eldiario.es

Menú

Las calles volverán a ser de todos

Marea blanca en la plaza de Sant Jaume

Advierto que el título del artículo no tiene mucho que ver con lo que vendrá a continuación. Es un simple e ingenuo desiderátum para la Cataluña de los próximos años, en la que me gustaría que se dejara de hablar en términos tan excluyentes como los “nosotros” contra los “vosotros” que a menudo escuchamos en la calle y en los medios. Nosotros, los buenos, los del mandato popular, y vosotros, los agresores, los del 155, los colonizados, los represores, los golpistas. O nosotros, los buenos, los del respeto a la legalidad, y vosotros, los abducidos, los iluminados, los adoctrinadores, los golpistas.

Aventuro que nos espera una campaña crispada y dolorosa. De hecho, ya han empezado los primeros vómitos y delirios, en forma candidato amorrado a un surtido de alcachofas, y hasta el día 22 la fiebre no dejará de subir. Aconsejo a todo el mundo que se vacune contra el cólera. Una campaña no es momento para el deshielo, sino todo lo contrario, y por eso, y porque no volveré al teclado hasta pasadas las elecciones, prefiero olvidarla y centrarme en el día después.

Querría que a partir del 22 se empezaran a descolgar las banderas de los balcones (tengo la sensación de que algo de eso está ya sucediendo), y que sólo reaparecieran el 11 de septiembre o el 12 de octubre, según gustos. La mía estuvo saliendo al balcón puntualmente cada Diada durante treinta años o más. Ahora hace unos cuantos que reposa en un cajón y confieso que después de todo esto me costará rescatarla algún día.

Seguir leyendo »

La locura de las finanzas mundiales explicada razonablemente

Pantallas en la bolsa de Madrid

El articulista del Financial Times John Kay no es ningún agitador, es un economista británico de larga trayectoria en empresas, organismos públicos y escuelas de negocios. En su libro recién traducido El dinero de los demás (RBA Economía) hace una radiografía de la carrera alocada y nociva del mundo financiero. Escribe desde la primera página: “Los directivos que trabajan en estos despachos de lujo ganan más en un mes que la mayoría de la gente en toda la vida. Pero, ¿qué hacen? A una escala mucho más allá de lo imaginable, comercian entre ellos”.

La banca tradicional cumplía cuatro funciones: asegurar el sistema de pagos a través del que recibimos el salario o compramos con tarjeta, poner en contacto e prestamistas con prestatarios, gestionar las finanzas personales de los depositarios y, finalmente, gestionar los riesgos económicos de los usuarios a través de los seguros. El valor de este sector financiero era el del servicio que ofrecía, no el de sus beneficios internos.

Desde hace cuarenta años aquellas funciones de la banca ya no dominan el mundo financiero. Ahora el grueso de las finanzas se basa en el mercadeo a gran escala de “derivados”, una sofisticada multiplicación informática de derechos derivados de otros títulos sobre activos más o menos concretos (propiedades, ingresos, beneficios). El valor de los derivados en circulación triplica el de todos los activos materiales  del mundo. Del mismo modo, el mercado de divisas, el juego de compra-venta a gran escala según las oscilaciones de cada una, es casi cien veces superior al valor del comercio mundial de bienes y servicios.

Seguir leyendo »

La invisibilidad y precariedad de los trabajos de cuidados

Foto: EFE

En una economía capitalista, en que el centro de la actividad es la producción de bienes y servicios, quedan al margen actividades fundamentales para el desarrollo de la vida humana, como son las referidas a la economía de los cuidados. 

Nuestras sociedades han avanzado, aunque de forma parcial, en la incorporación de las mujeres al mundo del trabajo, y en gran parte gracias a la precarización y falta de derechos de miles de mujeres. Ellas son las que se dedican, cada día, al cuidado de nuestros hogares, nuestros hijos e hijas y personas mayores y dependientes en condiciones de gran desigualdad.

Cierto que en el año 2011 se dio un gran paso, aunque no suficiente, para la incorporación de un elevado número de personas empleadas del hogar a la seguridad social, eliminando su exclusión en función de las horas de trabajo. Esta modificación legal supuso incrementar en más de un cuarenta por ciento el número de empleadas de hogar de alta en la seguridad social. Sin embargo, este avance se vio truncado y estancado por la reforma operada por el gobierno del Partido Popular, que permitió trasladar la obligación de alta a las propias trabajadoras cuando el número de horas mensuales sea inferior a 60. Desde entonces el número de personas afiliadas como trabajadoras del hogar se ha estancado. 

Seguir leyendo »

Los derechos de los menores no pueden quedarse a las puertas de la frontera ni del CIE

Imagen de archivo de un menor migrante en situación de calle en Melilla

Las asociaciones y colectivos que trabajamos por el cierre de los Centros de Internamiento de personas Extranjeras (CIE) nos encontramos de manera relativamente frecuente un hecho muy grave: la presencia de menores no acompañados allí internados. Es necesaria una precisión inicial: los menores no acompañados (también llamados MENA) no pueden ser detenidos ni internados en un CIE, tal como disponen las leyes de protección del menor y la propia Ley de Extranjería. Aún y así, en los últimos meses hemos podido comprobar aquello que ya imaginábamos: que las autoridades competentes no tienen previsto hacer nada para cambiarlo, incumpliendo así su responsabilidad y su mandato.

Ante esto es necesario preguntarse: ¿ por qué motivo acaba un menor en un CIE si está prohibido por el ordenamiento jurídico? Las razones las encontramos en la falta de certeza que presentan los métodos de determinación de edad, así como en la implementación de un procedimiento jurídico que contraviene tanto las obligaciones internacionales contraídas por España como la propia normativa interna.

Las historias se repiten casi siempre de la misma manera: tenemos conocimiento que unos menores no acompañados están retenidos en el CIE; que llegaron juntos en una patera y que fueron interceptados por las autoridades españolas en algún punto de la costa. No llevaban ninguna documentación, pero manifestaron ser menores de edad. No todos lo hacen: algunos quieren pasar por adultos porque en su proyecto migratorio no preveen pasar un tiempo en un centro de protección. Otros, en canvio, lo dicen porque confían en esta protección. Lo que suele suceder entonces es que ante la falta de documentación y desconfiando de su palabra, se les aplican unas pruebas radiográficas de determinación de la edad, tal y como contempla el protocolo (según recoge el artículo 190 del reglamento de la Ley de Extranjería y el artículo 2 del reglamento de los CIE).

Seguir leyendo »

¿Importa nuestra dieta en el cambio climático?

Vacas de leche estabuladas, en Canarias

No hace falta ser un experto para darse cuenta de la realidad del cambio climático. Cada día lo estamos sufriendo. Los países más afectados por el cambio climático en los últimos años, han sido Haití, Zimbabue, Honduras, República Dominicana y Fiji. Pero como señala la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) en su informe de éste año, no solo afecta a países pobres y en vías de desarrollo, abarca también a Europa, especialmente a España, con olas de calor, inundaciones, tormentas y sequías (los pantanos en España están en mínimos históricos) e incendios forestales (como los recientes de Galicia y Asturias). La falta de lluvias, impide la limpieza de la atmósfera fuertemente contaminada por los gases provenientes de un parque automotor que no deja de crecer, y que sufrimos en las grandes ciudades españolas como Madrid y Barcelona. Nadie niega ya los efectos de la contaminación del aíre, con todas sus graves consecuencias sobre la salud de la población. Pero también sobre cultivos, plantas y otros seres vivos.

Las noticias en la prensa nos informan que las emisiones de CO2 han alcanzado un récord, y volverán a aumentar un 2% en 2017, después de 2 años de ligera reducción. Uno de los principales responsables es China por su mayor uso del carbón. Ante delegados de 195 países reunidos en Bonn la semana pasada, en la Conferencia de la ONU sobre el Clima (COP23), un grupo de países liderados por Francia (que anunció el abandono del carbón en 2021), exigió fechas para el abandono del uso del carbón, pero otro grupo en el que se encuentran Alemania (el 40 % de su electricidad proviene del carbón), Polonia y España no aceptan asumir compromisos. España tiene 15 centrales de carbón, que proporcionan casi un 20% de la energía eléctrica, fuente importante de CO2 y además deficitarias.

La presidencia Trump ha decidido sacar a EEUU del acuerdo de París sobre el Clima de 2015, de forma que globalmente los avances son muy débiles, en medio de la presión de grupos económicamente poderosos, que tratan de evitar que se lesionen sus intereses.

Seguir leyendo »

La esfera laboral, la gran olvidada en los procesos de recuperación de la violencia de género

Un momento de la manifestación celebrada el 8 de marzo de 2017 en Madrid

La violencia económica es una de las violencias de género más sutiles, a la vez que más paralizantes y enquistadas. El mantenimiento del poder en manos de los hombres es, en parte, porque poseen aquello considerado más valioso en una sociedad capitalista como la nuestra: el dinero.

Este tipo de violencia la sufrimos en diferentes ámbitos de nuestra vida (trabajo, familia, pareja...). Pero en un contexto en el que los afectos están muy presentes, en el que la carga emocional es mayor que en otros y en el que el mito del amor romántico hace tanta mella, es mucho más invisible el abuso y las mujeres nos vemos menos capaces de negociar.

En el marco de la violencia de género, la violencia económica es aquella que hace referencia a la desigualdad en el acceso a los recursos económicos que deberían ser compartidos entre el hombre y la mujer. Así, viene definida por el tipo de estratagemas que pone en práctica el agresor.

Seguir leyendo »

Continuemos hablando de lo que pasa en las prisiones

Centro Penitenciario de Brians I

A lo largo de las últimas semanas el movimiento independentista en Catalunya ha sufrido una de las operaciones represivas más grandes de los últimos años en el Estado español. Más de 700 alcaldes están bajo investigación policial, la Mesa del Parlament bajo fianza, profesores llamados a declarar y cualquier tipo de autogobierno suspendido via 155. Parte del Govern de la Generalitat en el exilio. Y el resto, conjuntamente con los Jordis, en la cárcel.

Una de las múltiples consecuencias de esta situación ha sido colocar la prisión en el centro de los pensamientos de gran parte de la sociedad catalana. Ni los presos sociales ni los políticos han ocupado nunca el foco de atención mediática como ahora. Algo que durante muchos años ha sido una realidad “silenciada”, que solo soportaban personas anónimas y su entorno más cercano, ahora ocupa tertulias y paginas de periódicos, pero también conversaciones familiares o entre amigos.

Son muchos los que han escrito cartas a los presos políticos catalanes o han seguido y compartido las experiencias de sus familiares. El dolor y la indignación ante las denuncias de vejaciones y vulneraciones de derechos a los que se les ha sometido, muchas de ellas habituales en el sistema penitenciario español. Han sentido el dolor de no poder acariciar a quien más quieres o el de ver a tus hijos a través de una mampara de cristal.

Seguir leyendo »

El sindicato mantero y sus remedios contra el pensamiento único

Parlamentos al final de una manifestación

En 1987, frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas, el entonces Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, dijo: "De Soto y sus colegas han estudiado la única escalera para el ascenso social. El libre mercado es el otro sendero hacia el desarrollo y el único sendero verdadero". Reagan se refería al empresario e investigador peruano Hernando de Soto y sus colegas eran, supongo, los investigadores del Instituto Libertad y Democracia (ILD), uno de los think-tank más influyentes del mundo o, en otras palabras, una de las puntas de lanza neoliberales responsable del diseño e implementación de reformas legales durante los últimos 30 años y cuyo objetivo principal ha sido empoderar a los pobres de medio mundo.

De Soto saltó a la fama en 1986 por su libro El otro sendero, en el que sostenía que los trabajadores informales eran empresarios no reconocidos por el Estado. Para el autor, la desigualdad en el mundo del trabajo estaba ligada al torpe papel del Estado frente a las empresas, y no debido a los modos de producción, extracción y explotación dominantes. Esta visión de la pobreza en el que cada pobre es una empresa, perdón, una pequeña empresa, se convirtió en un leitmotiv internacional y de Soto su vedette.

Este mantra ha calado hasta los huesos las políticas sociales y económicas a nivel global, no solo como medida para los países menos desarrollados o en vías al desarrollo, sino también para los rincones, barrios, comunidades, pueblos y suburbios para los que el desarrollo pasó de largo o, tal vez, ni vino, ni se le esperaba. Lamentablemente, no solo se ha extendido geográficamente, también lo ha hecho a través del eje político izquierda-derecha. Y, por esto, no es extraño que cuando nos preguntamos por las medidas que se han tomado, por ejemplo, acá en Barcelona, para trabajadores informales como los vendedores ambulantes o los chatarreros de la ciudad, la respuesta sea inmediata: cooperativa.

Seguir leyendo »

Ley de vivienda, vulneración de derechos o apoyo a la ciudadanía

Miembros de la PAH manifestándose

Lunes, 9h de la mañana en Salamanca, hora del desahucio de Isa. Lunes, 9.08h en Barcelona, desahucio de Najat. Lunes, 9.16h en Madrid, desahucio de Sara. Cada 8 minutos se ejecuta un desahucio y una familia se queda en la calle. Para que quede más claro, al terminar este artículo, una familia habrá perdido su hogar. Más de medio millón de familias han sido desahuciadas en la última década. El gobierno del PP ha jurado lealtad y pleitesía a la banca. No solo le ha regalado ingentes cantidades de dinero público, sino que ha velado porque sigan acumulando vivienda vacía, mientras desahucian y especulan con vidas en juego.

Llegó un momento en que el gobierno del PP ya no podía ignorar el problema frente a la presión social, y difundieron reformas como el fondo social de viviendas y la moratoria. Lo que no contaron eran las fuertes restricciones para que las familias se acogieran a estos mecanismos. Hoy son medidas que no llegan ni al 1% de las familias afectadas. Así podríamos resumir las políticas del PP, como los gestos del 1%. Y como respuesta desde la ciudadanía surgió la Ley Vivienda PAH: un texto de ley que recoge medidas para acabar con los desahucios, cancelar las deudas de por vida, regular los precios del alquiler, movilizar pisos vacíos de la banca y garantizar el agua, la luz y el gas. Medidas para llegar al 100% de las familias afectadas. 

Con esta iniciativa se solicitó a todos los grupos parlamentarios que se posicionarán: o estaban con la vulneración de derechos que perpetra el PP, o con la ciudadanía. Con esto, se les interpeló a mostrar su apoyo presentándose en el futuro día en que registren el texto de la Ley Vivienda PAH en el Congreso. Se plantea de manera abierta y plural, dando la oportunidad a todos los grupos parlamentarios de realizar propuestas y participar de un registro colectivo, iniciando así un debate democrático alrededor de un tema que continúa siendo vital para las familias. Y aquí es donde entra el PSOE, el único grupo parlamentario grande que todavía no se ha posicionado.

Seguir leyendo »

La bestia

Xavier Trias observa el parlament d'Alfred Bosch en un acte de Junts pel Sí

Es lunes 13 y como siempre que escribo un artículo dedicado al tema sufro por la velocidad de los acontecimientos. De momento todo está tranquilo, pero quien sabe si mañana hemos vivido otro hecho histórico según la lógica causa-efecto consistente en darnos unos días de paz hasta una nueva catarsis colectiva.

En realidad el texto ha cancelado más de una vez su redacción. Quise escribirlo el martes 30 por una serie de sucesos en los que Santi Vila figuraba con letras de honor. Fugado Puigdemont en su progresiva enajenación de la realidad el Conseller dimitido se presentó a un programa de televisión y hablo muy decidido de presentarse como cabeza de lista de su partido mientras optaba por un giro catalanista y criticaba el despropósito de las últimas semanas.

En el PdeCAT su discurso no sentó del todo mal. Marta Pascal dijo no saber nada de la huida belga y quizá hasta llegó a pensar que con Vila lograrían parar su debacle a través de un electorado moderado formado por falsos independentistas y personas deseosas de una vía que hundiera el relato de esos últimos años. A partir de esto hice mi propia quiniela electoral y pensé en un resultado muy ajustado con ERC ganadora con 35 escaños, Ciutadans con 28, El PDeCAT con 24, PSC 20 y las demás formaciones más o menos, con pequeñas variaciones, en la línea de 2015, eso sí, sin mayoría soberanista por el leve descenso de la CUP. Puigdemont estaba amortizado y regresábamos a la táctica del Peix al cove.

Seguir leyendo »