eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los bomberos consiguen frenar el avance de las llamas hacia Doñana pero todavía hay riesgo

La consejera de Justicia e Interior informa a los evacuados de que todavía nadie puede regresar a sus casas

Ya se ha establecido un perímetro en torno a los tres focos y se actúa para evitar reactivaciones

El Seprona investiga sobre el terreno para determinar "lo antes posible" la causa sin que se conozca aún la superficie afectada

GALERÍA | Las imágenes y los vídeos del incendio forestal de Doñana

25 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Zona arrasada por las llamas del incendio de Doñana en el municipio de Mazagón

Zona arrasada por las llamas del incendio de Doñana en el municipio de Mazagón Alberto Díaz / AP Photo

"Todo está perimetrado" en tres áreas; el fuego  "evoluciona bien y según lo previsto"; "todavía no está controlado" porque se están combatiendo las "reactivaciones" en las islas verdes que han quedado en este perímetro; son 17 los medios aéreos que en estos momentos trabajan sobre el terreno; todavía se investigan las causas; y, lo más importante, "la gente que ha sido evacuada no puede regresar a sus casas". Son los datos de última hora que han ofrecido los consejeros de Medioambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, y Justicia e Interior, Rosa Aguilar, el mediodía de este lunes en el centro de control del incendio forestal en el entorno de Doñana.

José Fiscal ha informado de que a los 23 medios aéreos disponibles para combatirlo desde primera hora "se sumarán otros cuatro" que están de camino. "Vamos por delante del fuego", ha explicado, en referencia a que se han establecido tres perímetros en torno a todo el espacio que está afectado y donde se esperaban rebrotes, que es precisamente lo que se está combatiendo. "Se está reaccionando con los medios aéreos para que no salten el perímetro", ha expuesto.

En este sentido, ha matizado que "hay muchas islas verdes dentro del perímetro, por lo que todavía no se habla de las hectáreas" que han podido arder con este siniestro originado el pasado sábado. Eso sí, ha precisado que el fuego se ha conseguido parar a unos 10 kilómetros del Parque Nacional de Doñana, que era el mayor temor tras haber trabajado el domingo en unas condiciones de viento y poca humedad muy complicadas para hacerle frente.

"Somos moderadamente optimistas, si bien hay puntos con más dificultad", ha reconocido también tras haber definido como "muy dura" la noche del Infoca. Eso sí, el consejero ha aclarado que no estará controlado hasta que no haya ninguna posibilidad de que brote un foco. "Primero habrá que darlo por estabilizado y luego por controlado", ha matizado, para finalmente pasar a la situación de "extinguido" que "llegará cuando llegue". Tras lo vivido horas antes, ha enfatizado que es "casi inesperado" que se haya podido llegar a este punto.

Por su parte, la consejera de Justicia e Interior ha hecho un llamamiento a las en torno a 800 de de las más de 2.000 personas que fueron evacuadas y que todavía no tienen autorización para regresar a sus casas. "Cuando haya total seguridad, se les informará para que con tranquilidad puedan volver. Que nadie vuelva por iniciativa propia porque se trata de garantizar la seguridad de las personas", ha manifestado Rosa Aguilar.

Tras agradecer que la ciudadanía haya colaborado hasta el momento "de manera muy positiva", se ha mostrado comprensiva con los que puedan querer regresar, pero ha insistido en que "en primer lugar está su seguridad y su vida". Para continuar: "Si a alguien se le ha ocurrido volver a casa por iniciativa propia, pues que salga y que tenga un poquito de paciencia que las cosas van bien y todo evoluciona según lo previsto, pero es fundamental esperar".

Hay 500 personas que han tenido que ser realojadas por las autoridades en polideportivos, mientras que el resto ha encontrado acomodo de forma temporal por sus propios medios. La Guardia Civil está recorriendo las áreas que fueron evacuadas para informar a los que haya podido regresar de que tienen que irse.

Cabe recordar que el fuego se originó en tres focos en el término municipal de Moguer (Huelva): en el sur, o sea, más cerca del parque nacional; en el este, es decir, por Mazagón; y en el oeste, ya en el entorno de Matalascañas. Tras unas grandes complicaciones en las primeras horas, este lunes se ha presentado con mejores condiciones meteorológicas que el fin de semana donde "el viento corría como la pólvora, con ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora" y ha dificultado las labores de extinción de los equipos de prevención y extinción del plan Infoca. De hecho, fuego llegó a avanzar hasta 5 kilómetros por hora. Junto a ellos trabajan, entre otros, miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

Desde las ocho y media de la mañana de este lunes se encuentran 225 bomberos forestales, junto con 200 efectivos de la UME y los medios aéreos. También han trabajado cinco agentes de medioambiente, siete vehículos autobomba, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT) y una Unidad Avanzada de Análisis y Seguimiento de Incendios (Unasif).

El fuego empezó el sábado hacia las nueve y media de la mañana. Durante la tarde del domingo se mantuvieron cortadas las carreteras A-483 y A-494 que llevan a Matalascañas  para permitir la circulación de los vehículos de emergencia, lo que dejó unas horas inmóviles a unas 50.000 personas en esta población de playa.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este lunes que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está llevando a cabo una investigación a fin de "poder determinar lo antes posible cuál ha sido la causa". El ministro ha afirmado que "hoy lo importante es trabajar para sofocar el incendio primero, estabilizarlo después y empezar a analizar cuáles han sido las causas y empezar a valorar los daños para que cada administración pueda contribuir inmediatamente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha