa del mayor éxodo de la última década: así se mueve la población en pandemia
Opinión - Lo que se vende y se compra con la información manipulada, por Rosa María Artal

Bruselas abre una investigación antimonopolio a la App Store de Apple

iPhones en una tienda de Apple.

La Comisión Europea ha anunciado este martes que está investigando si las reglas de Apple para desarrolladores de apps sobre la distribución de aplicaciones a través de la App Store violan las reglas de competencia de la UE.

Las investigaciones se refieren, en particular, al uso obligatorio del sistema de compra en la aplicación propio de Apple y las restricciones sobre la capacidad de los desarrolladores para informar a los usuarios de iPhone y iPad de alternativas de compra más baratas.

Así, Bruselas está evaluando la aplicación de estas reglas a todas las apps, que compiten con las propias apps y servicios de Apple en el Espacio Económico Europeo (EEE). Las investigaciones dan seguimiento a las quejas de Spotify y de un distribuidor de libros electrónicos sobre el impacto de las reglas de la App Store en la competencia en la transmisión de música y libros electrónicos.

Los usuarios de iPhone y iPad solo pueden descargar aplicaciones nativas (no basadas en la web) a través de la App Store. Y la Comisión Europea investigará en particular dos restricciones impuestas por Apple en sus acuerdos con las empresas que desean distribuir apps a los usuarios de dispositivos Apple:

La primera tiene que ver con el uso obligatorio del sistema de compra en la aplicación propio de Apple, IAP, para la distribución de contenido digital de pago. Apple cobra a los desarrolladores de aplicaciones una comisión del 30% en todas las tarifas de suscripción a través de IAP.

En segundo lugar, las restricciones en la capacidad de los desarrolladores para informar a los usuarios sobre las posibilidades de compra alternativas fuera de las apps.

Si bien Apple permite a los usuarios consumir contenido como música, libros electrónicos y audiolibros comprados en otros lugares (por ejemplo, en el sitio web del desarrollador de la app), sus reglas evitan que los desarrolladores informen a los usuarios sobre tales posibilidades de compra, que generalmente son más baratas.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2020 - 12:22 h

Descubre nuestras apps

stats