eldiario.es

9

Diario Turing Diario Turing

Ofensiva ante una ley protección de datos fuerte en Europa

Nueve estados miembros presionan a la Comisión Europea para que la directiva sea más suave.

El derecho al olvido es uno de los aspectos más polémicos.

Facebook atribuye a una confusión un supuesto fallo de privacidad

La balanza podría empezar a nivelarse a favor de las grandes compañías de tecnología y no de los usuarios. Cada vez más países presionan a la Comisión Europea para que la nueva directiva de protección de datos sea más suave y permita a los miembros introducir sus propias variaciones.

Un documento que maneja la presidencia irlandesa de la Unión Europa afirma que “varios estados miembros han mencionado su desacuerdo con el nivel de precepción de varias obligaciones propuestas en el borrador de la ley”, recoge Finantial Times. Las presiones aumentan a medida que se acerca la presentación del texto. La hoja de ruta de la Comisión marca como primera fecha clave el mes de junio.

En total son nueve gobiernos comunitarios los que buscan cambios. El diario británico recoge las reclamaciones de Alemania y Bélgica para que la legislación sea más suave cuando se trate del uso de información por parte de las administraciones públicas. Por otro lado, Reino Unido pide a la comisión flexibilidad, de modo que la protección de datos sea una medida de asimilación opcional para cada miembro.

El ejecutivo también está recibiendo fuertes presiones desde América. El Gobierno de Estados Unidos ha repetido en varias ocasiones que la legislación de protección de datos de la Unión Europea es especialmente dura con sus grandes empresas como Facebook o Google. La directiva recoge multas por valor de hasta el 2% de la facturación de una compañía en todo el mundo.

Un reglamento único para los 27. El objetivo de la Comisión Europa es conseguir una legislación uniforme sobre el trato de la información personal para acabar con las divergencias normativas entre los distintos estados miembros. Responde así ante una de las 10 reclamaciones de las pymes europeas.

Uno de los puntos conflictivos de la propuesta es el derecho al olvido, es decir, la opción de cualquier persona que lo solicite a que todo rastro personal en Internet sea completamente borrado. La Comisaria de Justicia Viviane Reding ha sido una de las valedoras de este derecho que aun mantendría ciertas salvedades, por ejemplo en los archivos médicos y policiales.

Facebook manifestó recientemente a través Richard Allan, su director de Asuntos Públicos para Europa y Asia, que se trata de una tarea prácticamente imposible: “Si alguien quiere borrar los datos que puso en su perfil lo borraremos como nos pide, pero no es posible eliminar los datos copiados a otros servicios de Internet que nosotros no controlamos”. Para Google es principalmente un problema de negocio porque el derecho al olvido provocaría agujeros en sus cadenas de información y documentación que desestructurarían sus bases de datos.

Si la Comisión quiere mantener una propuesta fuerte de privacidad contará con el apoyo del Parlamento Europeo, aunque nueve estados como los citados serán suficientes para formar una minoría de bloqueo.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha