eldiario.es

Menú

El Papa recibe al sindicato de manteros de Barcelona: "Seguid luchando"

El Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes ha sido uno de los colectivos invitados al tercer Encuentro Mundial de Movimientos Populares en Roma

- PUBLICIDAD -
Encuentro entre el representante de los manteros y el Papa Francisco

Encuentro entre el representante de los manteros y el Papa Francisco Osservatore Romano

"Buenas tardes, somos un grupo de inmigrantes que, ante la imposibilidad de tener un trabajo, hemos decidido sobrevivir con la venta en las calles de Barcelona". Moustapha Ndao no estaba nervioso. Pese a ser la primera vez que se enfrentaba a un auditorio a rebosar –cientos de personas escuchaban sus palabras– este vendedor ambulante de origen senegalés no titubeó: el Papa Francisco había ensalzado su causa minutos antes. "Seguid luchando", le dijo el Pontífice.

Ndao, quien lleva más de diez años vendiendo en las calles de Barcelona, fue el encargado el pasado 2 de noviembre de llevar la lucha del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes al tercer Encuentro Mundial de Movimientos Populares, organizado por El Vaticano.

Tres meses antes del viaje de Ndao, un correo electrónico sorprendió al Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes: la Santa Sede quería que el colectivo de manteros fuera uno de los representantes españoles en este encuentro de movimientos populares, titulado Tierra, techo y trabajo, que reúne a decenas de activistas por los derechos humanos de todo el mundo. Según explican fuentes del sindicato a Catalunya Plural, en un principio no reaccionaron a la invitación: "Nos llamaron varias veces pero no creíamos que fuera cierto".

El Sindicato de Vendedores Ambulantes atribuye la invitación al encuentro a la experiencia de la Iglesia en el conflicto abierto en Roma con los manteros. La presión de la Asociación de Comerciantes de Roma sobre los vendedores ambulantes de la capital italiana se prolonga ya varios años. La policía romana efectuó casi 20.000 confiscaciones de mercancía vendida ilegalmente en la ciudad sólo en 2014. "Mi tío, que vive en Italia, me insiste que debemos luchar, pues en Roma la situación es todavía peor que en Barcelona", destaca Ndao.

Para este mantero de 37 años el coloquio compartido con "una voz mundial por la lucha de los pobres", como califica al Papa, no supuso en ningún momento un dilema religioso –la mayoría de vendedores de Barcelona son musulmanes–, al contrario: "Todos luchamos por lo mismo", sentencia.

Después de compartir una extensa tertulia con el Papa Francisco, en la que Ndao le habló al Pontífice de un  compañero preso desde hace cuatro meses en Barcelona y de las "injusticias" que, a su parecer, comete la policía en la capital catalana, el mantero leyó un discurso donde ponía de relieve la importancia de la "organización" de los vendedores en la lucha por sus derechos y contra una "política racista" del Ayuntamiento.

Ndao afirma haber vivido en sus propias carnes la tensión que se respira en Barcelona, acrecentada los últimos días en torno a Plaza Catalunya; el mantero asegura haber recibido golpes y también varias multas, con sumas que alcanzarían los 1.000 euros.

El senegalés regresó el pasado lunes a Barcelona y se encontró con la ilusión de un colectivo, el de manteros, que, con poco más de un año de experiencia, ve como su lucha –declaran fuentes del mismo sindicato– "se expande". "Esto nos da fuerzas para seguir en las calles. He conseguido muchos más contactos de otros colectivos en la misma situación de precariedad que nosotros. Además, el Papa está luchando con nosotros ahora", concluye Ndao.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha