eldiario.es

Menú

Entrevista | Carlos Francisco

"En Siria la gente se está muriendo de enfermedades que no podemos curar por falta de hospitales y material médico"

Hablamos con Carlos Francisco, coordinador general de Médicos Sin Fronteras en Siria, de la situación actual que se vive en Alepo y sobre cómo trabajan los profesionales sanitarios sobre el terreno.

Artículo publicado en El Diari de la Sanitat

- PUBLICIDAD -
Carlos Francisco es coordinador general de Médicos Sin Fronteras en Síria / MSF

Carlos Francisco es coordinador general de Médicos Sin Fronteras en Síria / MSF

En noviembre los bombardeos sobre Alepo (Siria) dejaron la ciudad sin hospitales y a cerca de 250.000 personas sin acceso a la sanidad, ni a cirugías o atención especializada. Carlos Francisco es coordinador general de operaciones en Siria por Médicos Sin Fronteras (MSF). Hablamos con él de la situación que se vive en el país y qué problemas se encuentran los profesionales de la salud.

Después de los últimos bombardeos ya no hay hospitales en Alepo. ¿Cuál es la situación actual? ¿Hay personal médico?

Desde que comenzó el asedio en julio, todos los hospitales que funcionan en el este de Alepo (todos ellos apoyados por Médicos Sin Fronteras, entre otras organizaciones) han sido dañados por los bombardeos, algunos de ellos más de una vez. Muchos se han visto obligados a cerrar temporalmente. Se han registrado más de 35 ataques en los hospitales de Alepo del este en este periodo. Los hospitales han sufrido continuos bombardeos desde el cielo y enfrentamientos en tierra desde que los ataques aéreos se reanudaron el 15 de noviembre de 2016 y dejaron hospitales y otras infraestructuras civiles completamente destruidas y fuera de servicio. Los bienes vitales, como los alimentos y la leche artificial para bebés, se están agotando.

A esto se añade que el combustible crucial para la ejecución de generadores de hospital, ambulancias y la maquinaria de construcción necesaria para reconstruir los hospitales también se están agotando. La gente está muriendo no sólo de heridas de guerra, sino también de enfermedades complejas que no podemos curar por falta de hospitales y material médico.

Por lo tanto, si no hay hospitales, ¿qué pasa actualmente con los heridos? ¿Donde pueden acudir los civiles?

Los equipos de MSF están en permanente contacto con médicos que comparten con nosotros una situación extremadamente difícil. Vivimos una extrema falta de servicios de salud, muchas ambulancias dañadas y fuera de servicio, caminos totalmente bloqueados por los escombros de los ataques aéreos... Todo esto hace que el movimiento de un lugar a otro sea muy difícil para cualquiera. El acceso a la atención médica es casi imposible y, en el este de Alepo, es casi inexistente para una población que lo necesita desesperadamente.

¿Como haréis frente a partir de ahora a la situación de guerra? ¿Qué objetivos y retos encaráis?

En MSF contamos con seis centros de salud en el norte de Siria y con varios cientos de empleados en el terreno. El problema es que no tenemos personal nuestro trabajando en la ciudad de Alepo hoy en día. Desde el año 2014, MSF ha apoyado el sistema de salud proporcionando medicamentos y suministros e incluyendo paquetes quirúrgicos de salvamento y equipo médico. Todo ello por los hospitales restantes en Alepo oriental y también por dos hospitales cercanos. También damos apoyo a centros de salud y de primeros auxilios en la zona. Antes del asedio enviaban cargamentos de suministros cada tres meses, ahora ya no. También se enviaron suministros adicionales en tiempos de emergencia, cuando el número de heridos aumentó repentinamente. Pero desde agosto no hemos podido hacerlo más.

Todas las partes en el conflicto deben facilitar y asegurar un paso seguro y sin obstáculos para los trabajadores médicos y humanitarios, así como la evacuación oportuna de los enfermos y heridos graves en las zonas donde pueden acceder a tratamientos y cuidados médicos especializados. El problema es que no lo hacen.

¿Llega ayuda humanitaria internacional en Alepo?  

El resto del territorio de Alepo oriental está bajo asedio desde julio y la última vez que fue posible llevar suministros fue a finales de agosto. La ayuda humanitaria y los suministros médicos no están entrando actualmente en la ciudad porque está sitiada. Tenemos 45 toneladas de suministros médicos, principalmente medicinas, algunos consumibles y también equipo médico, esperando para entrar en el este de Alepo con un convoy potencial. Podría llegar a la zona en pocos días. También tenemos ambulancias que podrían utilizarse para apoyar las necesidades médicas en el lado oriental de Alepo si pudiéramos asegurar el acceso. Sin embargo, todavía no hay acceso y a pesar de nuestros esfuerzos continuos para tratar de obtener suministros médicos y entrarlos, hoy por hoy es imposible. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha