eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bienestar Bienestar

La falta de sueño puede confundir tus emociones

Si alguna vez has pensado que dormir poco te altera el juicio, tienes razón.

- PUBLICIDAD -
Una noche sin dormir reduce la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40 %

Un estudio publicado recientemente por la revista  Journal of Neuroscience sugiere que la falta de sueño puede alterar no solo nuestro organismo, sino también nuestras emociones. El trabajo, realizado por la Universidad de Tel Aviv, da un paso más en el conocimiento sobre cómo controlamos (o no) nuestras reacciones sobre lo que ocurre a nuestro alrededor cuando dormimos poco.

Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores israelíes mostraron a un grupo de voluntarios tres imágenes que supuestamente evocan emociones: una “neutra” (una cuchara), una “positiva”, (un gato) y otra “negativa” (un cuerpo mutilado). Sobre cada una de ellas, colocaron unas lucecitas amarillas intermitentes que podían hacer moverse de distintas maneras. Les preguntaron en qué dirección se movían las luces.

Si los sujetos habían dormido bien, los voluntarios respondían con rapidez sobre las luces amarillas de la imagen neutra, pero en general se equivocaban en las de la positiva y la negativa. La explicación de los científicos es que la reacción emocional que les provocaba el gato y el cuerpo mutilado les dificultaba prestar atención a otros factores.

Si, por el contrario, los voluntarios no habían dormido en toda la noche, era incapaces de responder en cualquiera de los tres casos. “Tras una privación de sueño, hasta las imágenes neutras provocan de repente una reacción emocional”, afirman los investigadores liderados por la profesora Talma Hendler. “Perdemos el sentido de la neutralidad. La capacidad de nuestro cerebro de distinguir qué es lo importante queda comprometida. Es como si todo se volviera importante”.

Para cerciorarse, analizaron los cerebros de los voluntarios mediante un escáner. “Ante el insomnio, algunas zonas del cerebro no llegan a sincronizarse”, dice Hendler. “El resultado es que nuestras reacciones se vuelven desproporcionadas”.

Desde el Instituto de Medicina del Sueño, apuntan otras consecuencias derivadas de dormir poco: “El sueño se encarga de limpiar la memoria a corto plazo para dejar espacio a más información”. (…) Una noche sin dormir reduce la capacidad de asimilar conocimientos (…) Además de las pérdidas de memoria y recuerdo [si dormimos poco], nos volvemos más lentos y menos precisos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha