La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

Google, demandada en Reino Unido por extraer clandestinamente datos personales de millones de iPhone

Un recepcionista atiende el teléfono en las oficinas centrales de Google en Nueva York, en una imagen de archivo.

Google se enfrenta a una demanda colectiva en el Reino Unido que le exige 3.200 millones de libras (unos 3.650 millones de euros) por, presuntamente, usar la navegación de 4,4 millones de usuarios de iPhone para extraer sin permiso datos personales sobre sus inclinaciones políticas, salud física y mental, raza, sexualidad, clase social y financiera, compras y datos de ubicación.

Se filtra un impactante vídeo interno de Google con sus ideas para controlar el comportamiento humano

Se filtra un impactante vídeo interno de Google con sus ideas para controlar el comportamiento humano

Como ha avanzado Bloomberg y ampliado más tarde The Guardian, la acción colectiva denuncia que la multinacional digital estadounidense ha hecho uso del navegador preinstalado en los iPhone, Safari, para el "rastreo y recopilación clandestina" de esta información. El objetivo, según el representante legal de la acusación era dividir a las personas en categorías para así ofrecer publicidad más atractiva a los anunciantes.

Los hechos habrían ocurrido entre agosto de 2011 y febrero de 2012. Los demandantes explicaron ante el Tribunal Supremo británico que la información era "agregada" y Google agrupaba a los usuarios en grupos como "amantes del fútbol" o "entusiastas de la actualidad". De tener éxito en sus reclamaciones, los miembros de esta acción colectiva podrían obtener 750 libras por persona (855 euros).

Google, por su parte, ha expresado que la "acción representativa" que se ha presentado es inadecuada y no debería continuar. Los abogados de la compañía aseguraron que no hay ningún indicio de que su espionaje de Safari haya dado como resultado que se revelara información a terceros. También señalaron que no es posible identificar a los afectados y, por tanto, la reclamación no tiene perspectivas de éxito.

El uso de Safari por parte Google para estas prácticas es conocido desde 2012. Según la demanda, en EEUU la empresa ya ha desembolsado casi 40 millones de dólares por reclamaciones de los usuarios afectados.

Etiquetas
Publicado el
22 de mayo de 2018 - 13:39 h

Descubre nuestras apps

stats