eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Llegar, estar, cambiar

Las peticiones que hacemos las mujeres al sistema político/jurídico son simplemente: más Democracia

¿Qué clase de Democracia es la que puede seguir avanzando sin hacer nada o haciendo poco para liquidar  todas las injusticias inconstitucionales que sufrimos las mujeres? 

- PUBLICIDAD -
Miles de personas abarrotan Washington para una marcha por los derechos de las mujeres que puede ser histórica.

Miles de personas abarrotan Washington para una marcha por los derechos de las mujeres que puede ser histórica. EFE

Pocas dudas caben sobre la transcendencia de este 8 de marzo, tras muchos 8 de marzo más solitarios y menos sonoros, este es un día que se avecina grande en todos los aspectos. Uno e importante es que por fin el término feminismo en su amplio significado, empieza a dejar de estar en la denostación constante y comienza a aparecer como una parte propositiva de la mejora de la Democracia y de la Justicia. Por fin.

Para quieres llevamos en el empeño del feminismo toda una vida, es además muy reconfortante incluso en lo personal, independientemente de lo político y social. Pero en realidad, las peticiones que hacemos las mujeres al sistema político/jurídico son simplemente: más Democracia. ¿Qué clase de Democracia es la que puede seguir avanzando sin hacer nada o haciendo poco para liquidar  todas las injusticias inconstitucionales que sufrimos las mujeres? Necesitamos una Democracia de género que abandone su mirada aparentemente aséptica, que no contempla las circunstancias de vida diversas que tenemos hombres y mujeres y que, en cada decisión política, contemple y responda a la diversidad de dicha realidad, que no es neutral, porque está compuesta de mujeres y hombres. Dicho de otro modo, no hay opción posible, es obligatorio aceptar la verdad de vida, mujeres y hombres, no hay abstracción posible. Esto debe entenderlo también la derecha de este país, no se puede eludir la metodología del feminismo, incluso cuando luego se interpreten y apliquen políticas conservadoras. Esto es efectivamente, ideología. Como ideología es, claramente estar negándolo.

No estamos en un debate menor, es un debate de calado y lo que nos jugamos es la calidad y el avance de la propia Democracia en la única dirección posible: igualdad entre mujeres y hombres. Sobre este tronco de la igualdad, que es al que la vida nos aboca sí o sí, se cuelgan las demás igualdades: las de clase, raza, religión u otras posibles. El feminismo es Democracia.

La derecha llega tarde a ver esto, porque al pensar que el feminismo es solo el término que empleaban algunas propuestas que pueden ser calificadas de izquierda se equivoca, porque la estructura nuclear del feminismo político es pura teoría y práctica de la Democracia, más aun pisando ya el año 18 del siglo XXI.

Habrá otra dimensión del feminismo que esté plagada de propuestas que vengan a innovar una parte importante de la agenda política, todavía eso se da poco, porque para ello todavía debemos llegar, y llegar todas,  luego estar como feministas y finalmente cambiar el patriarcado que es el sótano de toda la estructura social. Siguen millones de mujeres excluidas de los derechos y de los poderes, pocas son las que alcanzan a estar en los lugares de decisión, así es difícil provocar los cambios profundos de un modelo ancestral, el del patriarcado, que sólo ha cuajado una mirada masculina de la vida.

El feminismo va a ser un clamor de millones y millones de mujeres en el mundo que desde la libertad vamos a ir a por la igualdad y quienes no lo entiendan, no van a entender nada.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha