eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Algunos porqués de la lactancia materna

- PUBLICIDAD -
El Materno Infantil mejora los niveles de intimidad, seguridad y confort en el Área de Obstetricia

Las matronas en Andalucía hemos visto cómo, desde 2006, que empezó la andadura del Proyecto de Humanización Perinatal, ha ido aumentando la sensibilización en la población sobre la importancia de amamantar a sus hijos e hijas.

Dicho proyecto ha hecho posible que se fomente la unión de la madre con su hijo/a, tanto desde el momento del nacimiento como en el postparto inmediato y la desaparición de las salas de Nido de las maternidades. También ha posibilitado que se instauren un mayor número de recursos de apoyo a la lactancia materna: mayor formación de los profesionales, creación de grupos de apoyo a la lactancia,…etc.

Todo ello ha contribuido al avance que se ha producido en el número de mujeres que amamanta a sus bebés en los últimos años.

Las recomendaciones de la Asamblea Mundial de la OMS de 2002 incluyen la lactancia más allá de los dos años, y de manera exclusiva, los seis primeros meses. Reconoce que más del 97% de las mujeres son fisiológicamente competentes para dar el pecho a sus bebés de forma satisfactoria.

Partiendo de estas recomendaciones, dar el pecho no debe plantearse como una obligación, sino como una opción personal. Como Matronas, acompañamos a las mujeres siempre, sea cual sea su decisión, pero teniendo como objetivo que la elección se realice desde el conocimiento y el empoderamiento de la mujer, para que no existan presiones sociales o de ningún otro tipo que obliguen a la mujer a tomar una determinación que no desea. La madre que no opte por la lactancia materna no debe tener ningún sentimiento de culpa por ello, ya que a través de un biberón también se puede dar a su hijo/a cariño, calor y ternura.

¿Por qué lactancia materna?

Podríamos enumerar un sinfín de beneficios de la lactancia materna, avalados por la evidencia científica, que se engloban en beneficios para la madre, para el bebé y para la sociedad. Entre estos destacamos:

La leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su bebé desde el momento de nacer hasta que ambos lo deseen.

Protege al bebé de enfermedades y también protege la salud de la madre.

Ayuda a la recuperación después del parto.

Es ecológica, higiénica y económica.

Hay que tener en cuenta que dar el pecho no es únicamente un acto nutricional sino, sobre todo, un acto de amor, comunicación, apoyo, calor y protección. Se deben de dar tiempo para conocerse mutuamente, para adaptarse, y para que se establezca el vínculo afectivo.

Una lactancia materna eficaz no siempre es fácil. Hay que creer en la capacidad para amamantar, la madre tiene que estar convencida de que quiere dar el pecho y debe poder acceder a distintos recursos ante las dificultades que puedan plantearse y que la ayuden a no desistir en su decisión.

¿Sólo pecho?

Cualquier mujer puede ser capaz de alimentar a su hijo/a exclusivamente con su leche. Su cuerpo sabe lo que le conviene a su bebé, se comienza con el calostro y la leche va variando de calidad y aspecto, en función de sus necesidades. El principal estímulo que induce la producción de leche es la succión, por lo tanto, cuantas más veces se agarre al pecho de la madre y cuanto mejor se vacía este, más leche se produce.

Una correcta posición en los primeros momentos de la lactancia asegura una alimentación óptima y evita problemas en el pecho como las grietas.

La lactancia materna se debe iniciar lo antes posible, a ser posible en la primera media hora tras el parto. Por esto, el contacto piel con piel de forma precoz después del nacimiento, como hemos dicho al principio, es un aspecto importante para un correcto inicio de la lactancia materna ya que el recién nacido/a sabe instintivamente cómo cogerse al pecho.

Todo ello será respaldado: teniendo apoyo y acompañamiento de su matrona, habiendo adquirido durante la preparación al nacimiento y crianza conocimientos necesarios sobre la lactancia materna, teniendo confianza en sí misma y por último y no menos importante, disponiendo de apoyo social y familiar.

A primeros de octubre se celebrará la  Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 4 al 10 de octubre, como todos los años organiza la Alianza Mundial de la O.M.S. pro Lactancia Materna bajo un lema especial.  "Amamantar y trabajar: ¡logremos que sea posible!" es el título elegido para este año, 2015. El objetivo de este año es favorecer las mejores condiciones para poder garantizar la lactancia cuando la mujer se incorpora al trabajo. Todas las madres trabajadoras del mundo que quieran deberían de poder hacerlo, independiente del país donde vivan, del trabajo que desarrollen y la empresa que pertenezcan.

Hay que seguir trabajando para seguir avanzando, aún queda mucho por hacer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha