eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Una de Sanz y otra de Arenas

- PUBLICIDAD -
Zoido asegura que Griñán será la pieza clave del puzzle que va a encajar la justicia

Nuestras eximias autoridades competentes (y perdonen la extravagante conjunción de palabras) siguen dando por buenas las encuestas que se realizan en este doliente país, que indican que todos los dirigentes políticos son habitantes de otro planeta (muy, muy lejano) que no se enteran de lo que pasa en este mundo y mucho menos en Andalucía. O lo que es peor, que son terrícolas abducidos por los mercados y devueltos a la Tierra para predicar la buena nueva de la Federación de Comercio y del Imperio Alemán, y perdonen la redundancia.

Y si bien esta contumaz postura de los líderes partidarios es común a todos ellos, no se puede negar que los más aplicados alumnos son los recalcitrantes prebostes del PP, empeñados una y otra vez en tomarnos por memos, que no diré yo que no lleven razón y a los resultados electorales me remito. El último que nos ha llamado tontos del bote ha sido el secretario general del PP-A, José Luis Sanz, al que le han pillado con las manos en los langostinos y en las copas de balón, pagados con el presupuesto del Ayuntamiento de Tomares, bonita localidad sevillana de la que es alcalde, no me pregunten por qué.

Preguntado por las razones de tanto homenaje a base de gambas y güisqui, el susodicho Sanz ha respondido que también los otros lo hacen y que es su obligación como alcalde agasajar a los ilustres visitantes de su pueblo, entre ellos un futbolista de postín y otros intelectuales. Aunque lo peor del caso ha sido la defensa cerrada que su jefe de filas, Juan Ignacio Zoido, ha hecho de la generosidad de su subordinado con nuestro dinero. Y como en su excelsa persona concurre el agravante de que es el alcalde hispalense, deducimos que también en la capital andaluza se homenajea al regidor y a sus visitantes con el dinero de todos, eso sí, para mayor gloria de Sevilla y de España.

Pero como siempre que hay una de cal también hay otra de Arenas, ahí tenemos el humilde pisito que nuestro más derrotado candidato se marcó en Marbella de manos de un constructor que además era una afamado productor de yogures y huevos. A precio de mercado y pagado como Dios manda, según aseguró el interfecto, mientras a los demás se nos volvía a poner cara de imbéciles y los dientes largos, todo hay que decirlo.

Por todo ello no es de extrañar que la gente encuestada esté echando humo por los bofes, cuando no los bofes mismos, con esta patulea de prohombres tan pagados de sí mismos y con tan pocas razones para ello. Si su soberbia pudiera permitirlo, sería aconsejable que dejaran sus cargos y buscaran entre los suyos a personas que no sólo sean honradas, sino que además lo parezcan. A lo mejor así van consiguiendo que la gente no considere a los políticos como el gran problema de este país, sólo detrás del paro.

Que el asunto se agrava porque en la competencia también andan metidos en iguales harinas y también les cuesta conjugar el verbo dimitir, aunque haya razones sobradas para ello, el caso de los ERE sin ir más lejos. Aunque con el PSOE se abre una puerta a la esperanza con la idea de realizar unas primarias abiertas para encontrar caras nuevas que no sean tan duras. Los socialistas ya han encontrado el camino y se han puesto a caminar, aunque con la racha que llevan tampoco descarto que acaben en las antípodas o en el Puerto de Santa María. ¡Marchando otra de langostinos!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha