eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Municipales en Andalucía: olas de cambio, test de resistencia y partidos bisagra

Conclusiones y preguntas para unas elecciones municipales en Andalucía

- PUBLICIDAD -
El PP cree que "ha aguantado muy bien el tirón" en Andalucía

El PP cree que "ha aguantado muy bien el tirón" en Andalucía

La ola de cambio que ha pasado por toda España en estas municipales, en Andalucía se ha traducido, sobre todo, en un nubarrón para el PP. La ola aquí no ha sido ni tan evidente ni va a ser sencilla. Lo que sí se percibe es la necesidad de diálogo y un cambio de ciclo claro, el del poder municipal del PP. Se sabía que estaban en riesgo las mayorías absolutas de los populares (así lo vaticinaban las encuestas). Pero una mayoría es una mayoría aunque no sea total. Y sin embargo, al PP le sabe a derrota. Por mucho que sus declaraciones hablen de “La realidad es que el PP gana en 7 de las 8 capitales" o de que  “se ha aguantado el tirón”, el líder regional andaluz de los populares no quiso poner cara a la amarga victoria con sabor a derrota de este domingo. Javier Arenas, vicesecretario general de política autonómica, tampoco. De hecho, en solitario, fue Carlos Rojas, portavoz parlamentario, el que se enfrentó a la plaza pública.

Y ahora ¿a quién echarán la culpa los anteayer todopoderosos alcaldes de esta pérdida histórica? ¿Será capaz Moreno Bonilla de desviar la atención y la culpabilidad a Génova sumando la caída andaluza a la debacle generalizada del PP en el resto de España? De hecho, muchos miembros del PP andaluz estaban expectantes ante estas elecciones para esperarlo a la salida para un “tenemos que hablar”. ¿Ha pasado el test de fuerza Juan Manuel Moreno? ¿Son las mayorías obtenidas por el PP suficientes como salvaguarda para su líder regional? ¿Permitiría Rajoy en cualquier caso un Congreso extraordinario en su conflictivo sur antes de la convocatoria nacional de elecciones?

Esta ha sido la tercera prueba de resistencia del PSOE andaluz. Y en votos totales y en provincias, los socialistas pueden decir que han ganado las elecciones en Andalucía. Así lo ha traducido Susana Díaz, con su “tres de tres victorias” en citas electorales. Parece, de algún modo, una medalla por comparación. Cuando los 47 escaños logrados por Díaz en las autonómicas parecían una victoria escasa de la líder andaluza (y complicada, a la luz de los acontecimientos), ahora se ven como un exitoso resultado tras el tamiz del 25 de mayo. ¿Usará la carta de las 3 victorias Díaz para apoyar o para desestabilizar a Pedro Sánchez? ¿Sirven sus resultados para apuntalar el poder dentro del PSOE de la ya poderosa (y parecía que tocada) federación andaluza? Pese a la victoria ¿entienden los socialistas andaluces que algo cambia en el mapa municipal pese a todo? ¿Van a saber adaptarse?

Izquierda Unida ha pasado el test de resistencia en Andalucía pero con un aprobado raspado. Sus militantes esperaban un batacazo mayor. En algunas ciudades como Jaén ha suspendido (se ha quedado sin concejal), pero en Sevilla, por ejemplo, ha mantenido sus dos ediles. No ha desaparecido pero ¿sabrá encontrar su hueco IU entre estas nuevas formas políticas? ¿Optará por singularizarse o sumarse a las corrientes de Izquierda que han irrumpido en los ayuntamientos? Y si se reivindica, ¿encontrará el camino para mantener a su fiel votante? ¿Siempre quedará la duda de si hubiera sido mas "útil" sumarse a los movimientos de confluencia en más casos?

Visto lo visto, los partidos tradicionales (PSOE, PP e IU) siguen acaparando el voto en Andalucía, y entre los tres suman 7.000 concejales de los 9.000 elegidos. Entran fuerzas emergentes en los ayuntamientos pero no de manera tan potente como en Madrid o Barcelona. Siempre quedará la duda ¿Habría obtenido más Podemos presentándose como tal a las municipales? ¿Puede que los fracasos en numerosos  movimientos de confluencia en Andalucía hayan minado la fuerza de los movimientos emergentes que se han quedado, menos en Cádiz, como partidos bisagra? ¿Es Andalucía un ecosistema político distinto? ¿Va a rentabilizar estos resultados Podemos? Y si lo hace ¿cómo?

Ciudadanos se consolida como bisagra pero no con tanto poder cómo parecía. Sin embargo, entra en numerosas corporaciones, lo que le permite a Marín decir que estamos ante un resultado "histórico". Es verdad que será fundamental para la gobernabilidad de muchas de ellas. ¿Sabrá gestionar la victoria? ¿Sabrá aprender de los errores de un partido como UPyD que llegó a tener importante presencia en varios ayuntamientos y que ahora está en caída libre? ¿Permitirá el gobierno de unos y de otros sin precio electoral alguno? ¿Logrará que todos firmen su pacto anticorrupción?

Como estaba previsto, y el tiempo no lo desmiente, es la hora de la negociación. El cambio está en que todos van a tener que ahablar. En algunos municipios, hasta la extenuación. Y van a tener que hacerlo mejor de lo que lo han demostrado todos en el Parlamento Andaluz. Ahí radica la diferencia fundamental. Los resultados y las ganas de retirar a los alcaldes populares de la silla van a poner frente a frente a muchas fuerzas que tendrán que hacer gala de una enorme cintura y una madurez democrática. De hecho, en Sevilla, Córdoba y Cádiz se podría estar ya estudiando un posible tripartito para desbancar al PP. Sin embargo, ¿dado el éxito de las negociaciones de investidura, sabrán llegar a puntos de encuentro? ¿Lograrán demostrar que el diálogo y el acuerdo que reclaman los resultados es posible? ¿Serán capaces de explicar sus pactos? En este contexto, ¿encontrará el PP su propio interlocutor? ¿un aliado donde hasta ahora había visto un enemigo que venía a robarle el pan (Ciudadanos)?

Y luego está la investidura. Sí, aquella que los partidos han dejado aparcada en los últimos diez días para dar protagonismo a lo municipal, o más bien, para esperar que el nuevo mapa municipal repartiera más cartas en el juego.  Y vaya si hay nuevas cartas. El triparito entre PSOE, IU y la fuerza local apoyada por Podemos de, al menos, tres capitales, depende de un acuerdo. ¿Habrá acuerdos globales que incluyan el desbloqueo de la investidura? ¿Intercambio de alcaldías? ¿Por ejemplo Sevilla y Cádiz? ¿Entrarán las alcaldías andaluzas en la negociación nacional? ¿Se evitará el cambio de cromos? ¿Convencerán a los amigos de la "ingobernabilidad" de que la pluralidad democrática también gobierna?

Y sobre todo, ¿estarán todos los partidos a la altura de las circunstancias? ¿Lo estaremos los votantes?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha