eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Ciudadanos completa el tripartito de la Troika

- PUBLICIDAD -

Reconozco que el discurso de Ciudadanos engancha. Es un partido con gente joven, guapa, simpática, que habla bien, es elegante, dicen que España no se toca, que van a mejorar la Sanidad y la Educación, que hay que regenerar la política, que los políticos no pueden tener tantos privilegios, que quieren prohibir las puertas giratorias... Es un discurso que, como digo, engancha... Si no te molestas en rascar un poco e informarte más allá de las alocuciones de Albert Rivera en los platós de televisión. Porque claro, si rascas se cae la capa de maquillaje. Y lo que queda debajo no es tan bonito.

Por ejemplo, eso de que Albert Rivera no está en política para lucrarse... No parece del todo cierto. Según la web del Parlament de Catalunya -donde Rivera fue diputado desde 2006 hasta bien entrado 2015-, cobraba unos 80.000 euros anuales. Muy lejos de los 3 salarios mínimos interprofesionales que tienen como límite, por ejemplo, los cargos de Podemos.

Este partido 'nuevo' lleva en el Parlament de Catalunya desde 2006. Y nueve años de votaciones dan para mucho. Para pedir retirar la tarjeta sanitaria a los inmigrantes, para negarse a condenar los crímenes del franquismo, para movilizarse junto a grupos xenófobos como Plataforma Per Catalunya (PxC), Falange o Tramuntana, para abstenerse en votaciones sobre la ley del aborto, para votar en contra de recuperar el impuesto de patrimonio y subir así impuestos a los más ricos o de restablecer el impuesto de sucesiones, que grava especialmente las herencias de más de 500.000 euros.

Dicen que son de centro, pero Ciudadanos se abstuvo en una votación para promover “todas las acciones legales” que fuesen necesarias para ilegalizar los grupos fascistas, nazis, xenófobos o homófobos que usan o propugnan la violencia. La fundación de Ciudadanos (Tribuna Cívica) ha burlado durante 4 años el control público de las donaciones que recibía. Y en las pasadas elecciones municipales tuvieron que expulsar a más de 60 candidatos entre miembros de listas fantasma, ultraderechistas o implicados en casos de corrupción... El propio Rivera estuvo afiliado al PP, y aquí en Aragón su formación se nutre de ex cargos del PP, PAR y UpyD. Partidos que no son, precisamente, de centro...

Pero hay más. Ha votado en contra de establecer un impuesto que gravara los depósitos bancarios -normal que Ciudadanos le guste tanto al presidente del BBVA-. Presumen de no tener imputados… Pero recolocaron al imputado Jordi Cañas de asesor en el Parlamento Europeo, donde forman parte del grupo ALDE (de derechas).

Y aún hay más. En Andalucía han llegado recientemente a un acuerdo con el PSOE para que no se investiguen más casos de corrupción relativos a los ERE hasta que pasen las elecciones de diciembre. En Zaragoza han pactado con el PP y el PSOE que el Ayuntamiento no pueda subir el IBI a las rentas más altas y las grandes superficies comerciales, impidiendo que la ciudad recaude 6,5 millones de euros anuales que vendrían muy bien para realizar políticas sociales y paliar la enorme deuda dejada por el PSOE.

Por cierto, los grandes fondos de inversión, que realmente son los que dictan a muchos gobiernos las políticas económicas y sociales a seguir, en pos de mantener el 'status quo' y sus enormes beneficios, están encantados con el auge de Ciudadanos. Saben que no les hará pupa, que sus propuestas económicas son casi las mismas que propone FAES, la fundación presidida por José María Aznar. Saben que representa la continuidad a las políticas de PP y PSOE. Y están encantados...

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha