La portada de mañana
Acceder
El Gobierno pide limitar los encuentros sociales
Calvente Vs. Podemos: la causa promovida por un exabogado del partido que ha puesto sus cuentas bajo la lupa judicial
La división de las derechas impide a Casado consolidarse como alternativa de Gobierno

Facebook impide que Trump use el triángulo rojo nazi para señalar a los antifascistas como "grupo terrorista"

Algunos de los anuncios de Donald Trump eliminados por Facebook.

Facebook eliminó este jueves una serie de anuncios y post de la campaña electoral de Donald Trump en esta red social que utilizaban simbología nazi para atacar a grupos de izquierda. Uno de ellos era el triángulo rojo invertido, que los nazis usaban para marcar a los presos políticos en sus campos de concentración. Este símbolo ha tomado especial relevancia en la escena política española, puesto que varios diputados de Unidas Podemos prometieron sus cargos con él en la solapa y lo colocan junto a su nombre en las redes sociales, al igual que muchos ciudadanos, para darle la vuelta a su significado despectivo original, simbolizar su oposición al fascismo y honrar a las personas que fueron perseguidas por combatirlo.

El uso que Trump ha hecho de él para denunciar a "grupos violentos", sin incluir su significado original, ha provocado el apercibimiento de Facebook. "Hemos borrado estos anuncios y post por violar nuestra política contra el odio organizado. Nuestra política prohíbe usar el símbolo para identificar prisioneros políticos que utilizaba un grupo de odio prohibido sin un contexto que condene o discuta el símbolo", ha explicado un portavoz de la red social.

Los anuncios de Trump son un movimiento más en su ofensiva contra un supuesto grupo organizado de personas que denomina "antifa", acortamiento de antifascista. Apoyado en bulos y desinformación, el presidente estadounidense asegura que este grupo es el que está detrás de las protestas que recorren su país pidiendo justicia racial y que se iniciaron tras la muerte del ciudadano negro George Floyd a manos de la policía. "Por favor, añade tu nombre INMEDIATAMENTE para apoyar a tu Presidente y su decisión de declarar a ANTIFA como una organización terrorista", pedía Trump en uno de los anuncios eliminados por Facebook que incluía el triángulo rojo.

"Turbas formadas por grupos de extrema izquierda corren por nuestras calles y causan un caos absoluto. Están DESTRUYENDO nuestras ciudades y provocando disturbios, es una absoluta locura...", insistía Trump. Hasta el momento no se han encontrado pruebas que respalden estas afirmaciones sobre la organización "antifa". La investigación de las personas arrestadas en las protestas no ha hallado evidencias de su pertenecía a estructuras jerárquicas definidas ni la existencia de un esfuerzo coordinado por el grupo de denuncia Trump, reveló el New York Times. Por contra, tanto Facebook como Twitter han bloqueado cuentas que fingían ser miembros de "antifa" para distribuir desinformación y hacer llamamientos a la violencia en su nombre.

Según Mediamatters, el triángulo rojo había sido utilizado en decenas de anuncios en Facebook antes de la red social pasara a la acción, tanto por Trump como por su vicepresidente, Mike Pence, así como por la cuenta oficial de su campaña para la reelección. Fuentes de su equipo ha contestado que el triángulo invertido es "un símbolo ampliamente utilizado por antifa", apuntando a una empresa alemana de impresión de camisetas de comercio electrónico donde hay una variedad de productos disponibles para la venta con un logo "antifa" que usa el triángulo invertido, recoge The Guardian.

Eliminados por usar simbología nazi, no por formar parte de una campaña de desinformación

Como explica el portavoz de Facebook, la eliminación de los anuncios de Trump se ha desencadenado por el uso que ha hecho de la simbología nazi sin un contexto adecuado, no por la campaña de desinformación sobre la existencia de un grupo violento llamado "antifa" que está difundiendo. Facebook ha adoptado una posición contraria a Twitter en esta cuestión, puesto que ha decidido no intervenir para frenar los bulos lanzados por los políticos. "Las empresas privadas no deberían ser los árbitros de la verdad", ha expresado su CEO y fundador, Mark Zuckerberg.

Ejecutivos de la compañía han protestado por esta política y se han producido paros simbólicos. Como explicaron varios expertos a eldiario.es, este "todo vale" beneficia a Facebook empresarialmente, puesto que los bulos y la desinformación generan una bomba de atención en interacciones que las redes sociales rentabilizan.

La crisis de EEUU ha enfrentado dos modelos de regulación de la desinformación por parte de las redes, ya que que Twitter ha tomado el camino contrario. Su política ha sido incluir avisos en los mensajes del mandatario que incluían información falsa o imprecisa. Lo hizo sin el conocimiento ni el consentimiento de Trump, lo que desató su ira y le llevó a firmar una orden ejecutiva para cambiar la regulación de las redes sociales e impedir que "censuren" o "maltraten" a sus usuarios.

Pese a las amenazas de Trump, Twitter no ha cambiado de rumbo. Esta madrugada ha vuelto a incluir un aviso que rezaba "contenido multimedia alterado" bajo un vídeo publicado por el presidente de EEUU y que pretendía hacer pasar por un corte del canal de noticias CNN. El rótulo, que rezaba "un niño pequeño huye de un bebé racista", había sido falseado por Trump y no era el que incluyó la cadena cuando emitió el vídeo de los dos niños jugando.

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2020 - 14:54 h

Descubre nuestras apps

stats