La portada de mañana
Acceder
Los técnicos se topan con la resistencia de los gobiernos en la sexta ola
La Constitución que tras 43 años ni se renueva ni se cumple
OPINIÓN | Todos de puente, por Antón Losada

Instagram y Youtube pagan un extra a sus influencers para que copien a TikTok

YouTube Shorts, el formato de vídeos cortos en horizontal que copia el la experiencia de uso de TikTok.

TikTok no es flor de un día. La red social china que explotó durante la pandemia ha consolidado su crecimiento más allá de los confinamientos y de los niños y adolescentes que conformaron el grueso de sus usuarios en sus inicios. Este 2021 TikTok ha conseguido ser la primera app fuera del universo Facebook que pasa de los 1.000 millones de miembros activos al mes, cuya edad media ya supera además los 25 años. Aspira a ser "la tele moderna", pero sus rivales estadounidenses no van a permitir que lo haga tan fácilmente.

La reina de la fiesta gracias a TikTok

La reina de la fiesta gracias a TikTok

Instagram y YouTube consideran que la app china se ha convertido en un rival directo. Las dos han creado formatos que copian el de vídeos cortos en vertical popularizado por TikTok para intentar frenarla e impedir que sus usuarios tengan incentivos para fugarse a su plataforma. Para empujar a los creadores de contenido a pasarse al nuevo formato ambas están dando importantes bonus a los que dan el salto.

YouTube es quizá el mejor ejemplo de cómo los servicios masivos de Internet están dispuestos a cambiar su experiencia de uso para que TikTok no les robe espacio. Su formato "Shorts" modifica completamente el modo de uso tradicional de YouTube, puesto que se basa en vídeos en vertical de un minuto de duración como mucho. Esto supone un bache muy grande para todos aquellos usuarios que no naveguen por la plataforma a través de la app, puesto que de repente se encuentran con vídeos con dos franjas negras a los lados.

La plataforma propiedad de Google ha preparado un fondo especial de 100 millones de dólares para incentivar a los youtubers de todo el mundo a crear este tipo de vídeos en vertical, justo el tipo de contenido que YouTube penalizaba enormemente antes de la llegada de TikTok. Pero eso no es todo. Según ha publicado Business Insider, YouTube también está ofreciendo grandes sumas a tiktokers famosos para que se pasen a Shorts.

Los canales que cumplan con los requisitos pueden ganar entre 100 y 10.000 dólares cada mes para empezar

YouTube

Las cifras varían en función de la relevancia del influencer, pero según explican varias fuentes al citado medio, YouTube está ofreciendo hasta 50.000 dólares (unos 43.000 euros) por 80 vídeos cortos. Además, exige que un porcentaje de ellos estén creados directamente sobre la herramienta Shorts y que no sean reciclados de TikTok.

Preguntada al respecto por elDiario.es, YouTube no ha desmentido que esté manteniendo estas negociaciones con los tiktokers, pero sí que su fondo de 100 millones de dólares por el uso de Shorts ya se está repartiendo también entre los creadores españoles.

"Todos tus Shorts se considerarán según el rendimiento cada mes en el que reciban visionados, no solo durante el mes en que se subieron", explica YouTube a los creadores. "Los canales que cumplan con los requisitos pueden ganar entre 100 y 10.000 dólares cada mes para empezar. Estos pagos de bonificaciones se ajustarán en función del rendimiento total de los Shorts del canal y la ubicación del público".

El caso de Instagram es incluso más extremo, porque como ya adelantó su máximo ejecutivo, la red social propiedad de Meta (Facebook) hará un lavado de cara completo a su experiencia de uso para que se parezca mucho más a la de TikTok. Su contrapartida directa a los vídeos cortos de TikTok se llama "Reels" y también está dando incentivos económicos especiales a los influencers para que lo utilicen.

¿Cuánto paga Instagram por esos vídeos cortos? "Ganarás dinero en función del rendimiento de tu reel", es lo único que comenta la plataforma. Según ha publicado el medio especializado TechCrunch, eso es hasta 10.000 dólares por cada uno de ellos, si el influencer tiene la suficiente relevancia. En este caso Instagram no ha hecho público cuánto ha planeado gastar en esta iniciativa como sí ha hecho YouTube. Esto está provocando cierta incomprensión por parte de los creadores sobre cuánto van a cobrar.

Un influencer de 52.000 seguidores explicó al mismo medio que Instagram le ofreció 1.000 dólares al mes por sus reels. "Pero también he visto a otras personas con más seguidores que yo que han ganado 600 dólares", explicó. "Me gustaría saber más sobre cómo se generó eso. Lo único que se me ocurre es que quizá se basa en el rendimiento de los reels anteriores".

Mientras YouTube e Instagram intentan generar un contexto para empezar explotar los vídeos cortos horizontales, TikTok ya se concentra en convencer a los anunciantes de que diseñen campañas pensando exclusivamente en su plataforma: "No hagas anuncios, haz tiktoks".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats