eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Una nueva denuncia de IU contra Gabriel Amat judicializa más la vida municipal en Roquetas de Mar

Esta formación acusa al alcalde de tener intereses familiares en la construcción del nuevo acceso de Aguadulce a la Autovía del Mediterráneo

Discurre por terrenos propiedad de una empresa de un familiar y la inversión la afrontará el consistorio y no el Ministerio de Fomento

- PUBLICIDAD -

El concejal  de IU en el ayuntamiento de Roquetas de Mar, Juan Pablo Yakubiuk, anunciaba, tras la celebración del pleno el pasado viernes, que han detectado una nueva irregularidad en la gestión del alcalde, Gabriel Amat (PP), por lo que van a presentar una nueva denuncia contra él en la Fiscalía de Almería.

En concreto se trata del caso de las obras de la nueva carretera que posibilitan el acceso de Aguadulce a la Autovía del Mediterráneo A7 y que además, una vez finalizadas, servirán como nuevo enlace con esta vía hacia El Ejido. Parte de la misma carretera que se construyó de forma urgente para enlazar Almería con Aguadulce tras los desprendimientos de rocas que se produjeron meses atrás por fuertes lluvias en la conocida familiarmente como "carretera del Cañarete", la antigua N-340, que obligaron al corte de la circulación. La inversión total sería de unos 2,2 millones de euros, previéndose la finalización de las obras para el próximo verano, "si bien es muy difícil cumplir este plazo", apuntaba Juan Pablo Yakubiuk.

La polémica que va a judicializarse se debe a que según IU, Gabriel Amat vuelve a tener intereses en la obra, ya que discurre por terrenos propiedad de una empresa de un familiar, puesto que uno de sus sobrinos es administrador mancomunado de ella. El pleno aprobó con los votos favorables del PP, la abstención de C's y el rechazo del PSOE, IU y Podemos (Tú Decides), que el consistorio financiara las obras a fondo perdido en solitario, sin aportación del Ministerio de Fomento. Juan Pablo Yakubiuk afirmaba que Gabriel Amat no le dejó preguntar en el pleno por el asunto por lo que lo llevaba a la Fiscalía de Almería.

"Los terrenos valen muy poco, unos 2.600 euros, pero los intereses inmobiliarios que denunciamos nosotros son que estas fincas que abarcan todas las laderas de los montes que están junto a la autovía ahora se revalorizan porque tienen una entrada directa a la misma. Si el día de mañana esto se recalifica no valdrían lo mismo. Si como dice el alcalde no hay ningún problema y todo es legal, ¿por qué no lo comunicó y se levantó de la sesión como establece la ley? Esta modificacion presupuestaria es el paso previo para que esta zona se mejore, entonces son parte interesada sus familiares", sostiene.

Tanto el PSOE, como Podemos (Tú Decides) e IU creen que el alcalde debería exigir al Gobierno de España que asuma la inversión, pero Gabriel Amat precisó la urgencia de la obra previendo que estaría acabada para el próximo agosto. El PP sacó adelante la propuesta gracias a la abstención de C's, que le presta apoyo en los plenos aunque no forma parte del equipo de gobierno. Esto radicaliza aún más la pugna entre la oposición y el equipo de gobierno y se judicializa más la vida municipal.

El alcalde ha defendido la obra asegurando que el consistorio "hace un gran esfuerzo para destinar más de dos millones de euros para solucionar un problema, gracias a la capacidad económica que tiene, que en este momento es la más adecuada y hace que podamos soportar esa obra para ese servicio que le queremos dar a los vecinos". Para continuar: "Yo quiero que la gente que vaya de Almería a Aguadulce pueda entrar y no tenga que venir a El Parador. Es verdad que llevamos peleándonos desde hace años para que se haga un nuevo acceso, y no hemos logrado la oportunidad, pero ahora hay que aprovecharla para dar una solución, que es lo que necesitamos".

Se trata de un proyecto que incluye la expropiación de 5.116 metros cuadrados de suelo que pertenecen a la mercantil Almirez de Aguadulce, con José Ángel Amat Vargas, sobrino del alcalde como uno de los administradores. "Es muy sospechosa la fijación de Gabriel Amat por hacerlo directamente desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar y no solicitarlo al Ministerio de Fomento", ha dicho el edil de IU, formación que mantiene además que un funcionario de la Diputación de Almería, presidida también por el regidor, fue redactor del proyecto de la obra teniendo además intereses en la citada empresa, lo cual también sería ilegal.

Son varios los asuntos que IU ha llevado o va a llevar a la justicia en relación con el alcalde. El último en el pasado pleno de abril en el que la portavoz del equipo de gobierno, Eloisa Cabrera, se enzarzó duramente con Juan Pablo Yakubiuk sobre el asunto de la relación del alcalde con concesiones de dinero público a Ondamar TV, medio de comunicación con intereses familiares del alcalde, por lo cual se aprobó la reprobación del presidente de la corporación, tema que IU también lleva a los tribunales.

También ha denunciado IU la relación de familiares suyos en la empresa Jarquil Verde, adjudicataria de contratos del consistorio, igual que los diversos atropellos en las carreteras y vías de la ciudad o el caso de las viviendas de lujo en la La Fabriquilla, en El Parador.

En las sesiones plenarias el equipo de gobierno siempre ha exigido a  la oposición que acudiera a los juzgados y no a los medios de comunicación. Como ya hizo cuando Gabriel Amat pidió a IU que llevara a los tribunales a la concejal Eloísa Cabrera por presuntamente haber arreglado su vehículo privado en los talleres municipales en 2013.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha