eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Condenas de hasta tres años y nueve meses de cárcel por las protestas de Can Vies

Los primeros juicios a manifestantes que participaron en las protestas de mayo contra el desalojo del Centro Social Okupado se saldan con cuatro condenados

Los abogados apuntan que recurrirán las sentencias y cuestionan el uso de los testimonios policiales como única prueba

- PUBLICIDAD -
Manifestación de apoyo a Can Vies por el centro de Barcelona / Enric Català

Policía secreta detiene a manifestantes en una manifestación de apoyo a Can Vies / ENRIC CATALÀ

Un juez de Barcelona ha impuesto penas de entre ocho meses y tres años y nueve meses de cárcel a cuatro condenados por los altercados registrados a finales de mayo de 2014 durante las protestas por el desalojo del centro 'okupado' de Can Vies, del barrio de Sants de la capital catalana.

De los cuatro condenados tras los juicios celebrados la semana pasada, Quim N. es al que el Juzgado Penal 28 de Barcelona ha impuesto la pena más alta, de tres años y nueve meses de cárcel, por atentado a agente de la autoridad con uso de instrumento peligroso con el agravante de disfraz --iba tapado con una bufanda, según recoge la sentencia-- al haber lanzado en la madrugada del 29 de mayo una botella de cristal a un mosso d'Esquadra que impactó en su escudo.

Andrés García Berrio, abogado de algunos de los acusados, apunta, sin embargo que habrá recurso en algunos casos. "Hay algo que los une a todos y es que la prueba es el testimonio de los agentes de Mossos d'Esquadra y en muchos casos caen en contradicción", asegura. En el caso concreto de Quim N. el letrado remarca que "no se han aportado pruebas objetivas como la supuesta botella que habría tirado o la supuesta bufanda que llevaba". Por un lado, dice, "hay contradicciones de los mossos y por otro testigos que excusan al condenado".

En diversas sentencias recogidas por Europa Press, el juez ha condenado a un año de cárcel a Sebastián V. y a Paula J. por los delitos de atentado a agente de la autoridad; a ocho meses de cárcel a Arturo L. por resistencia a la autoridad, y ha absuelto a Arturo S. de los desórdenes por los que estaba acusado.

El incidente con Quim N. se produjo durante los disturbios en la calle de Sants, cuando habría tirado la botella "de cristal grande" contra uno de los agentes uniformados que estaba a unos veinte metros; diez minutos después fue detenido en la calle Galileo, recoge el fallo.

Testimonios contradictorios

Arturo L. estaba en el cruce de rambla de Badal con Constitució huyendo de los furgones policiales, fue alcanzado por uno de los agentes y se opuso a su detención "dando golpes al mencionado policía, cayendo ambos al suelo y siendo finalmente reducido", dice la sentencia.

"En este caso lo único que justifica la condena son los testimonios de Mossos d'Esquadra, que además cayeron en muchas contradicciones, y en cambio una vecina de 60 años que vivía delante y no es sospechosa de nada lo vió desde su casa y asegura que Arturo no se resistió a nada", apunta García Berrio.

Además, asegura el letrado, "este caso pone en tela de juicio que hay detenciones arbitrarias y atestados no del todo ciertos; muestra que casos como el 4F se pueden volver a repetir y se repiten si no se actúa con la máxima profesionalidad desde todos los cuerpos y los jueces siguen avalando la versión policial".

Sebastián V. estaba sobre las 23 horas del 29 de mayo en la calle Creu Coberta lanzando piedras contra un cordón policial y luego en la calle Rei Martí colocó al menos un contenedor a modo de barricada para impedir el paso de los furgones policiales; al ser detenido, mostró "una fuerte oposición, dando golpes con los puños y patadas contra los agentes que pretendían detenerlo".

El mismo día y sobre la misma hora, Paula J., estando junto a unas 15 personas en la calle Watt, lanzó una piedra contra un mosso de paisano "con la intención de herirlo", según la sentencia que la condena a un año de cárcel.

Más reivindicaciones

Des de Can Vies reiteran su petición de "absolución y retirada de cargos de todas las represaliadas por la mala gestión política de un conflicto que inició el Distrito de Sants-Montuïc con su concejal Jordi Martí a la cabeza". En un comunicado crítico con las condenas, apuntan que esperan "la misma celeridad y dureza con la decena de mossos imputados por lesiones a manifestantes durante la semana de protestas en defensa del Centro Social Autogestionado Can Vies y que no queden impunes como ya nos tienen acostumbradas".

"Seguiremos defendiendo la gente que sale a la calle para reivindicar una Barcelona de los barrios de y para todas. Por ello, nos sumamos a la convocatoria de este miércoles 4F para gritar que estamos hartas de su impunidad y brutalidad", dice Can Vies en un comunicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha